Close Button
Compartir

Un impresionante smartphone de gama alta que ha llegado para conquistar el mercado. Sin duda, el Pixel 6 Pro es el mejor Pixel hasta la fecha.

Con el lanzamiento del Pixel 5 el año pasado, cualquiera hubiera dicho que Google estaba preparándose para tirar la toalla de una vez por todas en su objetivo de conquistar el segmento premium del mercado telefónico. Después de varios años de intentos fallidos con dispositivos incapaces de competir con los de Samsung y los de Apple, Google pareció encontrar su punto dulce en la gama media-premium, con un Pixel 5 que ofrecía una excelente relación precio-experiencia.

Entonces llegó octubre de 2021, y llegaron los Pixel 6: dos nuevos dispositivos destinados a reiniciar la familia de smartphones de la compañía, con un enfoque completamente distinto a lo que la marca nos tenía acostumbrados hasta el momento.

Este año no hay tecnologías llamativas de utilidad cuestionable que, aun siendo innovadoras, sirven para poco más que encarecer el precio final del producto; ni tampoco decisiones de diseño difíciles de justificar, o recortes ilógicos que supongan una clara desventaja frente a sus rivales. Todo aquello que impedía que los Pixel fueran dignos de estar en lo más alto, ha desaparecido durante el proceso de "reimaginación" que Google ha realizado sobre su familia de teléfonos.

Incluso la nomenclatura ha cambiado. Este año no hay hueco para un Pixel 6 XL, pues su lugar está ocupado por el Google Pixel 6 Pro, el smartphone más avanzado creado por Google hasta la fecha, y probablemente el mejor smartphone Android que se puede comprar en la actualidad. Lo hemos probado, y en este análisis vamos a contártelo todo sobre él.

Parte trasera del Google Pixel 6 Pro blanco

El Pixel 6 Pro llega construido en aluminio y cristal, con una parte trasera acabada en dos tonos / Imagen: Christian Collado

Google Pixel 6 Pro, opinión y puntuación

Google Pixel 6 Pro, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Google Pixel 6 Pro?
A favor
  • Diseño original y cuidado
  • Excelente pantalla
  • Rendimiento a la altura de los mejores
  • Cámara versátil y de calidad excepcional
  • Buena relación experiencia-precio
  • Muy buena autonomía
En contra
  • Grande. Enorme. Gigante
  • Cristal brillante: imán de suciedad
  • Lector de huellas lento
  • Defectos en el software
ConclusionesTras seis años de intentos, Google ha conseguido dar con una combinación de hardware, software y cámaras que hace del Pixel 6 Pro un modelo meritorio del título de mejor Android del mercado. Y por si fuera poco, lo ha conseguido a pesar de tener un precio más bajo que el de sus rivales.
Puntuación

Google Pixel 6 Pro

El mejor Pixel de la historia

Precio del Google Pixel 6 Pro y dónde comprarlo

El Google Pixel 6 Pro tiene un precio oficial en Europa de 899 euros para la versión con 12 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. Por ahora, no está a la venta de manera oficial en España, pero Google ha confirmado su lanzamiento para los primeros meses de 2022.

No obstante, es posible adquirir el dispositivo a través de tiendas europeas con envío a otros países como Fnac.com, aunque teniendo que asumir un sobreprecio en concepto de gastos de envío. Eso sí: no es fácil encontrarlo en "stock".

Ficha técnica de características del Google Pixel 6 Pro

Google Pixel 6 Pro
Características
Dimensiones163,9 x 75,8 x 8,9 mm
210 gramos
PantallaLTPO AMOLED de 6,71 pulgadas
Resolución Quad HD+ (1440 x 3120 píxeles)
Tasa de refresco variable 10-120 Hz
Cristal curvo Gorilla Glass Victus
19.5:9
Profundidad de color de 24 bits
HDR
ProcesadorGoogle Tensor
Octa-core
5 nm
Chip de seguridad Titan M2
RAM12 GB LPDDR5
Sistema operativoAndroid 12
3 años de actualizaciones del sistema
5 años de actualizaciones de seguridad
Almacenamiento128/256/512 GB UFS 3.1
CámarasTrasera:
Sensor Samsung GN1 de 50 MP, OIS
- Sensor Sony IMX386 de 12 MP Ultra gran angular (112º)
-Sensor Sony IMX586 de 48 megapíxeles telefoto, zoom óptico 4X, OIS
Frontal:
- Sensor Sony IMX663 de 11,1 MP
Batería5.003 mAh
Carga rápida por cable hasta 30 W (USB Power Delivery 3.0)
Carga rápida inalámbrica hasta 23 W
Otros- Lector de huellas en pantalla
- USB 3.1 Tipo C
- Altavoces estéreo
- nanoSIM + eSIM
- Protección IP68 ante agua y polvo
- Cristal trasero Gorilla Glass Victus con cobertura antihuellas
Conectividad- Bluetooth 5.2
- Wi-Fi 6
- NFC
- 5G
- UWB

¿Dónde se sitúa el Google Pixel 6 Pro?

El Pixel 6 Pro es el modelo más avanzado y caro de la familia Pixel 6. Se trata del primer smartphone de gama alta-premium lanzado por Google desde que existe la serie Pixel.

Pese a pertenecer a la misma categoría que móviles como el OnePlus 9 Pro, el Samsung Galaxy S21 Ultra o el iPhone 13 Pro Max, el Google Pixel 6 Pro es un smartphone sustancialmente más barato que los tres modelos citados, con una diferencia de varios cientos de euros.

Fijándonos únicamente en el catálogo de Google, hay que detenerse en las diferencias más importantes entre el Pixel 6 y el Pixel 6 Pro, pues ambos móviles son más parecidos de lo que podríamos imaginar, a pesar de haber una diferencia de casi 200 euros entre uno y otro.

El Google Pixel 6 Pro cuenta con una pantalla P-OLED flexible basado en tecnología LTPO de 6,7 pulgadas con tasa de refresco de hasta 120 hercios y resolución Quad HD+, mientras que el Pixel 6 incluye un panel AMOLED rígido de 6,4 pulgadas 1080p a 90 hz.

Su diseño también es algo diferente: el Pixel 6 Pro cuenta con un chasis de aluminio pulido, pantalla curva y unos márgenes más estrechos rodeando su panel frontal. El Pixel 6 llega con un chasis de aluminio mate en sus laterales, pantalla plana y unos márgenes ligeramente más anchos.

Pixel 6 Pro, parte trasera blanca

El cristal Gorilla Glass Victus se encarga de proteger el cuerpo del smartphone de golpes y arañazos / Imagen: Christian Collado

También hay diferencias en cuanto a la capacidad de batería, con 5.003 mAh en el Pixel 6 Pro frente a 4.500 mAh en el Pixel 6; y en el apartado fotográfico, pues el Pixel 6 Pro es el único con un tercer sensor trasero que actúa a modo de telefoto con zoom óptico de cuatro aumentos.

Google Pixel 6 vs Google Pixel 6 Pro, ¿cuáles son las diferencias?

La cantidad de memoria RAM disponible también es diferente, con cuatro gigas extra en el Pixel 6 Pro frente a los 8 GB del Pixel 6. Puede que, hoy por hoy, esta diferencia no sea apreciable en el día a día, pero sin duda hace que el Pixel 6 Pro sea un móvil más "a prueba de futuro" que su hermano menor.

Otra diferencia no tan importante está en la posición del motor de vibración: el Google Pixel 6 Pro lo integra en la parte baja del dispositivo, más cerca del área que se suele tocar al usar el dispositivo, y por tanto ofreciendo una respuesta más agradable que en el Pixel 6, cuyo motor háptico se encuentra en la parte superior.

Ahora bien, ¿justifican todas esas diferencias una diferencia de precio de casi 250 euros? Me temo que todo dependerá de las prioridades de cada uno. Lo que está claro, es que muy pocos móviles pueden ofrecer tanto como el Pixel 6 por 650 euros.

Diseño

Cualquier parecido entre el Pixel 6 Pro y el resto de smartphones anteriores de la familia Pixel es pura coincidencia. Y, sin embargo, Google ha sido capaz de mantener intacto ese toque de originalidad que ha definido a cada uno de sus smartphones desde 2017 --dejo fuera al Pixel original, pues su aspecto físico no era muy diferente del de un iPhone contemporáneo--.

Este año, Google optado por eliminar la sensación de dispositivos "de juguete" que tenían los modelos anteriores, por una estética mucho más premium, al recurrir a materiales como el aluminio y el vidrio con un acabado brillante --todo un imán para la suciedad y las huellas--, y curvas que estilizan su cuerpo al estilo de un smartphone de gama alta de Samsung.

Pero, pese a haber eliminado buena parte de los rasgos que definían la estética de los anteriores Pixel, como el botón de encendido coloreado, la cámara situada en una esquina o incluso los colores con nombres divertidos a modo de burla de la seriedad con la que algunas marcas se toman el hecho de nombrar los acabados de sus dispositivos, se han mantenido otros como el acabado en doble tono de la parte trasera, revivido tras su desaparición en las dos pasadas generaciones de la serie Pixel, con diferentes estilos dependiendo del modelo elegido.

Google Pixel 6 Pro blanco

Es difícil de apreciar en la fotografía, pero la parte superior de la trasera del Pixel 6 Pro es de un color ligeramente diferente al de la parte inferior / Imagen: Christian Collado

En el caso del color "Cloudy White" que he podido probar, el dispositivo está rodeado por un chasis de aluminio gris, que une la pantalla con un gran panel de vidrio de color marfil, separado por el visor de la cámara de otro pequeño panel superior, con un color blanco tirando a grisáceo.

Los bordes brillantes dejan hueco a los botones de encendido y volumen, con un tacto firme y agradable gracias a un acabado rugoso, aunque con un recorrido algo corto para mi gusto. También se pueden encontrar las líneas de las antenas, situadas en los laterales, así como a una franja de plástico de color blanco situada en la parte superior. Tal y como ya se vio en su día, esta pieza sirve cono "ventana" para la antena 5G UW.

Sin duda alguna, el rasgo que más personalidad otorga a este diseño es el visor de la cámara antes citado, al que Google se refiere como "camera bar". Es una franja de vidrio de color negro que atraviesa la mitad superior de la parte trasera, sobresaliendo en varios milímetros y rodeado de un bisel metálico que se fusiona con el propio borde de aluminio del dispositivo.

Esquina y parte superior del Pixel 6 Pro

Se puede apreciar la curvatura de la pantalla, y la "ventana" de plástico que cubre la antena para 5G / Imagen: Christian Collado

Precisamente en este bisel reside uno de los puntos menos convincentes de este diseño. No por la estética como tal, sino por el hecho de acumular polvo y suciedad con suma facilidad, sobre todo si no se utiliza una funda protectora que cubra el visor de la cámara.

No obstante, el visor también tiene sus puntos a favor. Por un lado, hace que el aspecto del dispositivo sea claramente reconocible, lo cual me lleva a pensar que Google lo adoptará como rasgo de diseño propio de sus dispositivos Pixel de aquí en adelante. Además, a nivel práctico, el hecho de ocupar todo el ancho de la parte posterior evita que el dispositivo "baile" cuando se utiliza apoyado sobre la mesa.

Hay que detenerse en el hecho de que el Pixel 6 Pro es un teléfono enorme, de los más grandes que se pueden encontrar hoy por hoy en el mercado fuera del terreno de los plegables. Sus más de 16 centímetros de alto y 210 gramos de peso hacen que no sea un dispositivo precisamente compacto, y aquellos que en su día quedaron enamorados del formato "mini" del Pixel 5, probablemente tendrán que esperar a la llegada del supuesto Pixel 6a, con un tamaño mucho más reducido gracias a su pantalla de 6,1 pulgadas.

Pero, por suerte, en esta ocasión grande no significa incómodo. Las curvas presentes en los laterales del dispositivo tienen el radio adecuado para lograr que el dispositivo siente bien a la mano y resulte agradable sostenerlo en la mano. A eso hay que sumar un efectivo sistema de "palm rejection" que evita que la pantalla detecte los --inevitables-- toques accidentales sobre la parte curva del panel.

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Justo encima de la pantalla se encuentra el auricular para llamadas, el cual Google ha diseñado de un modo un tanto extraño. Y es que, si bien es cierto que en el día a día pasa completamente desapercibido, cuando la la luz incide de manera directa sobre el panel se puede apreciar un gran hueco que no queda protegido del exterior por algún tipo de rejilla, de modo que queda a merced del polvo y la suciedad que pudiera colarse en su interior con el paso del tiempo. En cualquier caso, dado que el dispositivo cuenta con certificación IP68 que avala resistencia al agua y al polvo, no parece que esta abertura vaya a suponer un problema en ese sentido.

Pienso que el diseño del Pixel 6 Pro es un acierto en líneas generales. La calidad de construcción está al nivel de los móviles más "premium" del mercado, la estética es reconocible y original, y . Como únicas pegas, pondría el uso de cristal brillante en lugar de mate, y el abanico de colores de este modelo Pro con respecto al Pixel 6 "normal".

Pantalla

Google ha dotado al Pixel 6 Pro de una de las mejores pantallas que se pueden encontrar en el panorama telefónico actual. El panel es un "viejo" conocido, pues es el mismo utilizado en modelos como el vivo X70 Pro+.

Se trata de una pantalla LTPO OLED flexible de 6,71 pulgadas de diagonal, con resolución Quad HD+ y tasa de refresco de hasta 120 hercios.

Al tratarse de un panel LTPO, es capaz de variar su frecuencia de actualización de manera dinámica para ahorrar energía, reduciendo la tasa hasta 10 hercios cuando se muestra contenido estático, y aumentándola hasta 120 hercios cuando se interactúa con el panel. A la hora de reproducir vídeos o jugar a juegos incompatibles con los 120 hercios, la tasa de refresco se reduce hasta 60 hercios.

Pantalla del Pixel 6 Pro

Con 6,7 pulgadas de diagonal, la del Pixel 6 Pro es la pantalla más grande vista hasta ahora en un Pixel / Imagen: Christian Collado

El panel cuenta con todas aquellas características que podríamos esperar de un flagship de 2021, incluyendo el soporte para contenido HDR, protección con cristal Gorilla Glass Victus o una profundidad de color de 24 bits. Lo único que echo en falta es una función similar a "True Tone" o al "Ambient EQ" que Google introdujo en el Pixel 4, y que variaba el balance de blancos de la pantalla en base a la temperatura de la luz ambiental para ofrecer una experiencia más cómoda.

La reproducción de los colores es excelente, con una gran precisión al utilizar el modo de pantalla "Natural" --por defecto, el dispositivo viene con el modo "Adaptativo" activado--. Salvo por una saturación del color algo inconsistente en los modos "Adaptativo" y "Mejorado", no hay duda de que el del Pixel 6 Pro es un panel bien calibrado. Además, hay que mencionar que Google apunta al espectro Display P3 como espacio de color por defecto del teléfono.

A diferencia de otros modelos, además, Google ha conseguido dotar al Pixel 6 Pro de un panel que destaca por una excelente uniformidad de color, apreciable sobre todo cuando se visualiza un fondo oscuro con un nivel de brillo bajo. La diferencia es clara cuando se compara con modelos que utilizan paneles similares, como puede serlo el OnePlus 9 Pro.

Con un brillo máximo de 1.100 nits, la iluminación del panel no es un problema, y se encuentra al nivel de algunos de los referentes en este sentido. No es tan bueno, en cambio, el sistema de brillo automático, con un rendimiento inconsistente y unas transiciones carentes de suavidad a la hora de cambiar entre los diferentes niveles. No es la primera vez que un dispositivo Pixel peca de problemas con el brillo automático, lo cual me lleva a pensar que el modo de "brillo adaptativo" que Google incluye en sus móviles es el responsable de este rendimiento por debajo de lo esperado.

En ese sentido, es necesario mencionar que el pico máximo de brillo solo se puede alcanzar a través del modo de brillo automático, cuando la luz ambiente es muy alta y el sistema detecta la necesidad de aumentar al máximo la iluminación para mejorar la visibilidad. Este modo de brillo máximo permanece activo durante un máximo de cinco minutos, y pasan treinta minutos hasta la próxima vez que se activa. En caso de usar el deslizador de brillo manualmente, el pico máximo que se puede alcanzar es de 470 nits.

Una curiosidad al respecto, que no he visto mencionada en prácticamente ninguna review, es el hecho de que el Pixel 6 Pro equipa dos sensores de iluminación ambiental, uno en la parte frontal y otro en la trasera. De ese modo, el dispositivo puede interpretar de una mejor manera **el nivel de iluminación ambiental para ajustar el nivel de brillo en consecuencia. Algo parecido al sensor de luz 360 incluido en los móviles Xiaomi.

Pixel 6 Pro

No habrá problemas al utilizar la pantalla del Pixel 6 Pro en interiores ni en exteriores / Imagen: Christian Collado

También son excelentes los ángulos de visión, y me alegra saber que Google ha sido capaz de eliminar en gran medida las aberraciones de color que suelen aparecer en los laterales de los dispositivos con pantalla curva.

A todo eso hay que sumar la extrema fluidez que aportan los 120 hercios, la cifra más elevada vista hasta ahora en un Pixel, y lo bien que combinan con las nuevas animaciones y transiciones de Android 12.

También cabe destacar que, durante estas semanas usando el dispositivo como móvil personal, he utilizado un protector de pantalla de TPU para proteger el panel de golpes y arañazos --este modelo, para ser exactos--. He de decir que, pese a ello, no he tenido ningún tipo de problema con el lector de huellas, ni me he visto en la necesidad de activar el modo de "alta sensibilidad" incluido en los ajustes del sistema.

Y ya que lo he mencionado, no está de más hablar del lector de huellas dactilares integrado en la pantalla del Pixel 6 Pro, el primero de este tipo usado por Google, y sin duda alguna uno de los aspectos más polémicos del dispositivo.

Pixel 6 Pro

Los márgenes que rodean la pantalla tienen un tamaño reducido y son relativamente uniformes / Imagen: Christian Collado

El sensor no es tan rápido como el que incluyen los modelos más recientes de Samsung, OnePlus o Huawei, pero diría que sí es igual de preciso. Google alega que la falta de velocidad se debe a medidas de protección adicionales que hacen que la lectura tome un poco más de tiempo.

En el día a día, aunque la diferencia es apreciable si se compara con otros modelos con lector de huellas en pantalla, no tengo muy claro que sea un problema. De hecho, me parece más grave el hecho de que Google decidiera acabar con el excelente sistema de reconocimiento facial incluido en los Pixel 4, en mi opinión mucho más conveniente y efectivo que cualquier tipo de lector de huellas dactilares habido y por haber.

Hardware y rendimiento

Pese a usar, casi siempre, la última generación de procesadores Qualcomm Snapdragon, los Google Pixel nunca llegaban a alcanzar el nivel técnico de algunos de sus rivales más directos en el mercado. Ya sea por contar con cantidades de memoria RAM por debajo de lo esperado, o tecnologías de memoria más lentas que las de sus competidores.

Nada de eso pasa en el Pixel 6 Pro. Esta vez, Google no ha escatimado y ha dotado a su dispositivo estrella de las especificaciones más punteras que pueden encontrarse en el mercado hoy por hoy, incluyendo 12 GB de memoria RAM con tecnología LPDDR5, y hasta 512 GB de almacenamiento interno UFS 3.1.

Además, se trata del Google Pixel con la batería de mayor capacidad de la historia, con 5.003 mAh; y la que más rápido se carga gracias al soporte para carga rápida de 30 W por cable, y de 23 W de manera inalámbrica usando la base Pixel Stand de segunda generación.

Google Pixel 6 Pro blanco

Google Tensor es el "cerebro" escondido en el interior del Pixel 6 Pro / Imagen: Christian Collado

Aunque el verdadero protagonista de su ficha técnica es otro. Su nombre es Tensor, y se trata del primer procesador móvil diseñado por Google que la compañía introduce en uno de sus smartphones.

En su momento, ya abordé con más detenimiento las cualidades de Tensor y su parecido con el SoC Exynos 2200 de Samsung. Y es que sí: Tensor es un procesador que deriva del chip de Samsung ya citado, pero sobre él, Google ha realizado multitud de modificaciones, que van desde una configuración de núcleos muy diferente, liderada por dos núcleos Cortex X1 de alto rendimiento, hasta la inclusión del chip de seguridad Titan M2, que sumado a tecnología ARM TrustZone, hace que el Pixel 6 Pro sea el smartphone con el mayor número de capas de hardware de seguridad visto hasta ahora.

Las pruebas sintéticas han demostrado que Tensor no está al nivel de plataformas como Snapdragon 888 o Apple A15 en cuanto a potencia bruta y desempeño gráfico. Lo cual, por otro lado, no sorprende dado que, desde un inicio, Google afirmó que su intención con este procesador no era la de intentar llegar a lo más alto de los benchmark, sino la de centrar buena parte de los recursos del chip a ofrecer el mejor resultado en tareas que recurren a técnicas de machine learning e inteligencia artificial, como el reconocimiento de canciones automático sin conexión a Internet, la interpretación de comandos de voz rápida y realizada en el propio dispositivo.

En un uso diario, Tensor cumple más que con creces al realizar cualquier tipo de tarea. Todo funciona con extrema rapidez y de una manera mucho más veloz que en cualquier otro Pixel hasta la fecha, y con una gestión de la temperatura solvente, que evita los problemas de sobrecalentamiento vistos en móviles de la competencia con procesador Snapdragon 888.

Los 12 GB de memoria RAM también ayudan a que la experiencia sea satisfactoria, acabando por fin con los problemas de apps en segundo plano que se cierran por falta de memoria disponible, o de grabaciones de vídeo que se cortan porque la cámara no cuenta con una cantidad de recursos suficientes. Dos problemas que yo mismo había experimentado en mi anterior Pixel 4 XL con la mitad de RAM que este 6 Pro.

En conclusión, no hay duda de que el Pixel 6 Pro ofrece el resultado esperado de un flagship. Probablemente este no sea el móvil más adecuado para aquellos que busquen conseguir puntuaciones obscenas en los test de rendimiento, ni una potencia gráfica que pueda rivalizar con los Apple A15 o M1. Pero sí puede serlo para quienes buscan una potencia capaz de ofrecer un resultado óptimo durante años , y sobre todo, una experiencia equilibrada, fluida y consistente.

Pixel 6 Pro

El software del Pixel 6 Pro se mueve con fluidez y consistencia / Imagen: Christian Collaod

Autonomía y carga

El hecho de no incluir un procesador de Qualcomm por primera vez en uno de sus Pixel, nos generó la incógnita de cómo de eficiente sería el nuevo procesador Tensor de los Pixel 6. Además, la experiencia con los dispositivos basados en la plataforma Snapdragon 888 tampoco había sido del todo satisfactoria en cuanto a duración de batería, de modo que era lógico dudar sobre las capacidades del Pixel 6 Pro en este sentido.

Afortunadamente, Google ha decidido no confiarse y apostarlo todo a las capacidades de Tensor. Con 5.003 mAh de capacidad, la del Pixel 6 Pro es la batería más grande vista jamás en un Pixel, y eso se traduce en un muy buen resultado en general, que por supuesto, dependerá de cada usuario y de su forma de usar el smartphone.

En mi caso, lo más común ha sido obtener una autonomía cercana a una jornada y media de uso, con entre seis y siete horas de pantalla encendida, con un uso relativamente intenso consistente en varias sesiones de fotografía o vídeo cada día, uso de apps como Google Maps y el navegador durante varias horas o edición de fotos con Lightroom. A eso hay que sumarle una cobertura de red nefasta durante la mayor parte del día.

Pixel 6 Pro, USB

El Google Pixel 6 Pro admite carga rápida de hasta 30 W, y carga inalámbrica de hasta 23 W / Imagen: Christian Collado

Un detalle que creo interesante destacar es que la autonomía del Pixel 6 Pro no comenzó siendo tan buena desde el principio. En los primeros días de uso del dispositivo, la batería se agotaba con mayor rapidez a pesar de que mis hábitos de uso apenas han variado con el paso de las semanas. Es probable que la función de "Batería inteligente" tenga algo que ver con esta mejora progresiva en la autonomía.

Google ha decidido sumarse a la moda de retirar el cargador de la caja de sus nuevos teléfonos, alegando razones relacionadas con la sostenibilidad. El problema está en que los Pixel 6 son compatibles con un sistema de carga rápida actualizado, que a día de hoy muy pocos cargadores soportan --más allá del propio de Google--.

Por tanto, aunque el dispositivo es, sobre el papel, compatible con carga rápida de hasta 30 W, la mayoría de usuarios tendrán que conformarse con un máximo de 23 W utilizando cargadores compatibles con el estándar Programmable Power Supply --PPS--.

Viendo lo que han conseguido marcas como OnePlus o Xiaomi en estos últimos años, la carga del Pixel 6 Pro está lejos de ser la más veloz del mercado. Y, aunque personalmente no he echado en falta una mayor velocidad, me temo que habrá quienes sigan prefiriendo las soluciones de 65, 80 o hasta 120 W que ofrecen algunos rivales.

Algo parecido sucede con la carga inalámbrica del Pixel 6 Pro. Aunque la potencia máxima admitida es de 23 W, esta tasa solo se puede conseguir utilizando la nueva base de carga Google Pixel Stand. En caso de usar un cargador Qi convencional, la carga se ve limitada --usando un cargador inalámbrico de OnePlus, la potencia máxima que he conseguido ha sido de 8,5 W--. También se incluye la posibilidad de cargar otros dispositivos compatibles con Qi a través del sistema de carga inalámbrica inversa, capaz de producir una potencia de 5 W.

Un detalle interesante a destacar es que Google incluye un sistema de "carga inteligente", que controla la carga de la batería durante la noche con el objetivo de frenar la degradación de esta. Para funcionar, el software toma como referencia la hora de la primera alarma del día y se asegura de que la batería permanezca cargada antes de que suene, limitando la carga al 80% durante las horas previas.

Software y experiencia

Un año más, el software y las funciones exclusivas de Pixel vuelve a ser una de las grandes bazas de esta familia de teléfonos. Aunque muchas de las características nuevas son propias de Android 12, y por tanto ya fueron abordadas en el análisis a fondo de la última versión de Android, otras han debutado por primera vez junto a la serie Pixel 6.

Hay que comenzar hablando de la interfaz. Android 12 y Material You suponen el mayor avance a nivel estético de la historia del sistema operativo, y una revolución a la altura de la introducción de Material Design en el año 2014 junto con Android 5.0 Lollipop.

Con esta nueva iteración, Google ha puesto todo el énfasis en la personalización, dando al usuario la posibilidad de construir su propia experiencia a través de una paleta de colores única, creada en base a los colores del fondo de pantalla utilizado.

Android 12 en Pixel 6 Pro

Android 12 en los Pixel es una experiencia completamente diferente a la de otros dispositivos / Imagen: Christian Collado

A eso hay que sumar unos elementos gráficos completamente rediseñados, animaciones y movimientos actualizados, menús menos densos y con más espacio libre, widgets renovados con más opciones de personalización y más útiles, y textos de mayor tamaño en apartados como la pantalla de bloqueo o el menú de ajustes.

En su conjunto, Android 12 en el Pixel 6 Pro brinda una de las experiencias de software más coherentes y agradables que se pueden encontrar a día de hoy en el panorama Android. Ninguna otra capa de personalización se le acerca.

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Pero Android 12 es mucho más que una capa de pintura. El software del Pixel 6 Pro viene repleto de funciones útiles y convenientes, muchas de ellas exclusivas de esta familia de teléfonos, al menos durante un tiempo.

El nuevo motor de búsqueda integrado en el Pixel Launcher permite encontrar básicamente cualquier cosa, desde resultados en Internet, hasta contactos, o incluso realizar acciones concretas en aplicaciones sin necesidad de abrirlas o cambiar determinados ajustes del sistema. Una vez te familiarizas con esta herramienta, básicamente cambiar por completo tu forma de usar el móvil.

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

También ha cambiado el carrusel de multitarea/aplicaciones recientes. Ahora no solo es posible seleccionar y copiar texto de cualquier aplicación, sino que incluso se da la posibilidad de guardar o compartir cualquier imagen simplemente seleccionándola. Y, si una de las apps abiertas recientemente es el navegador, el proprio software te sugiere la opción de copiar la URL de la pestaña que está abierta en ese momento.

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Google también ha añadido nuevas formas de controlar el teléfono sin tener que interactuar con la pantalla, como el gesto de doble toque sobre la parte trasera. Esta función es completamente personalizable, pudiendo elegir entre una de las opciones predefinidas, o abrir una aplicación específica que hayamos elegido.

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Una de mis funciones favoritas de los Pixel, "Está sonando", también ha recibido un lavado de cara con esta nueva generación. Como novedad, se ha añadido la opción de "forzar" la búsqueda de canciones que están sonando a nuestro alrededor a través de un botón dedicado en la pantalla de bloqueo o el modo Always on Display. También se puede acceder a un historial y buscar entre las canciones que el dispositivo ha identificado, marcarlas como favoritas o compartirlas con otras personas.

Y, por supuesto, la detección e identificación de canciones funciona completamente offline, pues el modelo de identificación se ejecuta en modo sandbox dentro de la suite Private Computer Core, aprovechando las capacidades del co-procesador dedicado integrado en Tensor. Esto implica que el dispositivo seguirá buscando canciones, aunque no esté conectado a Internet.

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Otra novedad es el filtrado de llamadas incluido en la aplicación de teléfono, que por fin funciona en español, y que permite filtrar llamadas con un toque, de manera que la persona que llama escuchará un mensaje del Asistente de Google, sugiriéndole mencionar el motivo de la llamada. Del mismo modo que la función Now Playing, esta herramienta se ejecuta en el dispositivo sin necesidad de conexión a Internet.

Desafortunadamente, no todas las novedades presentes en el software del Pixel 6 Pro están disponibles en todo el mundo. Una de las características más llamativas es el nuevo método de escritura por voz basado en la tecnología del Asistente de Google, capaz de puntuar las frases correctamente y, en teoría, más rápido a la hora de redactar textos que si se utiliza el teclado virtual. Hoy por hoy, esta función no está disponible en Español.

Sí está disponible, en cambio, el "modo intérprete" con soporte para cerca de 50 lenguajes diferentes, que traduce y transcribe automáticamente la voz para facilitar las conversaciones con personas cuyo idioma nativo sea diferente del nuestro. Y, de nuevo, sin tener que mantener el dispositivo conectado a Internet gracias a Private Computer Core. Su funcionamiento es sorprendentemente efectivo, y he de reconocer que me ha servido de gran utilidad a la hora de cubrir recientes eventos de presentación retransmitidos en perfecto chino.

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Aunque las nuevas funciones del software no son el único atractivo de los Pixel. Hoy por hoy, los smartphones de Google siguen siendo los Android con el período de soporte más amplio que se puede encontrar, con tres años de actualizaciones de Android aseguradas, y, por primera vez, probablemente gracias a la inclusión del procesador Tensor, un mínimo de cinco años de actualizaciones de seguridad y "Pixel Updates".

Eso implica que el Pixel 6 Pro se actualizará, como mínimo, a Android 15, y seguirá recibiendo actualizaciones con nuevas funciones --Pixel Feature Drop-- cada tres meses durante un extra de dos años, así como parches de seguridad de forma mensual.

Pero eso no significa que el software de los Pixel sea perfecto, y si no, que se lo cuenten a los usuarios que sufrieron problemas como la incapacidad de realizar llamadas telefónicas, los reinicios aleatorios y tantos otros problemas que surgieron con la actualización Android de diciembre de 2021, que Google se vio obligada a retirar poco después de haber sido liberada.

Esto causó que, ya en enero de 2022, buena parte de los Pixel 6 de todo el mundo siguieran anclados en el parche de seguridad de noviembre, con limitaciones como la incapacidad de usar la base de carga Pixel Stand a la máxima potencia admitida, con problemas de funcionamiento del lector de huellas o con una cobertura de red pobre.

Finalmente, la actualización de enero de 2022 llegó a mediados de mes para introducir nuevas mejoras, y llevar a los Pixel anclados en la actualización de noviembre las soluciones que debería haber incluido el parche de diciembre. A partir de ese momento, el grueso de los problemas presentes en el dispositivo dejaron de provocar dolores de cabeza a los poseedores del teléfono.

Cámaras

Usando un viejo sensor de 12 megapíxeles usado en móviles de poco más de 100 euros como el Xiaomi Redmi 8A, Google ha sido capaz de plantar cara, durante años, a los principales exponentes en fotografía móvil del mercado, llegando a superarlos en muchos aspectos. Todo, gracias a los avances de la compañía en el campo de la fotografía computacional.

Por esa razón, los más entusiastas de la fotografía esperaban con ganas la llegada de un smartphone Pixel con un hardware actualizado en sus cámaras. Ese momento ha llegado.

Triple cámara trasera del Pixel 6 Pro

Tres cámaras lideran la parte trasera del Pixel 6 Pro, con 50, 12 y 48 megapíxeles respectivamente / Imagen: Christian Collado

El Google Pixel 6 Pro supone el mayor avance fotográfico de la historia de la gama, por primera vez con tres sensores a la espalda que abarcan un rango focal que va desde los 16 hasta los 102 milímetros equivalentes.

Su sistema viene formado por tres de los sensores más punteros que se han visto en un móvil hasta la fecha, incluyendo un enorme sensor principal firmado por Samsung y un telefoto de alta resolución, con lente plegada capaz de generar un zoom óptico de cuatro aumentos. Podemos resumir el apartado fotográfico del Pixel 6 Pro de la siguiente manera:

  • Sensor principal: Samsung GN1 de 50 megapíxeles, tamaño de 1/1,31″, píxeles de 12 µm, distancia focal equivalente a 24 mm, apertura f/1.85, OIS, Dual PDAF, Quad Bayer Pixel binning (produce imágenes de 12,5 MP)
  • Sensor Ultra-wide angle: Sony IMX386 de 12,5 megapíxeles, tamaño de 1/2,86″, píxeles de 1,25 μm, campo de visión de 114°, distancia focal equivalente a 16 mm, apertura f/2.2
  • Sensor telefoto: Sony IMX586 de 48 megapíxeles, tamaño de 1/2″, píxeles de 0,80μm, distancia focal equivalente a 102,6 mm (zoom óptico de 4 aumentos), apertura f/3.5, OIS, PDAF
  • Cámara frontal: Sensor de 11,1 megapíxeles, píxeles de 1,22 μm, apertura f/2.2, campo de visión de 94°, enfoque fijo

Está claro que el teléfono no anda precisamente corto en lo que a hardware se refiere. Pero eso no quita que Google haya decidido apostarlo todo al hardware, de hecho, el software encargado de procesar las fotografías sigue siendo el gran protagonista de este sistema de cámaras del mismo modo que ya lo era en generaciones previas. Tanto, que en determinadas ocasiones se puede apreciar cómo el software llega a ser una limitación para los sensores, que no son capaces de demostrar sus capacidades porque Google sigue empeñada en dotar a las imágenes de su look tan reconocido. Por suerte, esta limitación se puede esquivar de una manera relativamente simple.

El sensor principal es el que ofrece un rendimiento más consistente independientemente del tipo de escena. Su gran tamaño permite capturar imágenes detalladas y con menos ruido incluso en situaciones de iluminación escasa. En algunos casos, ni siquiera es necesario recurrir al excelente modo "Visión nocturna" para obtener capturas bien iluminadas por la noche. Vale la pena mencionar que, a pesar de lo indicado en otras reviews, personalmente no he tenido la sensación de que el Pixel 6 Pro genere más flares que otros terminales por culpa del gran visor de vidrio que atraviesa la parte trasera y cubre las cámaras.

Este sensor también destaca por una baja profundidad de campo que permite generar un bonito desenfoque natural al capturar objetos cercanos. En algunos casos, ni siquiera es necesario recurrir al modo retrato para poder obtener capturas con fondo desenfocado, siempre y cuando la distancia entre el sensor y el sujeto sea lo suficientemente corta.

La cámara con lente ultra gran angular es, sin duda, el eslabón más débil de este sistema de cámaras. Dado que su campo de visión es de 114 grados, no permite capturar un área de la escena tan amplia como los sensores de otros móviles, como el OnePlus 10 Pro y su nuevo sensor con lente ultra gran angular de 150 grados. Además, su reducida resolución se traduce en imágenes menos detalladas y un rendimiento más pobre al capturar escenas nocturnas. Por suerte, el software cumple bien su función y permite obtener buenas imágenes de paisajes o retratos con un ángulo algo diferente. Desafortunadamente, esta cámara no puede ser usada a modo de "cámara macro" como en los últimos modelos de iPhone y OnePlus.

App de cámara del Pixel 6 Pro

La app de cámara del Pixel 6 Pro no ha cambiado demasiado con respecto a versiones anteriores / Imagen: Christian Collado

Pero, sin duda alguna, el telefoto óptico de cuatro aumentos es mi favorito de todos los que incluye el Pixel 6 Pro, y el motivo que me ha hecho decantarme por este modelo en lugar del Pixel 6. Combinado con el sistema Super Res Zoom, este sensor permite capturar imágenes con zoom que destacan por una excelente nitidez cuando la iluminación acompaña, y la calidad de las imágenes se mantiene en un muy bien nivel hasta alcanzar los 10 aumentos. Más allá de eso, el ruido comienza a cobrar protagonismo y las imágenes comienzan a volverse algo planas.

Comparado con sensores similares como el incluido en el Samsung Galaxy S21 Ultra, que pude analizar a principios de año, pienso que el del Pixel 6 Pro hace un mejor trabajo al no añadir una cantidad excesiva de detalle artificial, y producir imágenes con un look natural. Además, por su distancia focal, es el sensor más adecuado para capturar retratos sin distorsión en los rostros y con un bonito desenfoque de fondo.

No obstante, pienso que Google debería afinar los parámetros de luz necesarios para que el sensor telefoto "entre en juego", pues en ocasiones la cámara decide utilizar el sensor principal en lugar del teleobjetivo, a pesar de haber luz más que suficiente para obtener una buena captura con dicho sensor.

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Todos los sensores son compatibles tanto con el deslizador de exposición dual, que permite controlar tanto las altas luces como las sombras en tiempo real; como con el nuevo deslizador de temperatura de color, una novedad muy útil a la hora de elegir el balance de blancos más adecuado para las escenas complejas en las que el software puede tener algunos problemas para determinar el tono más aadecuado.

En general, se trata de un sistema de cámaras extremadamente solvente en cualquiera de las distancias focales que abarca. El único "problema" que encuentro es que el procesado no deja a los sensores "brillar" tanto como deberían por su tendencia a levantar en exceso las sombras, afilar los bordes y añadir demasiado contraste a las texturas hasta el punto de hacerlas parecer artificiales. ¿La solución? Capturar imágenes en formato RAW.

Galería de fotos y vídeos con Pixel 6 Pro

Desde hace ya un par de años, Google incluye en la cámara de los Pixel la capacidad de hacer fotografías en formato RAW, que combinan la información completa del estándar RAW, con el procesado de imagen propio de los Pixel. Algo similar al sistema ProRAW de los últimos iPhone.

Con pequeños ajustes de color y contraste sobre los archivos RAW es posible obtener imágenes mucho más naturales y parecidas a las que se podrían obtener de una cámara profesional. Puede que en años previos fuera necesario apoyarse en el procesado para remediar las debilidades de los sensores, pero los incluidos en el Pixel 6 Pro son más que capaces de brillar con luz propia sin tanta ayuda por parte del HDR de Google.

Además de un conjunto de sensores renovado, Google también ha añadido algunos modos y funciones nuevos a la cámara del Pixel 6 Pro. Los dos más interesantes están presentes en el menú "Movimiento" de la app de cámara --la cual, por cierto, apenas ha cambiado con respecto a la que ya estaba presente en los anteriores Pixel con Android 12--.

En este menú encontramos las funciones "Toma de acción" y "Larga exposición". La primera, simula de una manera bastante efectiva la fotografía en movimiento con un sujeto u objeto enfocado, y la segunda permite crear en pocos segundos una fotografía de larga exposición, que de otro modo requeriría de equipamiento adicional y de varios minutos modificando los parámetros de la cámara para dar con la configuración adecuada.

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Google Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamosGoogle Pixel 6 Pro, análisis: el Pixel que merecíamos

Otra nueva función es el llamado "Borrador mágico", integrado en Google Fotos --aplicación que, por cierto, actúa como aplicación de cámara nativa en los Pixel 6--. Para quienes estén acostumbrados a usar herramientas como el pincel restaurador de Photoshop probablemente no sea nada nuevo, pero el hecho de que esté integrado en la app de galería y sea capaz de eliminar defectos u objetos innecesarios de las imágenes, sin esfuerzo y de manera proactiva, hace que sea una herramienta extremadamente conveniente.

La calidad del vídeo es también excelente, a la altura de lo mejor que podemos encontrar en el panorama Android. El rango dinámico es excelente, el enfoque automático resulta muy efectivo y la calidad del audio capturado por los micrófonos es buena. Además, Google ofrece la opción de usar micrófonos externos conectados por cable o Bluetooth de manera sencilla, y el visor de la cámara ahora muestra el efecto HDR en tiempo real.

En cuanto a la cámara para selfis, me alegra ver que Google ha recuperado la lente gran angular con un campo de visión de 94 grados, perfecta para autorretratos grupales. Además, la cámara centrada en la parte superior de la pantalla está en la posición más adecuada para poder grabar vídeos o participar en videollamadas evitando que nuestro rostro esté descentrado.

Otros detalles

Hay otros aspectos del Pixel 6 Pro que vale la pena examinar con detalle, y que o bien no encajan del todo en ninguna de las categorías anteriores de este análisis, o bien requieren de un apartado propio. Son los siguientes:

Google Pixel 6 Pro

Sin duda alguna, el mejor Pixel creado por Google hasta la fecha.

Conectividad y redes

Desde la llegada de la actualización Android del mes de diciembre de 2021, un buen porcentaje de los usuarios del Pixel 6 Pro se quejó de problemas con la red en forma de pérdidas de cobertura o llamadas telefónicas cortadas.

En mi experiencia, no he sufrido ninguno de estos problemas a pesar de contar con la actualización de diciembre instalada desde el día que recibí el dispositivo. Por tanto, parece claro que los problemas están relacionados con un defecto en el software, que debería ser subsanado con la actualización de enero.

Por lo demás, la cobertura y la calidad de la conexión con la red de datos es buena en la mayoría de situaciones. En lugares donde apenas tenía cobertura con mi anterior Pixel 4 XL, el Pixel 6 Pro sí ofrece un buen resultado. A grandes rasgos, la experiencia en este sentido es similar a la que se podría obtener con un Samsung Galaxy S de última generación, lo cual es lógico teniendo en cuenta que el modem de Tensor es el mismo que incluye el SoC Exynos 2100.

Motor háptico

La vibración de los teléfonos es un aspecto que, si bien en ocasiones se puede pasar por alto, puede cambiar por completo la experiencia con un móvil. Para bien o para mal.

El motor háptico del Google Pixel 6 Pro es uno de los mejores que haya probado hasta ahora en un smartphone Android, con una vibración firme, precisa y agradable de la que Google saca partido a través de efectos repartidos por toda la interfaz de usuario.

En ese sentido, ningún Android, ni siquiera el Pixel 6 Pro alcanza el nivel del Taptic Engine de los iPhone, pero sin duda alguna los smartphones de Google son los que más se acercan a esa experiencia.

Sonido

Ningún Pixel hasta ahora ha destacado por una calidad de sonido brillante. El Pixel 6 Pro, por desgracia, no es la excepción.

Su sistema de audio estéreo, formado por dos altavoces, es capaz de producir un audio potente y de buena calidad. Pero, desafortunadamente, el audio que produce está un tanto desequilibrado, probablemente debido a la inferior potencia del auricular integrado en la parte superior de la pantalla.

A la hora de llamar por teléfono, el auricular superior produce un sonido nítido y potente, de una caliad muy superior al auricular "en pantalla" del anterior Pixel 5.

Temas relacionados: Análisis de móviles, Google, Google Pixel, Móviles

Compartir
Disney+ logo
Date de alta en Disney+ por 8,99 euros y sin permanencia ¡Suscríbete a Disney+!
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!