Close Button
Compartir

¿Existen todavía razones de peso para gastarse 1.000 euros en un smartphone?

Los mejores móviles de gama alta de 2021

Los 13 mejores móviles de gama alta y premium para regalar en Navidad

Aunque somos realmente conscientes de que un teléfono de 100 euros no hace lo mismo que uno de 1.000 euros, no todo el mundo puede permitirse gastarse tanto dinero en un dispositivo móvil.

El precio actual de los teléfonos tope de gama es prohibitivo para la mayoría de los usuarios que tienen que buscarse otras alternativas más económicas pero igualmente válidas. Desde teléfonos de 200 euros con una relación calidad precio más que aceptables o los nuevos dispositivos de gama alta/media que tan populares se han vuelto últimamente como por ejemplo el Samsung Galaxy S20 FE que poco o nada tienen que envidiar a los mejores gamas altas del mercado.

Entonces, ¿qué sentido tiene hoy gastarse 1.000 euros en un teléfono móvil?

Diseño y materiales de construcción

Parte inferior del Galaxy Note20 Ultra con S-Pen

El diseño del Samsung Galaxy Note20 Ultra es de los mejores del mercado

La primera razón por la que uno se puede comprar un teléfono tan caro es por su diseño y por sus materiales de construcción. Salvo excepciones contada, un gama alta de tal precio tendrá un diseño innovador y estará fabricado con materiales premium como el cristal o la cerámica por lo que al sujetarlo en la mano uno se dará cuenta de que efectivamente nos encontramos con un smartphones diferente al resto.

Por contra, los terminales más baratos suelen estar fabricados en plástico, tienen diseños menos innovadores y efectivamente no son tan elegantes. Porque muchas veces cuando nosotros analizamos terminales económicos, una de nuestras quejas siempre es esa parte trasera hecha de plástico de una calidad justita que se queda lleno de huellas de dedo cada vez que lo sujetamos en la mano.

¿Es esto una razón suficiente para gastarse casi 1.000 euros en un terminal? Pues para muchos usuarios, sí.

Procesador

¿Importa realmente el procesador a la hora de comprar un smartphone? Es posible que no pero también es verdad que si uno quiere la máxima potencia en un smartphone, debe optar por el mejor procesador disponible.

Por qué este 2021 tienes que comprar un móvil con el Snapdragon 888

A día de hoy el Qualcomm Snapdragon 888 ya presente en algunos modelos, es el procesador más potente y en 2021 va a ser uno de los más populares gracias a que viene incorporado con un potente núcleo Cortex-X1 que corre a una frecuencia máxima de 2,84 GHz.

La razón perfecta para tener un móvil con el procesador de la última generación son los cada vez más ambiciosos videojuegos que uno puede encontrar en las tiendas de aplicaciones móviles. Lo cierto es que títulos como Genshin Impact hace un par de años eran impensables, pero cada vez vemos juegos más cercanos a las consolas en los smartphones. Y para poder disfrutar de estos títulos de la mejor manera posible, vamos a necesitar un procesador realmente potente.

Fotografía

Cámaras del Samsung Galaxy S21 Ultra

La enorme cámara cuádruple del Samsung Galaxy S21 Ultra, en todo su esplendor.

Otra de las razones por las que apostar por un teléfono “caro” es por su cámara de fotos. Que nadie se espera que un teléfono de 200 euros haga las mismas fotografías que uno de 1.000 euros porque no será así. Cuanto más caro es un smartphone mejor hará las fotografías y si para algo usamos nuestros dispositivos móviles hoy en día es para eso mismo, hacer muchas pero que muchas instantáneas, hasta el punto de que las cámaras tradicionales se han visto superadas por estos dispositivos.

Ahora bien, tampoco vamos a negar que existen terminales económicos con una calidad fotográfica excelsa. Un claro ejemplo es el Google Pixel 4a, un dispositivo no muy caro que realiza fotografías de una calidad sobresaliente y que a día de hoy, sigue siendo una gran opción para todos aquellos usuarios a los que les guste la fotografía móvil.

Soporte y actualizaciones

Otra de las ventajas de tener un móvil de gama alta es que la marca no lo abandonará a los pocos meses en cuanto a soporte y actualizaciones. Por desgracia las marcas Android tiene todavía mucho camino por recorrer para mejorar su política de actualizaciones y es que si bien sus dispositivos caros no tienen casi problemas para recibir las últimas actualizaciones del sistema operativo de Google, no podemos decir lo mismo de sus modelos más económicos.

Por este motivo si lo que uno quiere es un teléfono Android siempre a la última, con las versiones de Android más recientes y con todos los parches de seguridad, no le va a quedar otro remedio que hacerse con alguno de los dispositivos de más de 1.000 euros que hay en el mercado.

Almacenamiento

Almacenamiento

Espacio de almacenamiento en Android.

Almacenamiento a precio de oro. Mientras que el almacenamiento en los ordenadores es cada vez más barato y podemos encontrad discos SSD de gran almacenaje a precios muy competitivos, en el caso de los teléfonos móviles es todo lo contrario.

Si bien han quedado lejos los tiempos en los que los smartphones tenían 8 GB de memoria de almacenamiento, si uno quiere un dispositivo con un mínimo de 256 GB o más no le va a quedar otro remedio que apostar por la gama alta… salvo que decida contratar con alguno de los muchos servicios de almacenamiento en la nube que existen hoy en día.

Temas relacionados: Móviles, Móviles chinos, Tecnología

Compartir
Comentarios