Sony WH-1000XM5: Te cuento mi experiencia tras varios meses de uso

La calidad de sonido, autonomía y cancelación de ruido me han impresionado. Te cuento por qué he cambiado a los nuevos auriculares de Sony.

Sony WH-1000XM5: Te cuento mi experiencia tras varios meses de uso

La música puede ser la pasión de muchas personas. Al menos, lo es para mí. Por ello, siempre intento tener un modelo de auriculares en los que la música se escuche claramente. No busco un modelo que aporte muchos graves que atenúen los medios y agudos. Desde que encontré a Sony, estoy muy contento con su gama de auriculares.

Después de muchos años probando bastantes marcas he de decir que Sony me ha enamorado sobre todo por su calidad de audio y su gran autonomía pero, entre los Sony WH-H900N y los WH-1000XM5 hay un salto importante. Te cuento mi experiencia con ambos auriculares y por qué ahora no me separo de los tope de gama de este año.

Mis inicios con Sony, apostando por los gama media alta de la marca

Comencé mi andadura con Sony con los Sony WHH800, unos auriculares pequeños que, a mi punto de vista, sonaban bastante bien pero tenían un problema. Eran pequeños y me molestaban los oídos tras un tiempo no muy largo de escucha. Contento con la marca en general, por la calidad precio en su construcción, comencé a mirar auriculares que pudieran ser más cómodos.

Decidí entonces devolverlos y comprar los WH-H900N, el hermano mayor de los anteriores auriculares. El sonido era mejor, tenían mayor autonomía y, una de las características que más me llamo la atención fue la cancelación de ruido. En mi vida había usado unos auriculares con cancelación de ruido era un salto importante. Gracias a la cancelación de ruido, podía concentrarme mejor en el trabajo. No escuchaba prácticamente nada y mi empresa era un lugar ruidoso y, como programador, necesitaba tiempo para poder estar centrado en mis tareas. Por arte de magia, solucioné todos los problemas.

Sorpresa mayúscula con los WH-1000XM5

Tras varios años de continuó uso diario, con una batería que me duraba alrededor de unas 20h continuas de reproducción (conectaba el 99% de las ocasiones los auriculares por cable), los signos de desgaste eran evidentes. Decidí en ese momento comenzar a buscar otros auriculares de Sony.

Sony WH-H900N

Signos de desgaste de mis antiguos Sony WH-H900N. Imagen: Ramón Guardia

Mirando diferencias, vi diferencias entre los WH-1000XM4 y los WH-1000XM5 y, a priori parecían no tener demasiados cambios entre ambos modelos por lo que, antes de comprarlos, decidí probarlos alquilados unos meses para saber si de verdad debería desembolsar tal cantidad de dinero y, para mi sorpresa, he alucinado con los WH-1000XM5.

Pros de los Sony WH-1000XM5

Comparando las cancelaciones de ruido, he de decir que los WH-1000XM5 son sublimes. Si viajas, como es mi caso, tener estos auriculares en trenes o aviones será tu mejor aliado. Conectas los auriculares y dejas de escuchar casi todos los ruidos externos. Son una maravilla en este sentido.

Aparte pensé que la calidad de construcción sería peor que su gama anterior o los WH-H900N pero erré. Los materiales están seleccionados para que el peso sea el mínimo. Los WH-H900N pesaban pero estos auriculares no molestan. Puedo decir que llevo “algodones” que reproducen música. Tras largas sesiones de escucha, no he notado mucha fatiga en cuello u oídos.

Sony WH1000XM5

Los Sony WH1000XM5 son muy ligeros y tienen un muy buen acabado. Imagen: Ramón Guardia

La calidad de sonido es excepcional. Los graves no atenúan al resto de sonidos como suele pasar en otro tipo de auriculares y los medios y agudos vibran. Puedo escuchar mi tipo de música favorita a la perfección, notando la diferencia entre guitarra, batería, bajo y vocalista. Una maravilla. Obviamente, prefiero usar Amazon Music a otras aplicaciones de música por la calidad de sonido extra que aporta en combinación a los tope de gama de Sony.

Los accesorios que traen los auriculares son pocos. En un principio traen una funda semi rígida que abulta bastante pero está muy bien lograda, teniendo un compartimento para el cable en la misma funda, un cable de carga y el cable de sonido.

El modo ambiente es correcto. Si voy por la calle, activo el modo ambiente para poder escuchar todo lo que podría perderme si tengo el modo de cancelación activado. Escuchar con nitidez lo que pasa en la calle mientras caminas es un plus para la seguridad.

La autonomía es sobresaliente. Si bien es cierto que no aportan mucha más autonomía que su predecesor, uso los auriculares por varios días antes de llegar a cargarlos. Para mí, desde que tengo los antiguos auriculares, es uno de los mejores puntos a tener en cuenta.

Contras de los Sony WH-1000XM5

Uno de los puntos negativos que veo a día de hoy en los auriculares es que, a diferencia de su antecesor, no pueden plegarse. Esto hace que la funda que tenemos sea más grande, abulte más y para los viajes sea más molesto. Sony ha arriesgado en un nuevo diseño que fuera más ligero y, lo que ganamos de ligereza, lo perdemos en este aspecto.

Funda Sony WH1000XM5

La funda de los auriculares está muy bien lograda. Tiene un compartimento para los cables pero abulta en la maleta de viaje. Imagen: Ramón Guardia

El coste de los auriculares es demasiado elevado para lo que ofrece. Si bien es cierto que los auriculares hacen mejor trabajo en general que los WH-1000XM4, no sobresaltan lo suficiente para la subida de precio que propone Sony.

La función de speak to chat es molesta a mi punto de vista. Soy una persona a la que le gusta tararear a veces las canciones. He tenido que deshabilitar completamente el speak to chat para poder usar los auriculares. Al principio, no sabía cómo desactivarla pero, busqué por internet para quitarla y… ahora soy más feliz.

Por qué me he cambiado a los WH-1000XM5

Una vez dicho todo esto pienso… ¿debería cambiarme realmente? La respuesta es un rotundo sí. Si bien es cierto que vengo de una gama media alta de hace varios años y el salto ha sido increíble. No hay comparación y para mí los WH-1000XM5 casi rozan la perfección en función de lo que busco de unos auriculares.

La calidad de sonido es muy buena y sobre todo la cancelación de ruido es excelente. No puedo pedir mucho más de unos auriculares para uso diario y reproducción (con cable obviamente) de canciones en alta calidad.

El problema llega si tuviera unos WH-1000XM4. Si tuviera la versión anterior, no me decantaría por los nuevos auriculares porque no mejoran de manera muy notable con respecto a su generación anterior. Por tanto, si eres un usuario que tiene la versión antigua, te recomiendo esperar un par de generaciones mínimo. El salto será más placentero, tal y como me ha pasado a mí.

Si por el contrario tienes unos auriculares antiguos y llevas un tiempo pensando en dar el salto, te recomiendo apostar por los Sony WH-1000XM5. No vas a arrepentirte por la decisión que vas a tomar y tu vida, como hizo la mía, va a dar un giro de 360 grados. No vas a querer volver atrás.

Reproducir en YouTube

Para ti
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!