El primer móvil resistente al agua cumple 10 años: así era el Motorola Defy

¿Os acordáis del primer smartphone resistente al agua?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Como todos sabemos la tecnología y el agua no se llevan especialmente bien, de ahí que no sea muy recomendable llevarse el teléfono móvil a la playa o a la piscina.

Y es que los teléfonos son cada vez más potentes, con mejores especificaciones técnicas, mejores cámaras y mejor autonomía, pero sin embargo pocos son los resistentes al agua.

Ahora bien, ¿sabíais que el primer móvil resistente al agua nació hace diez años? ¿Os acordáis de cual era?

Diez años del primer móvil Android resistente al agua: el Motorola Defy

Motorola Defy con Android 2.2

El Motorola Defy fue el primer smartphone resistente al agua

Que un teléfono móvil sea resistente al agua es algo bastante útil aunque sin embargo no es algo bastante común. Si bien es verdad que en algunos países como Japón –que incluso se llegan a duchar con el smartphone– estos dispositivos están a la orden del día, en la mayoría de países europeos esto no es así.

Sin embargo hace diez años vimos por primera vez un teléfono Android resistente al agua. Se trata del Motorola Defy, un dispositivo bastante peculiar, con un diseño bastante rugoso y es que este dispositivo se centraba en vendernos resistencia y no tanto especificaciones técnicas.

El Motorola Defy contaba con una pantalla táctil de 3,7 pulgadas TFT (854 x 40 píxeles) con un cuerpo de 107 mm de largo y 13 mm de grosor. Como todo buen móvil resistente, la pantalla era a prueba de arañazos gracias a la tecnología Gorila Glass.

En cuanto a su interior, 512 MB de RAM, procesador OMAP3, 2 GB de almacenamiento y Android 2,2 algo que evidentemente a día de hoy se nos antoja insuficiente.

En este orden de cosas, la gracia de este Motorola Defy era realmente su clasificación IP67 que no solo lo hacía resistente al agua sino también sumergible durante 30 minutos hasta un metro de profundidad, todo ello sin que el smartphone se viese afectado.

¿Y cómo consiguió esto Motorola hace 10 años? Para ello la compañía americana utilizó un cuerpo de plástico sellando el puerto USB y el conector para auriculares con unos tapones de goma bastante robustos. El problema es que el Motorola Defy solo era sumergible al agua si estos tapones estaban bien colocados y es que en caso contrario, entraría líquido en el dispositivo.

Los huecos para la ranura SIM, microSD y la batería también estaban sellados herméticamente para repeler el polvo y la humedad.

A día de hoy los teléfonos resistentes al agua son mucho más completos y ya no es necesario contar con tapones para proteger los puertos de carga o el jack de auriculares, que si bien era un método bastante inteligente para la época lo cierto es que no era para nada infalible, ya que cualquier error en su colocación y el teléfono se podría quedar inutilizado al sumergirlo en el agua.

A pesar de todo ello, el Motorola Defy fue un adelantado para le época y sirvió de inspiración para el resto de modelos que llegarían posteriormente al mercado. No sería el mejor dispositivo del momento pero no hay duda de que si no hubiera sido por él, tal vez no existieran teléfonos resistentes al agua.

Si quieres saberlo todo sobre Android, tienes que seguir nuestro Instagram o unirte a nuestro canal de Telegram.

Sigue a Andro4all

Archivado en Motorola, Móviles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion