Google Pixel 4a, análisis: fotografía de gama alta en un Pixel a precio de Nexus

El Pixel 4a es uno de los móviles más esperados de 2020. Ahora, al fin, lo hemos probado a fondo. Esta es nuestra opinión.

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El Google Pixel 4a es el mejor Pixel para la mayoría, y uno de los mejores teléfonos del segmento de la gama media androide de 2020.

Pese a haber llegado algo más tarde de lo previsto, el último terminal de Google demuestra que combinar un apartado fotográfico de gama alta con la mejor experiencia con Android posible, todo ello sumado a un apartado técnico solvente y un precio aún más bajo que el del Pixel 3a, funciona.

Y es que aún habiendo modificado ligeramente la fórmula con respecto al año pasado –al ofrecer un único modelo en lugar de dos–, Google ha vuelto a dar con la clave con este Pixel 4a, rompiendo de nuevo las reglas no escritas de la gama media. Esas que dicen que un móvil de 400 euros no puede tener una de las mejores cámaras del mercado.

A eso, además, hay que sumar todas las mejoras que hacen que el Pixel 4a sea un móvil aún más completo y equilibrado que el modelo del año pasado, y así nos lo ha demostrado tras nuestra prueba a fondo.

Parte trasera del Pixel 4a en color negro

El Pixel 4a llega en un único color: negro.

Índice de contenidos:

Pixel 4a, ficha técnica

Google Pixel 4a
Especificaciones
Dimensiones144,2 x 69,5 x 8,2 mm
143 gramos
PantallaOLED de 5,81 pulgadas 19,5:9
Gorilla Glass 3
HDR
Always on Display
ResoluciónFull HD+ (2340 x 1080 píxeles) 443 ppp
ProcesadorQualcomm Snapdragon 730G
RAM6 GB
Sistema operativoAndroid 10
Almacenamiento128 GB UFS 2.1
CámarasTrasera: principal de 12,2 MP ƒ/1,7, píxel de 1,4 μm, autoenfoque y detección de fase con tecnología Dual Pixel, OIS + EIS. Flash LED | Vídeo hasta 4K a 30 FPS
Frontal: 8 MP ƒ/2,0 con enfoque fijo y tamaño de píxel de 1,12 μm | Vídeo hasta 1080p a 30 FPS
Batería3.140 mAh con carga rápida de 18W (USB Power Delivery)
OtrosLector de huellas trasero Pixel Imprint con soporte para gestos, puerto para auriculares de 3,5 milímetros, altavoces estéreo, Google Lens, USB 3.1 Tipo C, Double Tap To Wake, Now Playing, Chip Titan M, tres años de actualizaciones aseguradas.

Lo mejor del Pixel 4a

Rendimiento y experiencia general

Nadie sabe hacer Android como Google, y basta con probar un Pixel para darse cuenta de ello. Puede que la ficha técnica del Pixel 4a no sea la más abultada de entre los móviles de su segmento –sin ir más lejos, el OnePlus Nord equipa un procesador más potente y más memoria RAM, costando solo 10 euros más–, pero en el día a día la experiencia con el software de Google es tan buena que los números quedan relegados a un segundo plano.

El Snapdragon 730G, sumado a los 6 GB de RAM, hace que todo se mueva con gran soltura y que la experiencia no sea muy diferente a la que se podría obtener con uno de los modelos de la serie Pixel 4, varios cientos de euros más caros que este Pixel 4a. El terminal tampoco sufre en exceso a la hora de ejecutar juegos pesados, si bien en ese sentido los tiempos de carga sí llegan a ser algo más elevados que en un móvil con un procesador de líneas superiores. Sea como fuere, durante mis pruebas no he echado en falta más potencia en ningún momento.

“La experiencia con el software de Google es tan buena que los números quedan relegados a un segundo plano.”

La memoria RAM extra con respecto al modelo del año pasado también ayuda, principalmente al permitir mantener un mayor número de aplicaciones abiertas en segundo plano, sin miedo a que estas acaben siendo cerradas automáticamente por el sistema operativo. No obstante, confío en que a partir de este año, Google decida implantar los 8 GB como base en la serie Pixel, comenzando por el futuro Pixel 5.

El Pixel 4a llega con Android 11.

El Pixel 4a llega con Android 10, y será uno de los primeros móviles en actualizar a Android 11.

Eso en cuanto a rendimiento. Sobre la autonomía, es conveniente mencionar que, si bien sus 3.150 mAh no hacen maravillas, el hecho de usar un procesador que destaca en cierto modo por su eficiencia, y un software bien optimizado hacen que la autonomía del teléfono sea más que correcta, y se encuentre al nivel de lo esperado en un móvil de este precio, siendo capaz de aguantar la jornada de uso llegando a superar las cinco horas de pantalla encendida. En ese sentido, llega incluso a superar los números que era capaz de ofrecer el Pixel 4 –la versión de tamaño reducido, no el modelo XL–.

Hay muchos más detalles y aspectos que suman puntos a la experiencia con el Pixel 4a, y que lo hacen único frente a otros terminales de su misma categoría. Es el caso del nuevo Asistente de Google, más rápido gracias a una mayor integración en el dispositivo y con una interfaz más pulida; añadidos como el modo Always on Display o la función “Está sonando” capaz de detectar la música que suena a nuestro alrededor para mostrarnos el título de la canción y su artista, sin necesidad de conexión a Internet.

También he de detenerme en el excelente motor háptico que incluye este terminal, al nivel del incluido en los Pixel 4 y, como tal, uno de los mejores que se pueden encontrar en un terminal Android, capaz de ofrecer una respuesta de vibración firme y agradable tanto al escribir como al interactuar con otros elementos del sistema.

Lo mismo sucede con el audio, que gracias al apoyo que ofrece el auricular de la parte superior, la experiencia de audio estéreo suma muchos puntos al apartado multimedia del dispositivo. Además, la calidad del audio es buena y no distorsiona en exceso en los niveles más altos.

Nuevo asistente de Google

El nuevo Asistente de Google debuta en español junto al Pixel 4a.

A grandes rasgos, la experiencia que ofrece el software y los detalles del Pixel 4a es exactamente la misma que ya ofrecía el Pixel 4, de modo que una de las grandes bazas de los Pixel se mantiene en este modelo asequible. Eso, por supuesto, incluye el mínimo asegurado de tres años de actualizaciones del sistema y de seguridad. Y dado que su lanzamiento se produce solo unas semanas antes de la llegada de Android 11, algo me dice que, muy probablemente, Google no vaya a dejar al Pixel 4a sin la futura actualización a Android 14 que debería llegar en 2023, haciendo de este modelo el primero de la serie Pixel en recibir cuatro actualizaciones del sistema operativo.

Diseño y pantalla: a veces, menos es más

Es hora de comenzar a diferenciar entre diseño premium y buen diseño. Para los estándares actuales, el cuerpo de plástico del Pixel 4a tiene más bien poco de premium. Eso, sin embargo, no significa que sea un terminal mal diseñado. Todo lo contrario.

Su chasis, uno de los más compactos y ligeros que hayamos probado este año con tan solo 14 centímetros de altura –solo un centímetro más que el iPhone SE 2020— y 143 gramos de peso que harán las delicias de los amantes de los móviles pequeños, cuenta con un acabado mate suave que sienta genial a la mano, y cuya diferencia con respecto a la combinación de vidrio y aluminio de los modelos más caros de la serie Pixel 4 no es tan fácil de percibir como podría parecer.

De hecho, el formato de este Pixel 4a tiene alguna que otra ventaja, como por ejemplo el hecho de que su trasera está construida en una sola pieza de plástico que se extiende por los laterales hasta encontrarse con la pantalla, de modo que no encontramos bordes ni desniveles a la hora de recorrer el cuerpo del terminal con los dedos.

“Con solo 14 centímetros de altura y 143 gramos de peso, el Pixel 4a hará las delicias de los amantes de los móviles pequeños”.

Por lo demás, hablamos de un terminal de aspecto sobrio, con una estética que combina las líneas del anterior Pixel 3a con las de la última generación de léfonos de Google, de forma que contamos con una trasera totalmente lisa, sin el acabado en dos tonos que desapareció tras la llegada de los Pixel 4, pero con un lector de huellas capacitivo situado a su espalda.

El sensor de huellas, por cierto, es muy rápido y preciso, y su posición hace que quede accesible en todo momento al utilizar el móvil, ya sea con una o dos manos.

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, vale la pena mencionar que, a diferencia del resto de modelos de la serie Pixel, el 4a sí incluye un puerto para auriculares de 3,5 milímetros.

Moviles Pixel de Google

Un Pixel 4a negro, junto a un Pixel 4 XL de color blanco.

Rodeada por el cuerpo del terminal está la pantalla OLED de 5,81 pulgadas que ocupa casi la totalidad del frontal de este Pixel 4a y está liderada por un pequeño orificio situado en la parte superior izquierda del panel.

Se trata, sin duda, de una de las joyas de la corona de este terminal, gracias a una muy buena reproducción de color con un balance de blancos equilibrado, una buena nitidez dado su tamaño y resolución, y un nivel de brillo máximo que llega a sorprender –diría que el panel es más luminoso que el de mi Pixel 4 XL–

Además de eso, como los Pixel 4, este modelo cuenta con la función de atención a la pantalla, que la mantiene encendida mientras la miramos. También incorpora añadidos dignos de modelos más caros tales como la posibilidad de cambiar el balance de blancos y la saturación de los colores, o el soporte para contenido HDR.

Lo peor del Pixel 4a

Pequeñas carencias

Móviles Google Pixel 4a y Pixel 4 XL

Algunos detalles de los Pixel 4 no están presentes en el Pixel 4a.

El Google Pixel 4a no es perfecto. Como ningún otro móvil lo es, menos aún si hablamos de uno de menos de 400 euros. Y aunque puede que sea uno de los terminales que más se acerca a la excelencia de entre todos los de su categoría, no está libre de carencias y defectos. Estos son algunos de los más importantes:

  • Regresar a una pantalla de 60 Hz después de haber probado paneles de 90 o hasta 120 Hz, puede llegar a ser decepcionante. La suavidad que aporta una pantalla con alta tasa de refresco se echa en falta desde el minuto uno.

  • La carga inalámbrica y la resistencia al agua son dos aspectos no demasiado comunes en los móviles de gama media. Por eso el Pixel 4a, un gama media muy distinto a los demás, hubiera sido el candidato perfecto para introducir estos rasgos.

  • Una segunda cámara, preferiblemente ultra gran angular, sería el broche de oro para un sistema fotográfico de por sí excelente.

  • “Just Black”, literalmente. El Pixel 4a solo llega en color negro. ¿Dónde han quedado los azules, naranjas, violetas y demás colores únicos de la serie Pixel?

Así son las cámaras del Pixel 4a

Cámara del Pixel 4a

El Pixel 4a solo incluye dos cámaras: una en la parte trasera, y otra en la frontal.

Con la cámara del Pixel 4a no vas a poder llegar tan lejos como con la del Galaxy S20 Ultra o la del Huawei P40 Pro+, pero sí serás capaz de hacer mejores fotos que con la gran mayoría de móviles del mercado, con un solo toque y sin pensártelo demasiado.

Y es que Google, una vez más, apuesta por lo esencial: una sola cámara de 12 megapíxeles –la misma que la marca lleva usando desde el Pixel 3, con algunos cambios de óptica– con apertura f/1.7 estabilizada óptica y electrónicamente se encargará de todas y cada una de las capturas que tomes con el sistema principal. Nada de “telefotos” ni “ultra wides”.

Todo el poder de la cámara del Pixel reside, por tanto, en sus capacidades en términos de software –más aún teniendo en cuenta que este modelo no incluye el co-procesador Pixel Neural Core– y en todos los avances de Google en el campo de la fotografía computacional.

En ese sentido, el terminal hereda todas las funciones de cámara de los Pixel 4, desde el modo astrofotografía, hasta el enfoque continuo o el sistema de doble exposición. Una prueba más de que una sola cámara, si es buena, puede ofrecer una experiencia muy superior a la de los sistemas fotográficos múltiples que intentan justificar su existencia bajo la premisa de que “más es mejor”. Cuando está más que claro que, en términos de fotografía, esta afirmación no es válida.

