Close Button
Compartir

Prueba a fondo del realme GT 5G, el último flagship killer de la compañía china.

Poco a poco, el segmento de la gama alta asequible vuelve a ganar fuerza tras un par de años en standby por culpa del aumento de precios, causado en parte por el auge del 5G. Marcas como Xiaomi o realme están volviendo a apostar por ofrecer experiencias de primer nivel en dispositivos de precio reducido. Y de entre todos los dispositivos que aspiran a llevarse la corona de flagship killer, el nuevo realme GT 5G es uno de los más esperados de este año.

Tras su presentación en febrero de 2021, y su posterior llegada a España a mediados de junio, ya hemos podido probar el realme GT 5G, la apuesta más ambiciosa de realme en lo que llevamos de año. En este análisis, repasamos lo mejor y lo peor de este dispositivo, y cómo queda comparado con sus rivales en el segmento de la gama alta de precio ajustado. Descubre nuestra opinión y cómo ha sido nuestra experiencia de uso con el realme GT 5G, uno de los gama alta que más dará que hablar este 2021.

realme GT 5G, diseño en color amarillo

El realme GT 5G en color amarillo es uno de los móviles más llamativos de los últimos tiempos.

Ficha técnica del realme GT

realme GT 5G
Especificaciones
Dimensiones158,5 x 73,3 x 8,4 mm
186 gramos
PantallaSuper AMOLED de 6,43 pulgadas
120 Hz
100% DCI-P3
Full HD+
ProcesadorQualcomm Snapdragon 888 5G
RAM8/12 GB LPDDR5
Sistema operativorealme UI 2.0 basado en Android 11
Almacenamiento128/256 GB UFS 3.1
CámarasTrasera:
– Sony IMX682 64 MP 26 mm f/1.8 Sony
– 8 MP Ultra gran angular
– 2 MP macro
Frontal:
– 16 MP f/2.5
Batería4.500 mAh
65W Super Dart Charge
OtrosLector de huellas dactilares
USB Tipo C
GPS de Doble frecuencia

Diseño y pantalla

Pantalla del realme GT 5G

La pantalla del realme GT tiene 6,43 pulgadas y una tasa de refresco de 120 hercios.

Con el realme GT 5G, realme no ha arriesgado en exceso. Su diseño no es muy distinto al del resto de móviles de gama alta lanzados por la compañía en años anteriores… salvo si hablamos de la versión acabada en cuero vegano que hemos podido probar.

En este caso, hemos podido utilizar el modelo de color amarillo con trasera de piel vegana. El acabado es suave y sienta bien a la mano. Eso sí, no es un teléfono que pase precisamente desapercibido, algo que puede atraer o ahuyentar a los posibles compradores, dependiendo de sus preferencias.

Lo que es innegable, es que este material suma puntos al conjunto del diseño en cuanto a su capacidad de repeler huellas y suciedad, además de ser más resistente a golpes que el vidrio. Pese a ello, realme ha integrado una franja de vidrio que recorre en vertical la parte trasera del dispositivo, que puede ser susceptible a roturas, además de acumular suciedad con una mayor facilidad que la parte de “cuero”.

realme GT 5G en la mano

El realme GT 5G, con su trasera de cuero vegano, sienta especialmente bien a la mano.

En cualquier caso, también existen variantes con trasera fabricada completamente en vidrio, disponibles en varios tonos de azul diferentes. No son tan llamativas, lo cual puede ser un punto a favor para algunos, aunque cuentan con las desventajas del cristal brillante en cuanto a durabilidad.

El realme GT cuenta, en todas sus versiones, con un chasis de plástico que rodea todo el lateral del teléfono, con los botones de encendido en la parte derecha, los de volumen en el lateral izquierdo, y el puerto USB Tipo C, junto al altavoz y el puerto para auriculares de 3,5 milímetros en la parte inferior.

Con una disposición de lo más clásica, realme deja el frontal libre de modo que la pantalla de 6,43 pulgadas pueda ser la gran protagonista. Se trata de un panel AMOLED que ocupa cerca del 91% del frontal, agujereado en su esquina superior izquierda para albergar la cámara para selfis y videollamadas.

No es la pantalla con los márgenes más reducidos de su segmento, y lo cierto es que nos hubiera gustado que realme se hubiera esforzado en estrechar los márgenes, sobre todo el de la parte inferior, siguiendo así los pasos de firmas como Xiaomi con su Mi 11i, o de OnePlus con el OnePlus 9. A grandes rasgos, el frontal es idéntico al que realme lleva usando en sus modelos durante varios años, y una ligera modernización no estaría de más.

La pantalla es completamente plana, lo cual suma puntos al apartado de la ergonomía del dispositivo, que ya de por sí es buena gracias a su —relativa— ligereza, con menos de 190 gramos de peso; y a su tamaño más o menos compacto si se compara con otros modelos de precio parecido.

El panel AMOLED es de buena calidad, sin llegar al nivel de los mejores del mercado, Ofrece unos buenos ángulos de visión, una reproducción de color correcta y un contraste excelente. A eso hay que sumar una tasa de refresco de 120 hercios que hace que todo se mueva con gran suavidad, y unos niveles de brillo más que correctos, tanto mínimo como máximo, de modo que es posible ver la pantalla sin problemas en prácticamente cualquier situación independientemente de la luz.

Agujero en pantalla del realme GT 5G

La cámara delantera del realme GT está situada en un orificio en la esquina superior izquierda.

La pantalla del realme GT 5G también esconde el lector de huellas dactilares. Se trata de un lector óptico situado en la mitad inferior del panel, que ofrece un tiempo de respuesta breve y una precisión dentro de lo común en un dispositivo de este tipo. La experiencia a la hora de desbloquear el dispositivo es buena, y aquellos que aún sean reticentes de este tipo de sensores, siempre pueden recurrir al sistema de desbloqueo por reconocimiento facial que se apoya en la cámara para selfis —menos seguro que el lector, eso sí—; o a cualquier otro método más seguro, como el patrón, la contraseña o el PIN.

Hardware y rendimiento

Si en algo es experta realme es en ofrecer dispositivos de precio bajo con procesadores dignos de móviles mucho más caros. Y esa es, precisamente, la filosofía que persigue el realme GT 5G.

La plataforma Qualcomm Snapdragon 888 5G es la encargada de dar vida a este teléfono. Se trata de la última generación de procesadores móviles de gama alta de Qualcomm, presente también en modelos como el Xiaomi Mi 11 o el OnePlus 9 Pro, dos móviles varios cientos de euros más caros que este realme GT.

Dicho cerebro llega bien acompañado de memorias que utilizan las tecnologías más veloces disponibles en el mercado actualmente: LPDDR5 en el caso de la memoria RAM, y UFS 3.1 en el chip de almacenamiento interno. En cuanto a capacidades, es posible elegir entre 8 y 12 GB de RAM, y 128 o 256 GB de almacenamiento interno.

El modelo que ha pasado por mis manos es el que cuenta con 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno.

El realme GT es uno de los móviles más rápidos que he podido probar.

Para sorpresa de nadie, el desempeño del realme GT es simplemente excelente en cualquier situación. No importa lo pesada que sea la app, o lo demandante que sea el juego: el realme GT sale airoso en todo momento y, sin duda, es uno de los móviles más rápidos que he podido probar, junto a modelos como el OnePlus 9 Pro o el Samsung Galaxy S21 Ultra. Y decir eso, sobre un móvil que vale menos de 500 euros, son palabras mayores.

realme GT 5G

El procesador Snapdragon 888 del realme GT es todo un seguro de vida.

Una ventaja inesperada del uso de cuero vegano como material que da vida al cuerpo del realme GT es su capacidad de disimular en gran medida las altas temperaturas que puede llegar a alcanzar el dispositivo cuando se ejecutan tareas muy pesadas. El Snapdragon 888 no es un procesador precisamente fresco, pero la suma del sistema de refrigeración integrado y el uso de un material poco conductor de la temperatura hacen que el dispositivo no se caliente tanto como otros modelos con el mismo chip en su interior.

A todo eso hay que sumar la compatibilidad con redes 5G, tanto SA como NSA. Puede que a día de hoy no vaya a ser un añadido que todos los compradores del dispositivo vayan a utilizar en su día a día, pero no hay duda de que irá ganando importancia a lo largo de los próximos años, y el realme GT, por su configuración técnica, está más que preparado para dar alegrías durante varios años.

En ese sentido, he de decir que creo que la versión con 8 GB de memoria RAM es la más equilibrada de las que ofrece realme, y más que suficiente para la gran mayoría de personas. Los 12 GB de RAM resultan innecesarios teniendo en cuenta lo bien que funciona el modelo de 8 GB.

Batería y carga del realme GT 5G

El realme GT esconde en su interior una batería de 4.300 mAh de capacidad. No es la más grande de su segmento, pero aun así ofrece un buen resultado, permitiendo alcanzar sin ningún tipo de problema la jornada de uso, y un poco más.

No es un móvil que vaya a ofrecer una autonomía de dos días sin despeinarse, pero sí ofrecerá unos números suficientes para convencer a la gran mayoría del público.

Y quienes no queden convencidos por su autonomía, sin duda sí lo harán por su velocidad de carga. Gracias a la tecnología Super Dart con potencia de 65W, es posible cargar la totalidad de la batería del realme GT en poco más de media hora usando el cargador incluido junto al teléfono.

Desafortunadamente, este dispositivo carece de carga inalámbrica, una tecnología que, de momento, realme no parece atreverse a implementar en sus dispositivos, ni siquiera en los modelos más punteros.

Parte trasera del realme GT 5G

Pese a contar con una trasera de cuero vegano (o de cristal), no hay soporte para carga inalámbrica en el realme GT.

Software y experiencia

El software del realme GT está basado en Android 11, y como en el resto de modelos de la marca, nos encontramos con la capa de personalización realme UI, esta vez en su versión 2.0.

Dicha capa está basada en ColorOS, la capa de personalización utilizada por OPPO en sus smartphones, aunque incorpora una serie de cambios propios de realme.

Se trata de una capa con un gran número de añadidos y opciones, y muchas modificaciones con respecto a Android “stock”. Eso no tiene porqué ser malo. De hecho, en el realme GT encontramos la versión de realme UI más pulida hasta la fecha.

Todo funciona lo suficientemente rápido, y el diseño del software —sin ser precisamente de mis favoritos—, es más o menos consistente a lo largo de todas las aplicaciones del sistema y los diferentes menús.

En ese sentido, realme incluye un buen puñado de aplicaciones propias, muchas de ellas herramientas esenciales, como las apps de calculadora, tiempo, administración de archivos, administración del sistema, música, galería, brújula, reloj, vídeos, temas, grabadora de voz o “espacio de juegos”, entre otras.

Todas las apps mantienen una estética acorde a las líneas de diseño de realme UI, y su funcionamiento es el que cabría esperar de utilidades de este tipo. No destacan en nada, pero tampoco se quedan cortas en cuanto a funcionalidades.

realme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en precio

realme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en precio

Algunos problemas que he encontrado a lo largo de estos días de uso con el dispositivo son los típicos de los móviles con realme UI: en determinadas ocasiones, el sistema de administración de RAM o gestión de energía actúa de una manera algo agresiva, causando que algunas notificaciones lleguen con retraso, o que la copia de seguridad de Google Fotos no se realice correctamente cuando el móvil tiene la pantalla apagada. Además, la manera de realme de organizar los ajustes del dispositivo no es la más clara, y en la mayoría de ocasiones resulta más conveniente usar el buscador integrado en la app de ajustes que perderse entre los menús de dicha app.

En general, la experiencia con el software es correcta. A día de hoy, realme UI sigue sin ser la capa más pulida del mercado, pero poco a poco se va acercando a las propuestas de otros fabricantes, logrando un buen equilibrio entre estabilidad, diseño y funcionamiento.

realme no ha demostrado ser la marca que más se preocupa por las actualizaciones.

Lo que más me preocupa en este terreno es el soporte. realme no ha demostrado ser la marca que más se preocupa por las actualizaciones, y de hecho, hoy por hoy, sigue siendo una de las más lentas a la hora de llevar Android 11 a sus dispositivos. Además, la marca solo se compromete a actualizar sus dispositivos a la última versión de Android durante un máximo de dos años.

El público de a pie, aquel que ve la llegada de actualizaciones como un inconveniente más que como algo de lo que alegrarse, probablemente ignorará este hecho. Pero para el resto, probablemente existan opciones con un mejor soporte a nivel de software que este realme GT.

Otro pequeño detalle que aporta valor a la experiencia es el motor de vibración integrado en el realme GT. Se trata de un motor preciso, con una respuesta firme y agradable, que combina bien con los efectos de vibración repartidos por la interfaz de realme UI. Poco a poco, cada vez más fabricantes otorgan el valor que merece este añadido, y me alegra saber que realme es una de ellas.

En cuanto al terreno del audio, contamos con un altavoz inferior que funciona junto al auricular para ofrecer un sistema de sonido estéreo. Pese a que la calidad del sonido no es la mejor, sí es correcta, y hay que sumarle la existencia de un puerto para auriculares de 3,5 milímetros que permite utilizar los auriculares de toda la vida.

Cámaras

El realme GT equipa un total de tres cámaras a la espalda, y una sola situada en el frontal, destinada a ser usada para capturar selfis y participar en videollamadas.

En la trasera, el sistema de cámaras está liderado por un sensor de 64 megapíxeles de resolución, al que acompañan una cámara de 8 megapíxeles con lente ultra gran angular, y un sensor macro de 2 megapíxeles.

Las pruebas dejan claro que, sin ser un mal sistema fotográfico, el realme GT no está a la altura de los principales referentes de la telefonía en cuanto a calidad o versatilidad fotográfica.

Cámaras del realme GT 5G

Hay tres cámaras a la espalda del realme GT.

Se pueden capturar imágenes de muy buena calidad usando el sensor principal de 64 megapíxeles, con un buen nivel de detalle y una interpretación de colores natural. Sin embargo, nos encontramos con defectos como cierta tendencia a añadir detalle de una manera poco natural o un efecto acuarela que aparece con más frecuencia de la que me gustaría al realizar capturas con poca luz.

El sensor con lente ultra gran angular está al nivel de lo esperado teniendo en cuenta que hablamos de una cámara de 8 megapíxeles con un sensor no demasiado grande. Las capturas son decentes si hay luz suficiente, pero comienzan a mostrar las costuras de este sistema fotográfico cuando la iluminación cae, con una pérdida de detalle notable y aberraciones en el color, sobre todo si se compara con los colores obtenidos por el sensor principal

realme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en precio

realme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en preciorealme GT 5G, análisis: un "gran turismo" en todo, menos en precio

En ese tipo de situaciones, lo mejor será recurrir al modo nocturno, ya sea que se esté utilizando el sensor principal o el de mayor campo de visión. En la mayoría de ocasiones, este modo puede salvar la escena y generar una captura de mayor calidad.

Finalmente, la cámara macro sigue siendo tan innecesaria como en cualquier otro móvil con un sensor de este tipo. Su reducida resolución, sumada a un enfoque impreciso y difícil de controlar, hacen de ella un añadido que sirve para sumar cifras a la ficha técnica del dispositivo, y poco más.

La cámara para selfis nos deja un buen sabor de boca a la hora de utilizarla cuando la luz acompaña, aunque como el resto de cámaras del dispositivo, sufre a la hora de ofrecer una experiencia consistente en interiores o cuando la luz del ambiente es baja.

En general, el del realme GT es un sistema de cámaras correcto. Sin ser el más versátil ni el más avanzado, brinda una experiencia que para el usuario medio resultará convincente, al dar la posibilidad de capturar imágenes de buena calidad sin demasiado esfuerzo. Quienes estén buscando una bestia de la imagen o el vídeo, probablemente deban buscar un modelo más enfocado a la fotografía de precio similar, como podría serlo el Pixel 4a 5G.

Galería de fotos con el realme GT 5G

realme GT 5G, opinión y reflexiones finales de Andro4all

Su nombre lo dice todo: el realme GT es el gran turismo de los móviles de gama alta asequibles. No en cuanto al precio, pues los 449 euros que cuesta el modelo protagonista de este análisis lo posicionan como uno de los más baratos de su categoría; pero sí en lo relativo a lo atractivo y llamativo de su diseño en la versión de color amarillo, y al rendimiento que esconde bajo su capó gracias al Snapdragon 888.

Únicamente modelos como el Xiaomi Mi 11i o el Xiaomi POCO F3 pueden acercarse a ofrecer algo parecido a lo que brinda este realme GT. Pero el primero lo hace a un precio más elevado, y el segundo no alcanza el nivel que ofrece el modelo de realme en determinados aspectos. Definir este dispositivo con una frase es fácil: realme lo ha vuelto a hacer.

realme GT 5G en color amarillo

Si buscas un móvil de gama alta a aprecio reducido, el realme GT es tu mejo opción en 2021.

Precio y dónde comprar el realme GT 5G

El realme GT 5G se puede comprar en España a un precio oficial de 449 euros para la versión que hemos probado, con 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, y de 599 euros para el modelo más caro, con 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento.

No obstante, los dos modelos se pueden comprar más baratos gracias a una serie de ofertas especiales disponibles desde el día de su salida a la venta el día 21 de junio. Durante los dos primeros días, los precios serán de 369 y 499 euros dependiendo de la configuración elegida.

Está disponible en la mayoría de distribuidores habituales de la compañía, tanto su tienda online oficial, como en canales de terceros como Amazon.

realme GT 5G, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Nombre Terminal
A favor
  • Pantalla de gran calidad, con 120 Hz como valor añadido
  • Diseño cuidado, original y agradable en su acabado de cuero
  • Rendimiento de primer nivel a precio de gama media
  • Carga ultrarrápida junto a una buena autonomía
En contra
  • Las cámaras no están al nivel de sus rivales
  • La calidad del sonido es algo pobre
  • realme UI sigue arrastrando algunos problemas conocidos
ConclusionesEl realme GT no tiene rival en eso de ofrecer la ficha técnica más abultada posible, al precio más bajo. Con un excelente rendimiento, una pantalla fluida de gran calidad y una cámara que, sin ser la mejor, se defiende, nos entran dudas –y ganas de ver — de lo que sería capaz realme si lanzase un móvil de 1.000 euros. Pero este móvil cuesta 449, y por ese precio, no hay nada que se le acerque.
Puntuación

realme GT 5G

realme lo ha vuelto a hacer

Temas relacionados: Móviles, Móviles chinos, Realme

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!