Close Button
Compartir

El Gobierno de Estados Unidos podría volver a vetar a Honor, a pesar de que ya no forma parte de Huawei.

Huawei vendió Honor a finales de 2020 para liberarse de una carga económica y, de paso, permitir a la compañía Actuar de manera independiente y al margen de las restricciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos.

Bajo el mando de una nueva matriz llamada Zhixin New Information Technology Co.Ltd formada por varias empresas chinas --algunas de ellas públicas y asociadas al gobierno del país--, Honor ha continuado con su camino lanzando modelos como los Honor 50 y Honor 50 Pro. Pero es posible que, pronto, la firma vaya a encontrarse con las mismas piedras en el camino con las que Huawei lleva tropezando desde mediados de 2019.

El diseño del Honor 50

Los Honor 50 fueron los primeros gama alta de la era post-Huawei de la compañía china.

O, al menos, eso es lo que sugiere un nuevo reporte de The Washington Post, donde afirman que el Gobierno de Estados Unidos están planteándose introducir a Honor en la famosa "lista negra", lo cual impediría a la firma colaborar con empresas estadounidenses como Google o Qualcomm.

Honor resurge de sus cenizas y ya ha superado a Xiaomi y Apple en China

Por ahora no hay consenso: el presidente de EEUU podría tener la última palabra

A día de hoy, no parece que se haya tomado una decisión al respecto. Las cuatro partes que deben llegar a un acuerdo antes de colocar a una compañía en la llamada "entity list" son el Pentágono, el Departamento de Energía, el Departamento de Estado y el Departamento de Comercio. Durante las negociaciones, las dos primeras estuvieron en a favor de vetar a Honor, mientras que las dos últimas se mostraron en contra.

Tal y como sucedió con Huawei en su momento, las partes que se posicionan a favor del veto alegan que la colaboración de Honor con empresas estadounidenses podría suponer una amenaza de seguridad nacional. No obstante, Honor, a diferencia de Huawei, no parece tener intención de ampliar su mercado hacia Estados Unidos. En su lugar, ha decidido apostar por los mercados asiático y europeo.

En cualquier caso, en caso de que las negociaciones continúen bloqueadas, sería el presidente del Gobierno de Estados Unidos, Joe Biden, quien tendría la última palabra a la hora de decidir si Honor es, finalmente, vetada de operar junto con compañías estadounidenses

De ser así, Honor volvería al mismo punto en el que se encontraba cuando estaba bajo el paraguas de Huawei, y su retorno al mercado global podría verse trastocado al no tener la capacidad de utilizar la tecnología y los servicios de las compañías estadounidenses.

Temas relacionados: Móviles, Móviles chinos

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!