Close Button
Compartir

Probamos MagDart, el sistema de carga inalámbrica magnética de realme.

MagDart, el sistema de carga magnético de realme, es ya una realidad. Se trata de una revolucionaria tecnología de carga inalámbrica que promete cargar nuestro móvil sin cables y a 50W, empleando para ello un sistema magnético muy similar al MagSafe de Apple.

Con unos tiempos de carga en teoría inferiores a una hora, MagDart podría convertirse en el estándar de carga para los próximos lanzamientos de la firma china, quien sabe si aventurándonos a un posible móvil sin puertos. Hay que recordar también que, al igual que Apple con el MagSafe, la intención de realme con MagDart es abrir este ecosistema de carga a otros fabricantes para que estos puedan desarrollar accesorios compatibles con esta tecnología.

Sea como sea, estos días hemos tenido el privilegio de probar la carga MagDart de realme gracias a una cesión de la marca. En nuestro caso concreto, hemos experimentado con el cargador de 50W, el cual está compuesto por una llamativa base de carga con ventilador incorporado y su correspondiente cargador de pared. Dado que por el momento no hay ningún realme en el mercado (ni ningún otro móvil Android) compatible con esta nueva carga magnética, nos han cedido también el realme Flash.

Como ya comentamos en su momento, este realme Flash es a día de hoy el primer smartphone Android compatible con la tecnología de carga magnética inalámbrica. Por si te lo estás preguntando: no, a día de hoy no sabemos si este realme Flash saldrá a la venta ni a qué precio lo hará, por lo que funciona únicamente como una especie de prototipo con el que probar MagDart.

¿Llegará MagDart a tu realme actual? Aún es pronto para saberlo, pero sí que es cierto que realme ya ha confirmado que el realme GT tendrá una funda especial compatible con MagDart. A partir de aquí, lo normal sería ver esta tecnología en futuros lanzamientos de realme, posiblemente ya a partir de 2022.

Probando la carga MagDart de realme

realme MagDart ventilador

El grosor del cargador se debe a que lleva un pequeño ventilador en su interior / Fotografía: Dídac Dalmases

Hechas las presentaciones vamos a comentar un poco cómo ha sido nuestra experiencia con este nuevo producto. Como comentábamos al principio, aunque tanto MagDart como el realme Flash vienen acompañados de media docena de accesorios, en nuestro caso nos hemos centrado en el cargador magnético de 50W.

Se trata de una base de carga cuadrada y con cierto grosor sobre la que podemos posar nuestro móvil para que este se cargue sin cables y en tiempo récord. A diferencia de las bases de carga inalámbricas convencionales, la tecnología magnética de MagDart permite cargar los dispositivos a mayor potencia sin que ello se traduzca en una necesaria elevación de la temperatura.

De la misma manera, la gracia de este sistema basado en imanes es que nos permite alinear con más facilidad la trasera de nuestro móvil con las bobinas de inducción del cargador. En otras palabras: al usar MagDart sabemos que el móvil "se pega" a la base y se carga. Punto. No es necesario revisar que todo esté bien encajado ni chequear una y otra vez que el dispositivo se está cargando.

realme MagDart en uso

El cargador MagDart de 50W es capaz de cargar un móvil con una batería "tipo" en algo menos de una hora / Fotografía de Dídac Dalmases

Además del cargador de 50W que hemos probado, existe también una base de carga mucho más fina y con una estética muy similar a la del MagSafe de Apple. A pesar de que no hemos podido verla en funcionamiento, sí que hemos podido observar su contenido grosor (mide apenas 3,9 milímetros) y cómo se acopla perfectamente a la trasera magnética del realme Flash.

Este otro cargador inalámbrico mantiene una potencia de carga de 15W y, según realme, es capaz de recargar el realme Flash al completo en aproximadamente una hora y media. A diferencia del cargador de 50W, este no incluye ventilador, por lo que, obviamente no emite ningún sonido.

realme MagDart enchufe

El realme Flash sobre la base magnética de 15W. Tiene un grosor de 3,9 milímetros / Fotografía de Dídac Dalmases

Volviendo al cargador de 50W que * hemos probado, desde realme aseguran que puede cargar el realme Flash en menos de una hora, algo que en nuestro caso no se ha cumplido del todo. También hay que decir que la velocidad de carga no es "proporcional". Es decir, si una carga de 0 a 100 tarda una hora, una carga de 50 a 100 no tardará media hora. De hecho, tardará bastante más.

La otra "pega" de este cargador de 50W es que, dado que alberga un pequeño ventilador en su interior, escucharemos un ligerísimo ruido al usarlo. Ni de lejos se acerca al ruido que puede emitir el ventilador de nuestro PC pero sí que es verdad que es cuanto menos raro. A fin de cuentas, nadie está acostumbrado a usar un cargador con ventilador incorporado...

realme MagDart sin usar

La adherencia del cargador de 50W al móvil es sobresaliente / Fotografía: Dídac Dalmases

Por lo demás, esta peculiar base cargadora se conecta mediante un cable USB-C al adaptador de corriente y enchufe. Lógicamente, para sacarle todo el partido hay que emparejarlo con el cargador de pared de 50W. Tenemos así un conjunto (cargador y adaptador de corriente) bastante voluminoso para llevar de un sitio a otro, por lo que si quieres un cargador de viaje, aspirar a la máxima velocidad quizás no es lo más práctico, siendo más recomendable optar por la base cargadora de 15W y su correspondiente enchufe.

Motorola muestra al mundo su nueva tecnología de carga sin cables a distancia

De cualquier manera, lo verdaderamente interesante del MagDart, independientemente de que usemos el cargador de 50W o el de 15W, es la comodidad. Es verdad que la velocidad de carga está bien y es bastante competitiva (por ejemplo comparándola con la del MagSafe de Apple), pero a nuestro modo de ver el principal aliciente está en el fácil acople de las bases cargadoras. Se pegan, funcionan bien y lo que es más importante: podemos usar el móvil mientras se carga.

Si a ello le unimos el abanico de accesorios de carga MagDart con los que realme trabaja, estamos ante una tecnología realmente prometedora. Hablamos aquí de una base de carga 2 en 1 que nos permite cargar el móvil en un soporte vertical o bien de manera itinerante (ya que parte de ese soporte se convierte en una powerbank), de diferentes fundas a las que podemos acoplar las bases de carga, de la realme MagDart Beauty Light... Son accesorios que aún no han salido al mercado de manera oficial pero que tienen muchísimo potencial.

En resumen, a pesar de que sobre el kit de carga magnética de realme aún pesa la etiqueta de "prototipo", lo cierto es que conforma un importante avance en el sector. A falta de que se pulan detalles como la velocidad de carga o la disipación de temperatura y de conocer cuál será su abanico de precios, no podemos más que esperar a su salida al mercado, la cual debería tener lugar durante los próximos meses. Todo está por escribirse.

Temas relacionados: Móviles, Móviles chinos, Realme, Tecnología

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!