¿Importa el procesador a la hora de comprar un smartphone?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

A la hora de comprar un smartphone nuevo, muchas son las variantes a tener en cuenta. Hay gente que compra móviles según su diseño, según su cámara de fotos o según (evidentemente según su precio). Muchos de vosotros diréis que también según su potencia y procesador, porque la realidad es que no es lo mismo tener un dispositivo con un Qualcomm Snapdragon 865 que con un Kirin 990, pero la verdad y sinceros, la mayor parte de la gente no tiene ni idea de qué procesador tienen sus teléfonos.

Hace ya un tiempo, un estudio de mercado de la firma Global Web Index mostraba cuales eran las principales preocupaciones de los consumidores a la hora de adquirir un smartphone. Dicho estudio aunque ya tenga un tiempo, lo cierto es que es totalmente válido a día de hoy y viene a confirmar que a un usuario medio le da prácticamente igual el procesador de un smartphone –seguramente no sabrá la diferencia entre un Exynos o un Snapdragon– ya que solo quiere que su nueva adquisición funcione bien.

¿Debería importarnos el procesador a la hora de adquirir un smartphone?

Así es la parte trasera de un OnePlus 8 Pro

¿Es importante un procesador a la hora de adquirir un smartphone?

El resumen del estudio es que a los consumidores les importa la batería del teléfono, el espacio de almacenamiento, la cámara y que vaya rápido. Y ojo, porque vaya rápido no significa que deba tener el mejor procesador del mercado. Pongamos un ejemplo con Samsung. Si bien su dispositivo más potente es el Samsung Galaxy S20 Ultra, su smartphone más vendido durante este primer trimestre de 2020 ha sido el Galaxy A51. En cuanto a especificaciones el S20 Ultra gana por goleada, pero eso a la gente le da igual. El A51 tiene una buena autonomía y un buen rendimiento, y eso a la gente le vale.

Pero tampoco nos vamos a engañar. El Galaxy A51 es mucho más barato que cualquier Samsung de gama alta y eso también se tiene en cuenta. No todo el mundo puede gastarse 1.000 euros en un gama alta y por eso apuestan por teléfonos más económicos. Pero hagamos otra prueba. Cojamos a un usuario medio, ese típico usuario que no sabe de especificaciones y vamos a darle un OnePlus 8 Pro con su Snapdragon 865 y un Huawei P40 Pro con su Kirin 990.

Prácticamente todos aquí sabemos que el Snapdragon tiene un rendimiento muy superior al Kirin, pero seguramente este usuario medio no encuentre diferencia alguna. Podrá decir que el OnePlus es algo más rápido pero no sabrá mucho más ni las razones de ello. Verá que sus aplicaciones como WhasApp o sus redes sociales se abren igual de rápido en ambos terminales y el resto le dará igual. También verá que la cámara de ambos dispositivos está muy bien y que la batería le dura más en uno que en otro, pero no le dará mucha más importancia. Este usuario no dirá al igual que AnTuTu, que el 865 es muy superior a cualquier otro procesador ya que a este usuario le importa entre cero y nada las partes técnicas. Él quiere un smartphone bonito, que vaya bien y al que le dure la batería.

De ahí que tal vez los que más sepamos del tema debamos mirar menos los números y más la experiencia de usuario. Porque al fin de cuentas el procesador es un elemento más de una compleja maquinaria y por sí solo no hace que un teléfono sea mejor que otro. Porque sinceramente y en el día a día, la diferencia de rendimiento entre los diferentes gama alta del mercado es prácticamente inapreciable.

Entérate siempre de la última hora de Android en nuestro canal oficial de Telegram, ¡únete!

Sigue a Andro4all

Archivado en Móviles, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion