"Tu móvil es la idea más estúpida que he oído nunca": así fue el estrepitoso fracaso del Mobile ESPN

Repasamos la historia del Mobile ESPN, un móvil que solo duró un año en el mercado debido al bajo interés del público. Sin duda, un fracaso estrepitoso.

"Tu móvil es la idea más estúpida que he oído nunca": así fue el estrepitoso fracaso del Mobile ESPN

En el mercado de telefonía móvil hemos conocido ideas de todos los tipos, algunas de ellas han triunfado y otras han fracasado por completo. Hoy te queremos hablar de una de las que pertenecen a este último apartado, el de los fracasos, pues toca recordar al Mobile ESPN. Se trata del móvil desarrollado por la compañía ESPN, que apenas duró un año en el mercado debido al bajo interés de los compradores.

Fueron muchos los que se dieron cuenta de que la idea de este teléfono no era la mejor, pero hay un personaje que destaca entre todos, Steve Jobs. "Tu móvil es la idea más estúpida que he oído nunca", llegó a decirle a George Bodenheimer, presidente de ESPN en 2006. El Mobile ESPN era un teléfono pensado específicamente para los amantes del deporte, con un servicio dedicado a ofrecer información actualizada. Sin embargo, el desarrollo de la idea no fue el mejor, lo que llevó a ese fracaso que hoy recordamos.

Mobile ESPN, un fracaso estrepitoso

"Tu móvil es la idea más estúpida que he oído nunca": así fue el estrepitoso fracaso del Mobile ESPN

ESPN creó su propio móvil y fue todo un fracaso.

El Mobile ESPN es un móvil de tapa lanzado al mercado en 2005 por la compañía ESPN, propietaria de un grupos de canales de televisión especializados en la faceta deportiva. Su teléfono no podía ser menos, así que también estaba desarrollado especialmente para atraer a los amantes del deporte. Para ser más exactos, Mobile ESPN era el nombre que recibía el servicio online que mostraba toda la información deportiva, desde las actualizaciones de resultados hasta las noticias más recientes.

El precio a pagar no era solo el del teléfono móvil, un Sanyo MVP que costaba 300 dólares (unos 290 euros), sino también el de la suscripción mensual para acceder al servidor online de ESPN. Dependiendo del tipo de suscripción, la cuota mensual podía ir desde 65 dólares (63 euros) hasta 225 dólares (218 euros). En total, disfrutar de las funciones del móvil de ESPN salía muy caro, ahí una de las razones del reducido éxito del producto.

18 años de la mítica N-Gage de Nokia: así era el móvil gaming original

El público demostró muy poco interés en el Mobile ESPN, que tardó menos de un año en desaparecer del mercado. De hecho, aún hoy sigue siendo uno de los grandes fracasos de la compañía. Como bien apuntan desde Vice, ESPN invirtió 150 millones de dólares en el proyecto, aunque solo alcanzó el 6% de las ventas que tenía como expectativas iniciales.

Desde un primer momento, la idea de Mobile ESPN no atrajo a muchas personas. Una de ellas fue el mismísimo Steve Jobs, que llegó a decirle al presidente que el móvil era "la idea más estúpida" que había oído nunca. Esto sucedió en una reunión de la junta directiva de Disney en 2006, según recoge el libro These Guys Have All The Fun.

No solo era gente externa a ESPN la que pensaba que el móvil estaba destinado a fallar. Steve Bornstein, directivo de la compañía en aquella época, también pensaba que era una idea estúpida. Sin lugar a dudas, el proyecto fue todo un fracaso comercial para ESPN.

"Tu móvil es la idea más estúpida que he oído nunca": así fue el estrepitoso fracaso del Mobile ESPN

El servicio Mobile ESPN tuvo mucho menos suscriptores de los esperados.

Sin embargo, esto no se debió a un mal funcionamiento del servicio online o a una tecnología poco desarrollada. Todo en el Mobile ESPN funcionaba bien, incluso era muy moderno si tenemos en cuenta que se trataba de 2005.

Sin embargo, además del alto precio, uno de los problemas era que los usuarios que quisiesen disfrutar del servicio de noticias también tenían que utilizar el teléfono móvil elegido por ESPN, pues era el que cumplía con las necesidades de hardware y batería de la plataforma online. De esta forma, tenían que dejar de usar sus propios teléfonos móviles si querían disfrutar de Mobile ESPN.

Pese al fracaso, algunos directivos como Bodenheimer lo ven a día de hoy como una tremenda oportunidad de aprendizaje. Ya sabes, de los fallos también se saca cosas positivas y este Mobile ESPN dejó mucho de lo que aprender.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti