Un país de torpes: la mitad de los estadounidenses deja caer su móvil al menos una vez a la semana

Un estudio analiza el trato que los usuarios estadounidenses dan a su móvil, revelando que las caídas son más que frecuentes.

Un país de torpes: la mitad de los estadounidenses deja caer su móvil al menos una vez a la semana
La mitad de los estadounidenses cae el móvil al menos una vez por semana.

La mitad de los usuarios estadounidenses sufren la caída de su móvil al menos una vez por semana. Esta es una de las conclusiones del nuevo estudio de Secure Data Recovery, que ha investigado cómo de imprudentes son los ciudadanos de Estados Unidos con sus smartphones. Además de revelar que los caen con cierta frecuencia, el estudio también descubre cuál es el porcentaje de usuarios que han tenido que reemplazar su móvil tras haberlo roto y cuáles son los modelos más dañados.

No en todos los estados del país americano tratan con la misma imprudencia a sus teléfonos móviles. Por ejemplo, en Utah y Connecticut los usuarios sufren más las caídas de sus terminales que en West Virginia. Todo esta información, y mucha más, la proporciona esta investigación de Secure Data Recovery realizada con más de 2.200 participantes de diferentes zonas de Estados Unidos.

Texas, Missouri y Oklahoma, los estados más imprudentes

Parece que en Estados Unidos los ciudadanos son algo torpes cuando se trata del uso del teléfono móvil. Según revela este estudio, el 44% de los usuarios cae su dispositivo al menos una vez por semana, un dato que seguro te deja más tranquilo si eres de los que tienen el móvil siempre en el suelo. Separándolo por estados, son los habitantes de Utah (65%) los más propensos a estas caídas, seguidos de los de Connecticut (58%) y Virginia (55%).

Algunos de estos golpes contra el suelo puede ser verdaderamente perjudicial para el teléfono. Teniendo en cuenta los datos de la investigación, el 76% de los usuarios ha tenido que reemplazar su teléfono móvil por uno nuevo en alguna ocasión después de haberlo roto. Este daño puede originarse por golpes, caídas y también por el agua. Seguro que conoces a alguien a quien se le ha caído el móvil en la piscina o en el inodoro, o que se ha metido con él en la playa olvidando que lo tenía en el bolsillo.

Estas situaciones pueden derivar en algo irreparable, la pérdida de los datos que se almacenan en el dispositivo. El estudio de Secure Date Recovery descubre que el 31% de los encuestados perdió toda la información guardada en el teléfono, desde las imágenes personales hasta la agenda de contactos.

Es curioso ver cómo, según esta investigación, el 95% de los usuarios encuestados en Texas ha tenido que sustituir su móvil tras romperlo. Las cifras son también elevadas en otros estados como Missouri (88%) y Oklahoma (88%).

En otras ocasiones, la caída del smartphone provoca la rotura de su pantalla, algo que se puede reparar. Sin embargo, no todos los usuarios optan por cambiar la pantalla por una nueva y siguen utilizando el móvil con el frontal roto. Es la situación del 18% de los participantes del estudio, que admiten tener la pantalla del teléfono rota sin planes de cambiarla.

Los ciudadanos de Estados Unidos son torpes con sus móviles, sí, pero al menos son precavidos. Solo 1 de cada 10 encuestados asegura no utilizar una funda protectora en su móvil. Utilizando este accesorio, las caídas son mucho menos peligrosas.

Este estudio sirve para conocer que no somos los únicos torpes al usar el teléfono móvil, a los estadounidenses también se les para el corazón a menudo por culpa de las caídas de sus smartphones. Como vemos, son muchos también los que han tenido que reemplazar su teléfono tras romperlo, y también los que han perdido todos los datos almacenados.

Reproducir en YouTube

Para ti
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!