Si quieres un Pixel Watch ten cuidado, iFixit dice que es muy complicado de reparar

Dicen los expertos que bajo el capó, el Pixel Watch es un dispositivo "muy feo" al que se le nota "la primera generación".

Si quieres un Pixel Watch ten cuidado, iFixit dice que es muy complicado de reparar
Muchas vibras de primeras generación, para los expertos casi un prototipo muy mejorable.

Si os habéis preguntado qué secretos esconde el interior de un Pixel Watch tan limpio y redondito, debéis saber que no estáis solos en el mundo porque nosotros mismos, en Andro4all, también nos habíamos preguntado lo mismo. De hecho, es que casi es tradición ya que cada vez que se presenta un nuevo dispositivo novedoso o del rango más 'top' todos estemos ansiosos esperando a conocer las sorpresas bajo el capó de la mano de Ars Technica, iFixit o expertos similares en la materia.

Para ver por dentro al Pixel Watch poco hemos tenido que esperar, ciertamente, aunque ya de primeras tenemos que contaros que mucho cuidado con el primer smartwatch made by Google los que vayáis a compraros uno, porque iFixit ha dejado muy claro en su teardown que la reparabilidad y facilidad de acceso a sus componentes no es para nada su principal característica.

De hecho, es que los expertos definen el interior el Pixel Watch como "muy feo" y con muchas vibras de una primera generación, casi un prototipo, construido pensando solo en el aspecto exterior y sin prestarle demasiada atención a la situación de ciertos componentes clave ante posibles fallas.

Malas noticias para quien quiera comprarse un Pixel Watch, porque va a tener que protegerlo mucho: el vidrio frontal puede romperse con facilidad y no es reparable, como tampoco lo es la corona o los botones.

Google Pixel Watch: el primer reloj inteligente de Google llega con WearOS e integración con Fitbit

En todo caso empezamos por las buenas noticias, porque reparar o sustituir la pantalla bajo su vidrio curvado no parece imposible, abriéndose el reloj como suele ser habitual con calor y una palanca plástica que nos ayude a separar los vidrios del chasis.

Hasta aquí esa buena noticia, porque extraer la pantalla requerirá también sacar la batería ya que el conector del display se encuentra debajo de la bolsa de acumulador de energía. La primera en la frente...

Pero no es la única, porque toda la parte superior del Pixel Watch es vidrio curvado sin protección alguna, así que cualquier golpe en una esquina podría dañarlo, rajarlo o romperlo directamente, algo que según informes de un usuario no se reparará desde Google por ninguna cantidad de dinero, dejando a los usuarios con un smartwatch roto e irreparable por canales oficiales. Dado su diseño, tampoco la corona o los botones parecen ser reemplazables en este reloj inteligente.

Todo en el Pixel Watch deja sensaciones de "primera generación", con poco cuidado por un aspecto interior que en Apple también es importante.

Como veréis en el vídeo, de casi 4 minutos de duración, Sam Goldheart dice que una vez abierto el Pixel Watch "es obvio que estamos en el país de Android", con soldaduras feas para mantener unidos algunos componentes como el zumbador háptico y una cinta Kapton inexistente en el universo Apple, donde además incluso se pintan las caras internas del chasis para que el interior de los productos de Cupertino se vea bien también.

Confirman desde iFixit que no sólo la disposición de componentes es un problema, sino que además éstos no están etiquetados o marcados como se debería, y que todo deja sensaciones de una primera generación con mucho por mejorar.

Por último, desde iFixit no se otorga puntaje de reparabilidad al Pixel Watch precisamente por todo esto, aunque hay otras partes positivas como que el vidrio trasero se puede desprender fácilmente al igual que el frontal, sin que esté pegado ni conectado a ninguno de los sensores físicamente. Además, la propia Sam Goldheart alababa el nuevo adhesivo de Google para la placa trasera, que sale de una pieza y sin dejar ningún residuo.

Para ti
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!