Análisis de los JBL Tour One: los cascos más cómodos que probarás este año

¿Buscas unos cascos con ANC equilibrados y a buen precio? Hemos probado los JBL Tour One y... nada mal.

Análisis de los JBL Tour One: los cascos más cómodos que probarás este año

Presentados a comienzos de 2021, los JBL Tour One son unos cascos inalámbricos con cancelación de ruido activa que merece la pena tener en cuenta, sobre todo por su comodidad y el buen equilibrio entre todas sus prestaciones.

Fueron galardonados con el "Best of Innovation Honorees" en los CES Innovation Awards del pasado año, reconociendo así tanto su diseño como su magnífica ingeniería, ambos aspectos obra de la archiconocida compañía de audio y telecomunicaciones Harman (la cual por cierto pertenece a Samsung desde 2016). Tenemos así razones para mantener altas las expectativas con estos cascos: buen precio, una ficha técnica generosa y el respaldo de un auténtico titán del audio.

JBL Tour One estuche

Los JBL Tour One incluyen un estuche rígido para transportarlos y diversos accesorios / Fotografía de Dídac Dalmases

Hemos podido probar a fondo estos JBL Tour One durante un par de semanas, por lo que vamos a contaros qué ofrecen y si merecen o no la pena.

JBL Tour One

JBL Tour One, opinión y puntuación

JBL Tour One, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar los JBL Tour One?
A favor
  • Extremadamente cómodos
  • Sincronización rápida
  • Buena ANC
  • Carga en 2 horas y gran autonomía
En contra
  • Construcción algo tosca
  • Funcionalidades y controles muy básicos
  • Sin resistencia al agua o al polvo
ConclusionesLos JBL Tour One no son perfectos pero son muy, muy, muy cómodos. Y su cancelación de ruido es de nivel. Solo con estas dos bazas son ya una compra muy a tener en cuenta, sobre todo para esos usuarios que busquen unos cascos prácticos con los que trabajar toda la semana.
Puntuación
85Sobre 100

JBL Tour One

Los auriculares ideales para trabajar

Precio de los JBL Tour One y dónde comprarlos

Los JBL Tour One salieron a la venta a mitades de 2021 a un precio oficial de 299 euros. Sin embargo, hoy en día es habitual encontrarlos por un importe que oscila entre los 200 y los 250 euros, siendo los 229 euros su precio más común.

JBL Tour One

Disponibles únicamente en negro, en Amazon cuentan con una calificación sobresaliente a pesar de ser uno de los productos menos conocidos de JBL. Además de en Amazon, los JBL Tour One están disponibles también en la propia web del fabricante donde también suelen tener algún que otro descuento.

Ficha técnica de características de los JBL Tour One

JBL Tour One, ficha técnica
Características
Peso268 gramos
AudioDrivers de 40 mm
Sensibilidad del controlador de 95 dB SPL a 1 kHz
Respuesta de frecuencia entre 10 y 22/40 kHz (pasiva/activa)
Cancelación de ruido activaSí (activa y pasiva)
Modo transparencia (TalkThru), modo de sonido adaptativo y modo de sonido ambiente
BluetoothBluetooth 5.0
Rango de hasta 10 metros
Batería25 horas con ANC activada y hasta 50 horas con ANC desactivado
Carga2 horas mediante USB Tipo C
Otros detallesCompatibilidad con Google Assistant y Alexa
App propia
Sensor de movimiento
Precio de salida299 euros

¿Dónde se sitúan los JBL Tour One?

Viendo el catálogo actual de auriculares con cancelación de ruido de JBL es fácil acomodar estos Tour One. Así, los cascos de JBL se sitúan en la cima de su portfolio de cascos con ANC, solo por debajo de los JBL Club One, un modelo de 2020 con un diseño y unas características dirigidas a perfiles más "audiófilos".

JBL Club One

Por lo demás, estos JBL Tour One están claramente por encima de modelos con diseño supraural como los JBL Club 950NC, los JBL Live 660NC o los JBL E65 BTNC, este último uno de los modelos más conocidos de la marca. Mirando aspectos como la duración de la batería o los acabados no nos pillamos los dedos si afirmamos que los Tour One son una compra más recomendada para ese usuario que pueda permitirse estirar un poco su presupuesto dentro de la tienda de JBL.

Ahora bien, si decidimos explorar el mercado fuera de los dominios de JBL la cosa cambia un poco, ya que que podemos encontrar compras más interesantes por el mismo o incluso menos dinero. Si por ejemplo valoramos, ante todo, la calidad de sonido tenemos modelos de Sony, como los WH-1000XM3 o los WH-1000XM4, que desafían "muy mucho" los cascos de Harman.

Sony WH-1000XM3

Sony WH-1000XM4

Otras alternativas de peso podrían ser los Huawei FreeBuds Studio, unos cascos que en los últimos tiempos han ido bajando de precio hasta situarse en importes sumamente atractivos, especialmente si tenemos en cuenta todo lo que ofrecen a los usuarios de Android.

Huawei FreeBuds Studio

Por último también es justo que nos entren dudas con los JBL Tour One si los comparamos con los que, posiblemente, sean sus rivales más directos en el mainstream de los cascos con ANC: los Bose Bose SoundLink II y los Bose Noise Cancelling Headphones 700. Los dos modelos se alzan como absolutos referentes en la franja de los "200 y pico euros", acumulando miles de valoraciones positivas en los e-commerce de moda: batería superior a las 20 horas, un diseño funcional y confortable, control por voz y una soberbia cancelación de ruido son las armas con las que plantan cara al modelo de JBL.

Bose SoundLink II

Bose Noise Cancelling Headphones 700

Diseño: plegables y extremadamente cómodos

JBL Tour One plegados

Los JBL Tour One se pliegan con suma facilidad / Fotografía de Dídac Dalmases

Ahora sí, nos metemos de lleno en faena empezando por el diseño de los JBL Tour One. Como es habitual en estos cascos, su fabricación pasa por el uso de piel sintética para la diadema y las orejeras, aluminio para los ajustes de la diadema y su estructura, y plástico para los acabados. En este último sentido, los JBL Tour One emplean dos tipos muy definidos de plástico, uno más visible, bien acabado y de tacto suave, y otro algo de apariencia brillante que le da un toque más tosco a los cascos, en parte porque emite unos pequeños "crujidos" al plegar y desplegar los cascos.

JBL Tour One detalle plástico

Algunos acabados de los JBL Tour One son "plasticosos" de más / Fotografía de Dídac Dalmases

Por lo demás, los auriculares de JBL nos recuerdan muchísimo a los Sony WH-1000XM4 que ya analizamos en su momento, aunque hay que señalar que en el caso de los Tour One estos solo están disponibles en negro. Son así unos auriculares con un diseño elegante y discreto, quizás no demasiado original pero sí muy cómodo. Suman además el extra de que pueden plegarse muy fácilmente, tanto para guardarse en una mochila o bolsillo amplio o bien en el estuche rígido que incluyen. Como es habitual en los cascos de diadema, además de plegarse los cabezales de los auriculares pueden doblarse, facilitando que podamos colgárnoslos en el cuello sin incordios.

Gracias a su peso de 268 gramos, uno puede transportarlos con o sin la funda con total comodidad, por no hablar de que en ningún caso se sienten pesados en la cabeza (esto último conseguido también gracias a la diadema ajustable). Por cierto, respecto al estuche rígido que incluyen los cascos, este alberga en su interior un cable de carga USB-A - USB-C, un adaptador para aviones y un cable jack (doble macho) para conectar los cascos al PC o al móvil a la vieja usanza.

Siguiendo con el apartado del diseño, hay que hablar, como no, de la extrema comodidad de la que pueden presumir los cascos de JBL. Comparándolos por ejemplo con los Sony WH-1000XM4, sin duda la perfecta vara de medir del sector, los JBL Tour One son bastante más confortables. Esto se debe a que incluyen más acolchamiento en el interior de la diadema y en las orejeras, y a que el relleno que emplea es algo así como el famoso látex de los colchones de Lo Monaco, ejerciendo la presión justa en nuestra cabeza.

JBL Tour One almohadillas vs Sony WH-1000XM4

Las almohadillas de los JBL One Tour junto a las de los Sony WH-1000XM4 / Fotografía de Dídac Dalmases

La única pega que se le puede poner a sus almohadillas "mágicas" es que producen bastante más calor que las de los Sony WH-1000XM4, seguramente por el tipo de piel sintética usada y por el propio relleno. ¿En qué se traduce esto? Pues que por ejemplo, si usas los cascos para dar un paseo largo o en ambientes caldeados (un despachito en verano, una oficina con la calefacción a tope), es muy probable que sudes algo. Por esa misma razón son unos auriculares que no recomendaría para hacer deporte, ya que, además de ese "calorcito" extra de las almohadillas, no tienen ningún tipo de resistencia al agua o al polvo. Ahora bien, para trabajar o estudiar son una auténtica maravilla: habiéndolos usado 8 horas cada día durante una semana entera puedo decir que son increíblemente cómodos y con un nivel de sujeción más que sobresaliente.

Controles y experiencia de uso

Siguiendo un poco con el tema del diseño podemos hablar también de los controles y los botones de los Tour One. JBL ha apostado en este caso por un sistema mixto: en el auricular izquierdo tenemos el conector USB-C para cargar los cascos y un botón multi-función, mientras que en el auricular derecho tenemos el conector jack de 3,5 milímetros, los botones de volumen y un interruptor.

JBL Tour One detalle de los botones

El gatillo de encendido y apagado y los botones de volumen de los JBL Tour One / Fotografía de Dídac Dalmases

A mayores, encontramos unos controles táctiles situados en la capa externa del auricular derecho, los cuales nos permiten ampliar un poco nuestro rango de interacciones con los cascos, si bien su uso está limitado a los toques, por lo que las funciones que podemos activar son bastante ajustadas. Así, para subir y bajar el volumen tendremos que usar los botones físicos (prácticos y bien situados, todo hay que decirlo), mientras que para pausar/retomar la reproducción y para saltar pistas hacia delante y hacia atrás usaremos los toques del auricular derecho (un toque, dos toques o tres toques). Obviamente, estos toques también podremos usarlos para responder o colgar llamadas. Finalmente, añadir que también podemos mantener pulsado el control táctil durante un par de segundos para invocar al asistente de voz, silenciar llamadas o activar el TalkThru, una útil función de la que hablaremos después.

En ese auricular derecho tenemos también un interruptor de tipo gatillo con el que encenderemos y apagaremos los auriculares y activaremos la conexión múltiple. Los JBL Tour One soportan un máximo de dos dispositivos conectados al mismo tiempo, entre los que podremos alternar con este interruptor.

Por otra parte, en el auricular izquierdo tenemos un botón único que podremos configurar con la app de JBL para invocar el asistente de voz o bien alternar entre los distintos modos de cancelación de ruido de los cascos.

En líneas generales la experiencia con los auriculares ha sido positiva, si bien los controles son un poco confusos. Estaría bien que los botones de volumen, los cuales usamos bastante, estuvieran un poco más arriba y, también echamos de menos un control táctil más avanzado (que permita deslizar el dedo por la superficie para realizar distintas acciones) o que por lo menos tuviéramos espacio para personalizar más los botones y toques.

JBL Headphones en Google Play

Aún con todo los JBL Tour One se benefician de las bondades de la app de JBL Headphones, aplicación compatible con los auriculares wireless de la marca y que, en el caso de los Tour One, amplía algo sus capacidades.

App JBL

La aplicación de JBL Headphones ofrece un mínimo de personalización para los JBL Tour One

Además de poder toquetear la cancelación de ruido y el sonido ambiental de la misma manera en que lo haríamos con el botón multifunción, la aplicación nos permite escoger entre el modo audio o el modo vídeo, este último un modo de baja latencia teóricamente más afinado para ver vídeos o jugar (nosotros no hemos notado ninguna diferencia). Nos ofrece también la posibilidad de probar diferentes ecualizaciones y de configurar incluso nuestra propia ecualización, perfilando los bajos, medios y altos a nuestro antojo.

Más allá de los aspectos sonoros con la app de JBL Headphones también podremos editar el tiempo de apagado automático de los auriculares, modificar "Mi alarma" (algo así como un modo especial para dormir con los cascos), activar o desactivar el sensor de movimiento (pausa la música al quitarse los cascos y la reanuda al ponerlos de nuevo, algo reamente práctico), escoger qué asistente de voz vincularemos a los auriculares (Google Assistant, Alexa o el nativo de nuestro móvil), cambiar el idioma de las indicaciones de voz que recibimos y, finalmente, personalizar los controles.

Aunque esta personalización de los controles es todo un punto a favor para los JBL Tour One, realmente está bastante limitada, acotándose solo al TalkThru y a la forma en la que queremos invocar al asistente de voz. De la misma manera tampoco incluyen acceso directo (por ejemplo, pulsando el botón multifunción tres veces) que nos diga cuánta batería tienen los cascos, por lo que la única forma de salir de dudas es comprobarlo en la app de JBL o en los ajustes Bluetooth.

Batería: autonomía y tiempos de carga

Cambiando de tercio, en lo que a batería respecta los JBL Tour One son un auténtico tanque. El fabricante presume de 25 horas de reproducción con la cancelación de ruido activa y hasta 50 con ella desactivada, cifras que hemos podido comprobar que se cumplen a rajatabla. Ten en cuenta que si por ejemplo usas los cascos para trabajar a diario en la oficina con que los cargues una vez a la semana será más que suficiente. Piensa también que la gran mayoría de auriculares de diadema suelen rondar las 18 o 20 horas de batería con la ANC activada así que los tiempos de los cascos de JBL son sencillamente magníficos.

JBL Tour One diadema vs Sony WH-1000XM4

Los JBL Tour One tienen mejor batería que los Sony WH-1000MX4 / Fotografía de Dídac Dalmases

A nivel carga también tenemos buenas noticias: se cargan por completo en un par de horas, pudiendo incluso acceder a una carga rápida especial que proporciona 2 horas de reproducción con solo 10 minutos de enchufe. Punto positivo para JBL.

Cancelación de ruido y calidad del sonido

Finalmente vamos a ver el apartado sonoro de estos JBL Tour One, tocando la cancelación de ruido activa de la que presumen, la calidad del sonido que proporcionan así como el que registran sus micrófonos.

Sobre la cancelación de ruido podemos decir que no está nada mal, de notable alto. Quizás no alcanza los niveles de los Sony WH-1000MXM4 (teóricamente una de las mejores cancelaciones de ruido en este segmento de auriculares) pero se le queda muy pero que muy cerca. Si trabajas en entornos ruidosos (una oficina, una biblioteca) lo notarás. Si entras a un sitio concurrido con ellos puestos (un centro comercial o un autobús) lo notarás aún más. En definitiva, estamos ante una muy buena cancelación de ruido que anula por completo los sonidos continuos de fondo. Además, gracias al acolchado de las almohadillas obtenemos un extra de aislamiento, por lo que aunque tengas los auriculares apagados es posible que oigas lo que sucede a tu alrededor con cierta amortiguación. Ten en cuenta eso sí que a pesar de ese aislamiento los cascos no aíslan el sonido que emiten, algo que puede molestar a algunos usuarios: si estás escuchando Julio Iglesias a todo volumen los que estén a tu alrededor lo oirán también.

Por lo demás, los JBL Tour One disponen de diferentes modos de cancelación de ruido, los cuales podemos configurar desde la app o mediante el botón multifunción. Tenemos la cancelación de ruido habitual, la cual filtra la mayor cantidad posible de ruido y una cancelación de ruido adaptable (Noise Cancelling True Adaptive) en función del ambiente (los micrófonos detectan el sonido a nuestro alrededor y filtran a conveniencia). Aparte de esto podemos dejar pasar parte del sonido ambiente con otros dos modos especiales: Ambient Aware y TalkThru. Con el primero de ellos rebajamos la cancelación de ruido al aire libre mientras que con el segundo, se atenúa la música para que podamos escuchar, con la ayuda de los micrófonos, lo que sucede a nuestro alrededor. Este último modo, el TalkThru, es especialmente útil para cuando estamos trabajando y alguien nos dice algo, o cuando, por ejemplo, nos toca pagar en el súper y llevamos los cascos puestos. De esta forma podemos interactuar con nuestro alrededor sin tener que quitarnos los cascos. Dado que es una función de la que vamos a tirar con cierta asiduidad, JBL nos ha puesto su acceso bastante fácil, pudiendo activarla con un doble toque en el botón multifunción o bien manteniendo pulsado el panel táctil.

JBL Tour One ajuste diadema

El ajuste de los JBL Tour One es firme y abarca una decena de posiciones / Fotografía de Dídac Dalmases

Respecto a la calidad del sonido, tampoco hay quejas. Sin ser puristas del sonido nos encontramos con unos niveles máximos de volumen que no llegan a saturar y unos bajos presentes aunque quizás algo suavizados de más. Sea como sea, recordemos que la app de JBL nos permite ecualizar por completo los graves, medios y altos, pudiendo configurar el sonido a nuestro antojo. A nivel técnico tenemos unos drivers de 40 milímetros, más que suficientes para reproducir música a buen volumen y con una calidad digna así como una matriz de 4 micrófonos con la que perfilamos la cancelación de ruido activa y nos aseguramos además un audio de alto nivel en las llamadas. Sobre este último aspecto, incluso caminando en días ventosos se nos escuchará con total claridad (confirmado por varios interlocutores).

JBL Tour One

Por último, hay que indicar también que los JBL Tour One incluyen un modo especial pensado para la gente que se duerme con los auriculares puestos, el cual ajusta la cancelación de ruido y la reproducción a los parámetros temporales que marquemos. Quizás no es demasiado útil (¿dormir 8 horas con unos cascos de diadema?) pero puede ser un extra a valorar por esas personas aficionadas a dormir la siesta en un sillón.

Este dispositivo ha sido analizado de forma independiente gracias a una cesión por parte de la marca. El artículo contiene enlaces de compra por los que Andro4all podría percibir una comisión. Únete al canal de chollos de Andro4all para enterarte de las mejores ofertas antes que nadie.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti