OnePlus 8, análisis: OnePlus sigue siendo OnePlus, con subida de nivel (y de precio) incluida

COMPARTIR 0 TWITTEAR

OnePlus 8 destacada

El primer dispositivo de OnePlus llegó hace exactamente 6 años. El OnePlus One era un smartphone fabricado en plástico, con un diseño que no se salía de lo normal. Sin embargo, su puesta a la venta supuso un antes y un después en el panorama Android. Era un terminal relativamente económico, pero con especificaciones que lo enfrentaban a dispositivos de precio bastante superior. Con su llegada escuché por primera vez el término flagship killer.

Con aquel Qualcomm Snapdragon 801 a la cabeza, plantaba cara a smartphones como el Samsung Galaxy S5, el Sony Xperia Z3 y el LG G3. Contaba también con una pantalla IPS de 5,5 pulgadas, una cámara trasera de 13 megapíxeles y una batería de 3.100 mAh. Las cosas han cambiado mucho desde entonces.

Tras el OnePlus 3, que salió al mercado en junio del año 2016, asistimos a un cambio de estrategia. Solo unos meses después, en noviembre, la firma china presentaba por primera vez un modelo “T”, un versión mejorada del terminal que había visto la luz en verano. Desde entonces, tenemos dos presentaciones al año, una en primavera y otra en otoño.

El año pasado vivimos otro cambio, la llegada de una versión “Pro”. El OnePlus 7 Pro se convirtió en uno de los mejores dispositivos que probamos durante el 2019, con una enorme pantalla de 6,67 pulgadas y 90 Hz de tasa de refresco. Hace unos meses fueron presentados los OnePlus 7T y 7T Pro, predecesores del terminal del que hemos venido a hablar.

La compañía china acaba de dar a conocer sus nuevos dispositivos, los OnePlus 8 y 8 Pro. Durante los últimos días he utilizado como smartphone personal el OnePlus 8, concretamente el modelo de 12 GB de RAM y 256 GB de memoria interna. Si buscas una de las experiencias más rápidas y fluidas, puede ser el mejor. Esto es todo lo que puedo contarte sobre la octava generación del terminal chino.

Índice de contenidos:

OnePlus 8, ficha técnica

OnePlus 8
Especificaciones
Dimensiones 160,2 x 72,9 x 8 mm | 180 gramos
PantallaSuper AMOLED de 6,55 pulgadas FullHD+ con tasa de refresco de 90 Hz, 20:9 y HDR10+
Densidad de píxeles402 PPP
ProcesadorQualcomm Snapdragon 865 5G | GPU Adreno 650
RAM8/12 GB LPDDR4X
Sistema operativoOxygenOS sobre Android 10
Almacenamiento128/256 GB UFS 3.0
CámarasTrasera triple: Sony IMX586 de 48 MP (0,8 µm) f/1.75 con OIS + EIS + Macro de 2 megapíxeles (1,75 µm) f/2.4 + “Ultra Wide” de 16 MP f/2.2 (116º) / Flash LED Dual, PDAF+CAF
Frontal: 16 MP (1 µm) f/2.0 con enfoque fijo y EIS.
Batería4.300 mAh con carga rápida Warp Charge 30T (30W)
OtrosAlert Slider, altavoces estéreo con Dolby Atmos, lector de huellas dactilares óptico en pantalla, USB 3.1 Tipo C, Dual Nano-SIM
ConectividadWi-Fi 6
Bluetooth 5.1 con soporte aptX y aptxHD, LDAC y AAC
NFC
GPS (L1+L5 Dual Band), GLONASS, BeiDou, SBAS, Galileo, A-GPS
Fecha de salida21 de abril
Precio de salida709 euros

Lo mejor del OnePlus 8

Diseño y pantalla

Trasera del OnePlus 8

No hay que mirar dos veces para saber que estamos ante uno de los dispositivos de OnePlus, nos encontramos con unas líneas de diseño muy similares a las de sus predecesores. Su trasera es de cristal, pero al igual que los modelos que conocimos el año pasado, cuenta con un tratamiento mate. La principal ventaja es que las huellas no quedan tan marcadas, pero le otorga además un tacto muy suave, es uno de los smartphones que mejor sensación me ha dado en mano. Durante estos días he utilizado el acabado Glacial Green, que a pesar de su nombre pasa en la mayoría de ocasiones por azul. Lo mejor llega cuando incide la luz, ya que aparecen tipo de reflejos verdosos que le otorgan una apariencia muy atractiva.

Sus laterales cuentan con un acabado metálico, también con un toque azulado. En el marco izquierdo encontramos los botones de subir y bajar volumen, en el derecho, el botón de desbloqueo y una de las señas de identidad de OnePlus, el Alert Slider. El pequeño botón deslizable cuenta con 3 posiciones que podrás personalizar para gestionar las notificaciones a tu manera. Los smartphones de Apple presentan un botón que también nos permite gestionar las notificaciones, pero creo que este pequeño está un escalón por encima.

Existen dos cambios importantes respecto al OnePlus 7T, uno en la trasera y otro en el frontal. El hermano pequeño del OnePlus 7T Pro introdujo un módulo circular para las cámaras, algo parecido a lo que incorpora el Huawei Mate 30 Pro y totalmente diferente a lo que habíamos visto hasta el momento en la firma china. En este caso nos topamos con un módulo más tradicional, similar al del OnePlus 8 Pro y generaciones anteriores. El otro cambio llega con su pantalla.

El smartphone de OnePlus cuenta con un panel Fluid AMOLED de 6,55 pulgadas, resolución Full HD+ y tasa de refresco de 90 Hz. Mantiene el tamaño del 7T, pero ha curvado sus laterales y se ha deshecho del notch. La firma china también ha dicho adiós a la cámara pop-up de los modelos “Pro”, ahora nos topamos con un agujero para la cámara en ambos terminales. No es el único fabricante que ha dejado atrás los sistemas mecánicos, es algo que seguiremos viendo durante el año 2020.

Detalle OnePlus 8

Nos encontramos con un muy buen panel, con una tasa de refresco a la que podríamos haberle pedido algo más, pero que sigue dando una agradable fluidez. Los ángulos de visión son buenos –los paneles curvos siempre empañan este apartado– y el brillo correcto, suficiente para no tener problemas a plena luz del día. La potencia de sus colores y el aprovechamiento del frontal dan lugar a una pantalla muy llamativa que además es compatible con HDR10+.

Si te diriges a los ajustes del dispositivo, en el apartado Avanzado dentro de Pantalla, tendrás la posibilidad de configurarla a tu gusto. Selecciona entre colores más o menos intensos, modifica la tasa de refresco, incluso oculta el agujero creando un marco artificial. Durante estos días la he utilizado en modo Avanzado, con la opción Amplia gama de colores AMOLED activada, y me he sentido muy cómodo.

El lector de huellas óptico de este OnePlus 8, que se encuentra bajo su panel, es uno de los más rápidos y precisos que he probado hasta ahora. A pesar de que no cuenta con una superficie demasiado amplia, no ha fallado en prácticamente ninguna situación, incluso he podido desbloquear el dispositivo sin demasiadas complicaciones con las manos húmedas.

Lector de huellas en OnePlus 8

Rendimiento y experiencia

El rendimiento de este OnePlus 8 es más que sobresaliente, gracias al Qualcomm Snapdragon 865 y sus 12 GB de memoria RAM. El procesador de Qualcomm es compatible con la tecnología 5G y ha sido fabricado en un formato de 7 nanómetros. Llega con 8 núcleos, un Cortex A77 a 2.85GHz, tres Cortex A77 a 2.4GHz y cuatro Cortex A55 a 1.8GHz.

Es el procesador más potente que puede incorporar un terminal Android y mueve sin ningún problema las aplicaciones y juegos más exigentes, con todas las configuraciones al máximo. Se disfruta mucho de cualquier juego, tanto por su potencia como por su pantalla, en la que uno queda totalmente sumergido. No lo he comentado, pero el móvil de OnePlus cuenta también con un doble altavoz que se escucha bastante bien.

Es el móvil más rápido que he probado nunca, así de simple.

Durante este tiempo, la experiencia diaria ha sido el factor diferencial. El software de OnePlus funciona realmente bien, cuenta con unas transiciones rápidas que junto a la tasa de refresco del panel hacen que el dispositivo vuele en cada una de las tareas. Es el móvil más rápido que he probado nunca, así de fácil. Y eso que no llega a los 120 Hz.

Pantalla del OnePlus 8

OxygenOS es la capa de personalización que más cómodo me hace sentir, con mucha diferencia. Es la que más se acerca a la experiencia que otorga un Google Pixel, incluso creo que le supera en algunos apartados. La personalización es uno de los principales, gracias a las múltiples opciones que podemos encontrar en sus ajustes. Podrás toquetear todos los componentes de la interfaz y cambiarlos a tu antojo, el color principal, la forma de los iconos, la barra de notificaciones, incluso la animación del lector de huellas.

El Alert Slider es una de esas características que pueden parecer triviales en un primer momento, pero que se hacen imprescindibles con la costumbre. Podrás configurarlo fácilmente en el apartado de Botones y gestos, disfrutando de 3 perfiles diferentes: silencio, vibración y sonido de timbre. ¿Estás en casa y esperas una llamada? Sonido de timbre. ¿Vas a trabajar y no quieres distracciones? Desliza el botón hasta la posición de silencio.

También creo que merece unas líneas el modo Fnatic, el particular espacio de juego que ha incorporado OnePlus en sus nuevos dispositivos. Estando activado, las notificaciones aparecerán de una forma mucho más sencilla, apenas molestan si te encuentras jugando unas partidas. Además, el dispositivo centrará sus capacidades para que la experiencia de juego sea la mejor posible.

Autonomía

Los 4.300 mAh del OnePlus 8 no parecen algo sorprendente teniendo en cuenta que nos encontramos con un panel de 6,55 pulgadas y una tasa de refresco de 90 Hz. Sin embargo, los resultados sí que lo han sido. En un día normal de uso, con alguna partida a Call of Duty: Mobile, bastante mensajería instantánea, Twitter, YouTube y Netflix, he superado las 9 horas y media de uso. Por supuesto, con los 90 Hz activados en todo momento.

En una jornada algo más exigente, haciendo fotografías para este análisis, jugando bastante y con unas cuantas horas de series, los números no han dejado de ser satisfactorios, alcanzando las 8 horas de pantalla sin ningún apuro. Sea cual sea tu uso, no tendrás problemas para llegar al final del día, incluso puede que alcances los dos días de uso si no lo exprimes demasiado.

Su tecnología de carga rápida, Warp Charge, ha sido una de las referentes durante los últimos años. No es la más rápida que he probado, pero cuenta con una velocidad que, junto a su buena autonomía, te deja tranquilo. Su batería totalmente agotada es capaz de llegar al 50% en poco más de 20 minutos, para el 100% tendrás que esperar algo más de 1 hora. Volvemos a quedarnos sin carga inalámbrica, pero creo que todo lo bueno que acabo de comentar es suficiente para compensarlo.

Lo no tan bueno del OnePlus 8

¿Dónde quedó el flagship killer?

El OnePlus One salió a la venta con un precio de 269 euros. Contaba con algunas de las mejores especificaciones del momento, una pantalla Full HD de 5,5 pulgadas, el Snapdragon 801, 3 GB de memoria RAM y un software diferenciador gracias a CyanogenMod. La segunda edición del terminal chino llegó al mercado por 339 euros, una subida de 70 euros respecto a su predecesor. En su interior, uno de los procesadores estrella del momento, el Qualcomm Snapdragon 810.

Al año siguiente llegaron el OnePlus 3 (399 euros) y el OnePlus 3T (439 euros), de nuevo con características muy similares al resto de la gama alta. En aquel momento, un dispositivo como el Samsung Galaxy Note 7 –dejemos a un lado las explosiones– costaba 859 euros. Algunos de los terminales de gama alta de aquel año seguían siendo mejores que los exponentes de OnePlus, pero la diferencia de precio convertía al dispositivo chino en una gran compra.

Logo OnePlus

El número 4 es sinónimo de mala suerte en el calendario chino, motivo por el que saltamos directamente al OnePlus 5, que salió a la venta por 499 euros. El OnePlus 5T fue la única renovación que mantuvo el precio y con el OnePlus 6 el salto solo fue de 20 euros. El coste del dispositivo más básico de OnePlus siguió aumentando edición tras edición hasta los 599 euros del OnePlus 7T, que vio la luz hace 6 meses.

El precio de los smartphones ha ido subiendo de forma progresiva, sabemos que OnePlus no ha sido la única. De hecho, el Xiaomi Mi 10 ha llegado al mercado por 799 euros, con un salto de 300 euros respecto al Mi 9. Lo importante es que la diferencia entre los dispositivos de OnePlus y los buques insignia de Samsung, Huawei o Sony ya no es la que fue en un principio. El Samsung Galaxy S20 salió a la venta por 909 euros y el Huawei P40, más reciente, por 799 euros.

Lo que ofrecía el OnePlus 7T respecto a sus competidores el año pasado, ¿es tan diferente a lo que ofrece ahora mismo el OnePlus 8? Los 709 euros suponen un salto de 150 euros respecto al OnePlus 7, 110 si lo comparamos con el OnePlus 7T. Los nuevos smartphones de OnePlus siguen siendo una gran compra, por supuesto, cuentan con unas grandes especificaciones y ofrecen una experiencia de usuario que atrapa. A pesar de todo, ya no podemos recomendarlos con la facilidad de hace unos años.

Así son las cámaras del OnePlus 8

Cámaras del OnePlus 8

En la trasera del OnePlus 8 encontramos 3 lentes dispuestas en posición vertical. Como sensor principal, un Sony IMX586 de 48 megapíxeles, con focal 1.75. Llega junto a un gran angular de 16 megapíxeles y 116º, además de un sensor macro que disfruta de una apertura 2.4. Por otro lado, en el agujero de su frontal, una cámara de 16 megapíxeles.

No creo que incorporar un sensor “macro” en lugar de un teleobjetivo sea la elección más adecuada, por un motivo muy sencillo. Vamos a sacarle mucho menos partido a este nuevo sensor. En cualquier caso, durante estos días he intentado tomar fotografías en diferentes condiciones, con las limitaciones de la cuarentena que vivimos en países como España. Estas son las conclusiones a las que he llegado.

Fotografías de día y modo retrato

Las fotografías que he podido tomar con el OnePlus 8 son buenas, sobre todo a plena luz del día. La cámara principal del terminal –ajustada por defecto a 12 megapíxeles– es capaz de obtener una gran cantidad de detalle hasta en situaciones complicadas. Cuenta con un buen rango dinámico y es capaz de gestionar bien las altas luces, aunque te encontrarás con colores bastante saturados.

También podrás recoger buenas imágenes con su gran angular, aunque la pérdida de detalle se hace patente en las esquinas de la fotografía. Esta es todavía mayor a la mínima pérdida de luz, cuando aparece bastante ruido.

Su sensor macro no me ha terminado de convencer, con fotografías en las que es difícil saber qué objeto estamos enfocando. Se deben realizar varias fotografías para encontrar la más adecuada, evitando fallos de color y sujetos totalmente desenfocados. El modo retrato sí que me ha gustado, con un recorte muy correcto y un amable efecto bokeh. Las fotografías resultantes son bastante agradables, disfrutan de un desenfoque natural y progresivo.

Modo noche

“Paisaje nocturno” es la opción que tendrás que seleccionar para tomar fotografías de noche. Nos encontramos con resultados positivos, las cámaras de este OnePlus captan una gran cantidad de luz y un buen nivel de detalle, sobre todo en tomas sencillas. Sin embargo, si los sujetos se alejan o nos situamos ante paisajes algo más complicados, los resultados bajan el nivel.

Cámara frontal

En buenas condiciones, los selfies que toma el OnePlus 8 cuentan con bastante detalle. Respetan el color de la piel y sus imperfecciones, no suavizan en exceso los rasgos. Como en muchos otros dispositivos, las cosas cambian cuando cae la luz, con aparición de ruido y una notable pérdida de nitidez.

OnePlus 8: conclusiones y opinión

OnePlus 8 cámaras

Al igual que ediciones anteriores, el OnePlus 8 vuelve a contar con un factor que lo diferencia del resto, la experiencia en el día a día. OxygenOS es una capa que respeta las líneas de Android en su versión más pura, con añadidos que se traducen en un software tremendamente personalizable. Junto a los 90 Hz de su pantalla, ofrece una constante sensación de fluidez y velocidad.

Es un dispositivo con el que podemos disfrutar de las aplicaciones y juegos más exigentes, como cualquier otro terminal que incorpore el Snapdragon 865. No se le puede achacar nada a su rendimiento, es uno de los smartphones más potentes de la actualidad y dejará satisfecho a cualquiera. Por otro lado, siempre he tenido a la tecnología de carga rápida de la firma asiática como una de las mejores, pero el OnePlus 8 sorprende, sobre todo, por las horas de pantalla.

El apartado fotográfico ha sido la principal debilidad de OnePlus durante los últimos años, a pesar de que la mejora edición tras edición también ha sido notable. Las fotografías que he tomado con este OnePlus 8 son buenas, pero siguen estando un escalón por debajo de la competencia. En pleno 2020, y con la subida de precio que ha experimentado, esperaba algo más. Recomendar el dispositivo más básico de OnePlus no es tan fácil como lo era hace algún tiempo. La subida de precio los acerca todavía más a los gama alta de firmas tradicionales, y se les debe exigir lo mismo que a estos.

OnePlus 8: precio y dónde comprarlo

El OnePlus 8 saldrá a la venta el próximo martes 21, con un precio base de 709 euros. La versión que hemos analizado, de 12 GB de RAM y 256 GB de memoria interna, llegará con un precio de 809 euros. Podrás comprarlo en la web oficial de la marca y pronto estará disponible en otras tiendas.

OnePlus 8, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el OnePlus 8?
A favor
  • Muy bien diseñado, con 90 Hz y una de las mejores pantallas.
  • No se le puede pedir más en rendimiento.
  • Su autonomía te dejará tranquilo.
  • La experiencia en el día a día vuelve a ser diferencial.
En contra
  • Sus cámaras siguen sin dar el nivel que nos gustaría.
  • La subida de precio es notable, por eso debemos exigirle más.
Conclusiones El OnePlus 8 es un excelente dispositivo, con un bonito diseño, una pantalla espectacular y una gran autonomía. Sus cámaras siguen teniendo mucho contra lo que competir, pero lo más importante del terminal chino es la experiencia que otorga al usuario.
Puntuación

8,75OnePlus 8

La experiencia más rápida sube de precio.

Únete a nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todas las últimas horas de Android. Si lo prefieres, también puedes segurinos en Instagram.

Sigue a Andro4all

Archivado en Análisis de móviles, OnePlus
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion