Close Button
Compartir

Probamos la versión más barata de la serie Mi 11: todo sobre el Xiaomi Mi 11 Lite.

El Xiaomi Mi 11 Lite es el smartphone que mejor representa lo complejo que puede llegar a ser el catálogo de móviles de Xiaomi: tiene un diseño calcado al del Mi 11, el mismo procesador del Redmi Note 10 Pro, y su precio es casi idéntico al del POCO X3 Pro.

¿Es eso algo malo? No tiene por qué. Sobre todo, si lo que estás buscando es un móvil con un diseño más propio de un móvil de gama alta, con un hardware más que comprobado y un precio que no duele demasiado en el bolsillo.

Pero la estrategia que Xiaomi ha decidido seguir con este móvil también puede generar algunas dudas. Dudas que vamos a aclarar en este análisis a fondo del Xiaomi Mi 11 Lite.

Xiaomi Mi 11 Lite negro

El Xiaomi Mi 11 Lite en color negro.

Ficha técnica del Xiaomi Mi 11 Lite

Xiaomi Mi 11 Lite
Especificaciones
Dimensiones y peso160,53 mm x 75,73 mm x 6,81 mm
157 gramos
PantallaAMOLED de 6,55 pulgadas, 90Hz, frecuencia de muestreo táctil 240Hz, Gorilla Glass 5
Resolución2400 x 1080 (FullHD+)
ProcesadorQualcomm Snapdragon 732G//Qualcomm Snapdragon 780G
RAM6 GB
Sistema operativoAndroid 11 con MIUI 12
Almacenamiento64 y 128 GB ampliables mediante tarjetas micro-SD
CámarasTrasera: 64 MP f/1.79 + 8 MP f/2.2 + 5 MP f/2.4 (lente telemacro)
Frontal: 16 MP f/2.45
Batería4.250 mAh con carga rápida de 33W
Otros4G, Wifi 5 de doble banda, Bluetooth 5.1, conectividad 5G, NFC, USB-C, Dual SIM, doble altavoz estéreo de alta calidad
Precio y disponibilidadDesde 299 euros. Disponible en seis colores: azul claro, azul oscuro, blanco, negro, amarillo y rosa.

Diseño y pantalla del Xiaomi Mi 11 Lite

La gran mayoría de las decisiones tomadas por Xiaomi a la hora de crear el Mi 11 Lite giran en torno a la estética. Comparado con el resto de modelos de gama media de la pekinesa, este es el dispositivo con el diseño más refinado.

Lo primero que llama la atención es su grosor, de únicamente 6,81 milímetros en la parte más delgada. Eso, sumado a los 157 gramos de peso, lo hacen ser el smartphone más delgado y ligero que hayamos probado en los últimos años.

“El reducido peso se agradece, sobre todo ahora que cada vez más móviles superan la barrera de los 200 gramos.”

Aunque el reducido peso se agradece, sobre todo ahora que cada vez más móviles superan la barrera de los 200 gramos, no se puede decir lo mismo sobre el grosor. El efecto es llamativo, de eso no hay duda, pero la realidad es que un cuerpo tan delgado no resulta del todo cómodo al sostener el dispositivo en la mano durante largos períodos de tiempo, debido principalmente a la carencia de curvas en los extremos del panel de cristal de la parte trasera, que hacen que los bordes puedan clavarse en la mano. Por suerte, este es un “defecto” que será fácilmente subsanado simplemente colocando una funda protectora, como por ejemplo la funda de silicona transparente incluida en la caja junto al teléfono.

Pantalla del Xiaomi Mi 11 Lite

La pantalla del Xiaomi Mi 11 Lite.

La calidad de construcción es buena, tal y como Xiaomi nos tiene acostumbrados. Encontramos cristal en la parte trasera y en la delantera, y plástico en el borde que rodea todo el cuerpo del dispositivo. Desafortunadamente, la marca ha optado por acabados brillantes, que se traducen en una mayor adherencia de suciedad y huellas dactilares a la espalda del dispositivo. El problema es aún más notable en la versión de color negro que hemos podido probar estos días.

Los avances en cuanto a estética también están presentes en el frontal del dispositivo. Su pantalla, de 6,55 pulgadas de diagonal, está rodeada por unos márgenes que, sin ser los más delgados, sí cuentan con un tamaño más uniforme que en otros modelos, otorgando una sensación de simetría difícil de ver en dispositivos basados en Android. No está tan bien conseguido como en el Google Pixel 5, pero sin duda es de agradecer que Xiaomi se haya esforzado en alcanzar un nivel similar.

Xiaomi Mi 11 Lite en la mano

La pantalla del Xiaomi Mi 11 Lite tiene 6,55 pulgadas.

La pantalla en cuestión hace uso de tecnología AMOLED, tiene una resolución Full HD+ y tasa de refresco de 90 hercios. Además, está protegida por un cristal Gorilla Glass 5 y carece de curvas en sus laterales, a diferencia del Mi 11 original. Lo que sí se mantiene es el orificio, situado en la esquina superior izquierda.

A grandes rasgos, se trata de un muy buen panel, que sobresale en prácticamente todos los ámbitos, a excepción del brillo máximo —algo por debajo de algunos de sus rivales—.

La reproducción de color es correcta, sobre todo si se mantiene el perfil “Automático” en los ajustes de la pantalla. No obstante, el balance de blancos resulta algo frío, y es recomendable elegir la opción “Cálida” dentro de la configuración de temperatura de color.

Aún así, hay que mencionar que este perfil de color tiende a saturar en gran medida los colores cuando nos encontramos en aplicaciones como la de galería o cámara, de modo que en ocasiones veremos cómo las imágenes representadas en la pantalla no tienen unos tonos realistas, y al verlas en otros dispositivos con una pantalla correctamente calibrada, podemos llevarnos una sorpresa al ver que la imagen en cuestión tiene poco que ver con lo que habíamos visto en la pantalla del Mi 11 Lite.

Por esa razón, recomendaría utilizar el modo de pantalla “natural”, con tonos mucho menos saturados y una representación más fiable.

La nitidez del panel es más que correcta teniendo en cuenta que supera los 400 píxeles por pulgada, y el contraste, como en cualquier pantalla OLED, es simplemente excelente. Sus ángulos de visualización también son buenos, al nivel de las mejores pantallas OLED disponibles en el mercado.

Como añadidos interesantes, encontramos tecnología HDR10, y dado que se trata de una pantalla AMOLED de 10 bits, es capaz de representar hasta 1.000 millones de colores.

Gracias a los 90 hercios de frecuencia de refresco, todo se mueve con gran suavidad. Es cierto que algunos de los modelos de Xiaomi del mismo precio ya ofrecen 120 hercios, pero bajo mi punto de vista, el salto de 90 a 120 hercios no es tan notable como sí lo es el salto de 60 a 90, y dudo que este detalle sea un motivo de peso para elegir otro modelo de la compañía en lugar de este.

Otro pequeño detalle que suma puntos al diseño del Mi 11 Lite es la posición y el tipo del lector de huellas. Porque pese a montar una pantalla AMOLED, Xiaomi ha decidido dotar al terminal de un lector de huellas lateral, perfectamente camuflado en el botón de encendido.

“El lector de huellas es uno de los más rápidos que haya probado en años”.

El funcionamiento del lector de huellas es, simplemente, excelente. Es uno de los más rápidos que haya probado en años, prácticamente instantáneo a la hora de desbloquear el dispositivo. Y el hecho de estar integrado en el botón de encendido hace que su posición resulte extremadamente conveniente y cómoda. Probablemente, la decisión de usar un sensor de este tipo en lugar de integrarlo en la pantalla sea una de las más acertadas tomadas por la compañía a la hora de construir este terminal.

Para concluir con este apartado, hay que decir que el Mi 11 Lite no incluye resistencia al agua ni al polvo, y que su pantalla está protegida por un cristal Gorilla Glass 5. Además, no incluye puerto para auriculares de 3,5 milímetros –probablemente debido a su ínfimo grosor–.

Parte trasera de cristal del Xiaomi Mi 11 Lite

La parte trasera de cristal del Xiaomi Mi 11 Lite.

Hardware y rendimiento del Xiaomi Mi 11 Lite

Para este modelo, Xiaomi ha decidido confiar en el fiable Qualcomm Snapdragon 732G, un procesador de ocho núcleos que, en este caso, queda respaldado por 6 GB de memoria RAM y 64 o 128 GB de almacenamiento interno.

“El desempeño no llega al nivel del que ofrece el POCO X3 Pro con su Snapdragon 860”.

La combinación está más que probada, y por ello, no sorprende que todo se mueva con soltura en cualquier circunstancia. El desempeño no llega al nivel del que ofrece el POCO X3 Pro con su Snapdragon 860, pero aún así, se trata de un chip más que correcto.

Cabe la posibilidad de que los 6 GB de RAM puedan antojarse algo escasos en un par de años, pero la realidad es que a día de hoy, la experiencia con el dispositivo es muy buena, y no se echa en falta más potencia en ningún momento.

Pero pese a no necesitar más potencia, en ocasiones sí que nos topamos con alguna que otra escena de lag, o con algunos “tirones” en la interfaz de usuarios. En cualquier caso, apostaría a que está más relacionado con una falta de optimización por parte de MIUI, que a una falta de potencia bruta.

Pantalla encendida del Mi 11 Lite

Pantalla encendida del Mi 11 Lite.

Batería y carga del Xiaomi Mi 11 Lite

Si la autonomía es una de tus prioridades principales a la hora de cambiar de móvil, probablemente el resto de modelos de Xiaomi de precio similar a los de este Mi 11 Lite sean mejores opciones para ti.

Con 4.250 mAh de capacidad, la batería del Mi 11 Lite es 1.000 mAh más pequeña que la del Redmi Note 10 Pro. Y eso se nota.

“En la mayoría de casos, será casi obligatorio pasar por el cargador, como mínimo, una vez al día.”

Con un uso “normal”, el dispositivo puede alcanzar el final del día con algo de batería restante, pero no esperes que sea capaz de sobrevivir a la segunda jornada. En la mayoría de casos, será casi obligatorio pasar por el cargador, como mínimo, una vez al día.

Por suerte, se mantiene el sistema de carga rápida de 33W de potencia, que usando el cargador incluido en la caja junto al terminal, permite cargar más de la mitad de la batería en media hora, y su totalidad en algo más de 60 minutos.

Desafortunadamente, en esta ocasión no contamos con carga inalámbrica Qi, un rasgo que Xiaomi mantiene en exclusiva para el resto de la familia Mi 11.

Trasera del Xiaomi Mi 11 Lite negro

El Mi 11 Lite está disponible en color negro, rosa y azul.

Software del Xiaomi Mi 11 Lite

Como la mayoría de móviles Xiaomi lanzados este año, el Mi 11 Lite incorpora MIUI 12 en su interior. Por ahora, el dispositivo no ha recibido la actualización a MIUI 12.5, pero es de esperar que lo haga en los próximos meses. Aún así, hay que tener en cuenta que la actualización a MIUI 12.5 que llegará al modelo global no incluirá todas las funciones que sí están presentes en la variante orientada al mercado chino.

MIUI 12 introduce grandes cambios en la interfaz de usuario con respecto a versiones anteriores del sistema operativo de Xiaomi. Como novedades, se introduce un modo Always on Display totalmente personalizable, que eso sí, no se puede mantener activo cuando la pantalla está apagada. Solo es posible mostrarlo con un toque sobre la pantalla.

Con respecto al software del Mi 11 original, encontramos algunos recortes, como lo es la carencia de los llamados “Super Wallpapers” animados. Sí contamos, no obstante, con añadidos como el acceso a Google Discover desde la pantalla de inicio, o la posibilidad de acceder a los controles de Google Home a través del centro de control de MIUI.

Como ya es habitual en el software de Xiaomi, el bloatware es un claro protagonista. Encontraremos un sinfín de aplicaciones preinstaladas, algunas de ellas útiles, y muchas otras totalmente innecesarias. También hay juegos, aplicaciones recomendadas, apps de Facebook y otro software que, por suerte, y con un poco de esfuerzo, se puede desinstalar fácilmente.

Xiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de Xiaomi

Xiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de XiaomiXiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de Xiaomi

MIUI 12 sigue siendo MIUI, para lo bueno y para lo malo. Aquellos que ya estén acostumbrados a otros móviles de la compañía, probablemente no tendrán problemas al pasarse al Mi 11 Lite. Pero quienes vengan de utilizar una capa mucho menos recargada, sin problemas de gestión de notificaciones y con un diseño no tan llamativo, quizá se encuentren con una curva de aprendizaje algo más pronunciada de lo esperado.

Frontal del Xiaomi Mi 11 Lite

MIUI 12 es la versión del sistema del Xiaomi Mi 11 Lite.

Cámaras del Xiaomi Mi 11 Lite

El sistema de cámaras del Mi 11 Lite parece una reinterpretación del presente en el Mi 11 original.

Nos encontramos con tres sensores: uno principal, uno acompañado de una lente ultra gran angular, y otro que hace las veces de sensor “macro”.

El principal hace uso del sensor Samsung GW3 de 64 megapíxeles de resolución, y cuenta con una apertura f/1.8 para una distancia focal equivalente de 26 milímetros. Carece de estabilizador óptico de imagen, aunque cuenta con enfoque automático por detección de fase.

La lente ultra gran angular está respaldada por una cámara de 8 megapíxeles de resolución, y la cámara macro usa el mismo sensor “telemacro” de 5 megapíxeles que ya encontrábamos en el Mi 11.

En cuanto a la cámara para selfies, un sensor de 16 megapíxeles será el encargado de capturar nuestros autorretratos y de servir de webcam a la hora de participar en videollamadas. Dicho sensor carece de autoenfoque y tiene un apertura f/2.45.

Camaras del Xiaomi Mi 11 Lite

Cámaras traseras del Xiaomi Mi 11 Lite.

La calidad de las imágenes capturadas con la cámara del Mi 11 Lite es muy buena. Sobre todo, si nos centramos en las fotografías obtenidos con el sensor principal de 64 megapíxeles.

Por defecto, las imágenes capturadas son de 16 megapíxeles, y destacan por contar con una gran cantidad de detalle, un excelente rango dinámico y muy poco ruido, incluso en las escenas menos iluminadas.

Como suele ser habitual en Xiaomi, el Mi 11 Lite peca de cierta sobresaturación de los colores, incluso al desactivar el modo de inteligencia artificial integrado en la app.

Otro aspecto a destacar es la tendencia del software encargado de procesar las imágenes a añadir detalle de manera artificial, generando imágenes “afiladas” de forma artificial sin ser necesario. Un problema que, aun siendo común en otros modelos de la marca, en este caso es más notable.

La cámara ultra gran angular ofrece resultados decentes cuando la luz acompaña, con un nivel de ruido bien controlado y unos colores que no se desvían demasiado de los tonos obtenidos con el sensor principal.

Sin embargo, cuando la luz cae, la cámara secundaria comienza a sufrir, el detalle reduce drásticamente, y acabamos obteniendo fotografías algo planas. Un punto a favor del sensor es el buen trabajo a la hora de corregir la distorsión de los bordes.

El sensor telemacro da la posibilidad de capturar objetos situados entre 3 y 7 centímetros de la cámara. Y como sucede con la mayoría de cámaras de este tipo, los resultados no nos entusiasman.

Es posible capturar buenas imágenes macro, y su distancia focal equivalente a 49 milímetros hace que las fotografías no salgan distorsionadas. Aún así, no deja de ser un sensor de “baja” resolución, que no destaca precisamente por la cantidad de detalle capturado.

Xiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de Xiaomi

Xiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de XiaomiXiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de XiaomiXiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de XiaomiXiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de XiaomiXiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de XiaomiXiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de XiaomiXiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de XiaomiXiaomi Mi 11 Lite, análisis: ejercicio de diseño en la gama media asequible de Xiaomi

El modo retrato del Mi 11 Lite se basa únicamente en software, dado que no contamos con sensores de profundidad dedicados. A pesar de ello, los resultados son buenos cuando la luz acompaña, con un recorte del sujeto bastante preciso, y un desenfoque de fondo agradable y natural. Tan solo hay que acordarse de desactivar los filtros de belleza antes de hacer un retrato, para evitar que la cámara suavice todos y cada uno de nuestros rasgos faciales.

Sin ser los mejores, los selfies capturados con el Mi 11 Lite sí están al nivel de otros modelos de esta misma categoría, con suficiente iluminación siempre y cuando la escena no sea demasiado oscura, y una cantidad de detalle suficiente en la mayoría de casos.

Galería de fotos y vídeos con Xiaomi Mi 11 Lite

Xiaomi Mi 11 Lite, opinión y reflexiones finales de Andro4all

Con unas características muy similares a las de otros modelos de la marca, y un precio también semejante al de otros Xiaomi, al Mi 11 Lite solo le queda su diseño para poder diferenciarse.

Pero me temo que, para muchos, el hecho de contar con un diseño más refinado, un peso más ligero y un cuerpo más delgado, no justificará los recortes en cuanto a batería, procesador o frecuencia de refresco de la pantalla.

El Mi 11 Lite es un smartphone creado para presumir de diseño, y destinado a aquel grupo de personas que buscan algo diferente a nivel estético. Y sin ser un mal dispositivo, la realidad es que modelos como el POCO F3, con un procesador más potente y una pantalla de mayor calidad, dan más por tu dinero de lo que ofrece este Mi 11 Lite.

También está el Redmi Note 10 Pro, un modelo que, si bien quizá no sea tan atractivo estéticamente, cuenta con una pantalla OLED a 120 hercios de una fantástica calidad, el mismo procesador que el Mi 11 Lite junto a una batería de mucha mayor capacidad, y una cámara principal de 108 megapíxeles capaz de hacer mejores fotos que el sensor de 64 megapíxeles del Mi 11 Lite. Y todo, por un precio unos 30 euros más barato.

Diseño del Xiaomi Mi 11 Lite

El Xiaomi Mi 11 Lite en color negro, con una parte trasera brillante.

Precio del Xiaomi Mi 11 Lite y dónde comprar

El Xiaomi Mi 11 Lite está disponible en dos versiones diferentes, una con 5G y otra solo 4G.

La versión 5G cuenta con unas especificaciones mejoradas con respecto a la versión 4G protagonista de este análisis. De hecho, pese a su nombre, hablamos de dos smartphones muy diferentes.

Dentro de la versión 4G, podemos encontrar dos configuraciones de memoria y almacenamiento distintas, una con 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, a un precio de 299,99 euros, y otra, con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, cuyo precio se eleva hasta los 329,99 euros.

Cualquiera de las versiones se puede comprar a través de la tienda oficial de la compañía, así como en distribuidores de terceros como Amazon.

En cuanto a los colores disponibles, Xiaomi ofrece tres: azul, rosa y el acabado negro que hemos podido probar. Todos ellos cuentan con acabado brillante en su parte trasera.

Xiaomi Mi 11 Lite, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Xiaomi Mi 11 Lite?
A favor
  • Un diseño refinado, delgado y ligero que se agradece entre tanto gigante
  • Excelente pantalla OLED a 90 hercios
  • Buen rendimiento
  • La cámara principal ofrece buenos resultados
En contra
  • Autonomía por debajo de sus rivales
  • Las cámaras secundarias no alcanzan el nivel de la principal
ConclusionesEl Mi 11 Lite es un móvil destinado a un nicho del mercado muy concreto: aquel que valora la estética por encima de todo lo demás. No hay duda de que se trata del móvil Xiaomi de gama media con el diseño más refinado. Pero eso implica tener que conformarse con una ficha técnica no tan completa como la de algunos de sus hermanos de precio parecido.
Puntuación

Xiaomi Mi 11 Lite

Eclipsado por sus propios hermanos.

Temas relacionados: Análisis de móviles, Móviles, Xiaomi, Xiaomi Mi

Compartir

Este artículo sugiere de forma objetiva e independiente productos y servicios que pueden ser de interés para los lectores. Cuando el usuario realiza una compra a través de los enlaces específicos que aparecen en esta noticia, Andro4all percibe una comisión.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!