Y eso, claro está, se traduce en una experiencia excelente con cualquiera de las cámaras del dispositivo. Ya sean retratos, selfies, fotografías a paisajes, o capturas más complejas como pueden serlo una foto nocturna o una captura de las estrellas el Google Pixel 4a cumple sin despeinarse, ofreciendo imágenes de fantástica calidad, con una interpretación de colores precisa y agradable, y un muy buen rango dinámico, manteniendo además el nivel de contraste que otorga a las fotografías el look tan característico de los Pixel.

Encontrar diferencias entre las capturas tomadas con la cámara del Pixel 4a y aquellas realizadas con el Pixel 4 no es fácil, y solo veremos diferencias reseñables en aquellas capturas realizadas con zoom. Aún así, el sistema de zoom sin pérdidas de Google es capaz de preservar una sorprendente cantidad de detalle de las imágenes ampliadas.

Igual de sorprendente es el modo de visión nocturna, incluso con un procesador menos potente y sin el apoyo del co-procesador firmado por Google, actúa rápido a la hora de procesar las fotografías y extraer luz de donde parece no haberla.

Para concluir, recomiendo echar un vistazo a la sección de fotografía de nuestro análisis al Pixel 4 XL, pues a grandes rasgos la experiencia con ambos terminales es muy similar en este sentido. Eso implica, entre otras cosas, que la grabación de vídeo no es uno de los fuertes de este terminal, aunque es capaz de defenderse sin llegar al nivel del iPhone SE.

Pixel 4a, opinión y reflexiones finales de Andro4all

Pixel 4a en color negro, parte trasera

La cámara y el lector de huellas del Pixel 4a.

El Pixel 3a sentó un prometedor precedente, y el Pixel 4a ha superado con creces las expectativas que teníamos puestas sobre la nueva edición del teléfono asequible de Google.

“En móviles como este, los números pesan mucho menos que la experiencia”

Los números no están de su parte, pero no hay que olvidar que, por encima de todo, Google es una compañía de software, y es precisamente ese software el que hace que aquellos recortes en términos de hardware que en otros terminales serían debilidades, pasen a ser fortalezas en este Pixel 4a. Solo hay que ver las maravillas que puede hacer un buen software al lado de un anticuado sensor de 12 megapíxeles.

Si eres de los que puede llegar a comprender que, en móviles como este, los números pesan mucho menos que la experiencia, y que en ese sentido no hay ningún móvil capaz de ofrecer lo que ofrece este terminal, este es el Pixel que estabas esperando.

Precio del Pixel 4a y dónde comprarlo

Si pensabas que la espera por el Pixel 4a había terminado con su presentación, te equivocabas. En España, el terminal se podrá reservar a partir del día 10 de septiembre, y su venta al público se abre a partir del 1 de octubre. Será entonces cuando puedas comprarlo a través de la tienda oficial de Google a un precio de 389 euros para su única configuración de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno.

Google Pixel 4a, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Google Pixel 4a?
A favor
  • Casi todo lo bueno de un Pixel 4, por la mitad de precio
  • Buen rendimiento. Los 6 GB de RAM combinados con el Snapdragon 730 ofrecen una gran experiencia
  • La mejor cámara del mercado en un móvil de su categoría
  • Ningún otro software ofrece una experiencia con Android tan suave, coherente ni con añadidos tan convenientes
  • Su tamaño reducido se agradece entre tanto gigante
  • Buena calidad de audio a través de los altavoces estéreo
En contra
  • Los 90 Hz son casi esenciales en pleno 2020
  • Una cámara gran angular hubiera sido un añadido interesante
  • Sin carga inalámbrica ni certificación IP
Conclusiones Tener un móvil con la cámara de un Pixel 4 y la experiencia que solo el software de Google puede ofrecer, a un precio más propio de un móvil chino que de un Pixel es el sueño de muchos. Un sueño que se hace realidad con este Pixel 4a, el mejor móvil del mercado por menos de 400 euros.
Puntuación

8.9Google Pixel 4a

El Pixel para quienes echan de menos los Nexus.

Sigue toda la actualidad de Android en nuestro canal de Telegram oficial, ¡somos más de 50.000 miembros!

Sigue a Andro4all

Archivado en Análisis de móviles, Google, Google Pixel
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion