La historia de la primera fotografía enviada por un teléfono móvil: 1997 y un bebé

Fue Philippe Kahn, un visionario y emprendedor francés, quien inició la comunicación visual instantánea compartiendo el 11 de junio de 1997 una foto de su hija recién nacida, pero no todo es como te esperas...

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Las cámaras fotográficas se han convertido en el elemento clave y diferenciador de nuestros smartphones hoy en día, y no hay actor en esta industria que no quiera darle una vuelta con diseños tan curiosos como este gran angular móvil de Xiaomi o la nueva cámara periscópica que OPPO ya está preparando para su familia ‘Zoom’.

No siempre fue así, en todo caso, y es que los primeros teléfonos no disponían de cámaras de fotos ni nada que se le pareciese, y de hecho tuvimos que esperar hasta 1999 para ver al primer teléfono móvil con cámara integrada que, por extraño que pueda parecer, no fue el primero en enviar una fotografía utilizando sus capacidades de conectividad móvil a Internet.

OPPO Find X2 Series, claves de compra

La fotografía móvil es hoy en día el elemento diferencial en la industria

Hoy vamos a contaros la curiosa historia de esa foto enviada por Philippe Kahn, visionario y emprendedor francés, que nos contaba hace unos días el blog Cooking Ideas de Vodafone y que cambió el mundo para siempre anticipando la era de la comunicación visual instantánea.

A día de hoy todos llevamos una cámara en el bolsillo y no queda detalle en el mundo que no se grabe en vídeo o se fotografía al instante, pero hubo un tiempo en que no fue así y también hubo como siempre un pionero, Philippe Kahn, que se buscó la vida para enviar la fotografía de su hija recién nacida en 1997

Te recomendamos | Cómo hacer que tus fotos con el móvil siempre estén rectas y enderezadas

Primera fotografía enviada en 1997 por un móvil

Esta es la primera foto enviada por un móvil, cortesía de Philippe Kahn

De cómo el nacimiento de una niña iba a cambiar la historia de la comunicación

Con los smartphones dominando prácticamente al completo nuestro modo de vida actual, lo cierto es que antes del iPhone y de Android existieron más smartphones con cámaras integradas de muy baja calidad, que anticiparon lo que posteriormente llegaría y que bebieron del trabajo de Philippe Kahn para compartir en 1997 la fotografía de su hija recién nacida.

Hablamos cómo no de la foto que os mostramos justo aquí arriba, de una Sophie Kahn recién nacida e inmortalizada no por un smartphone, ni siquiera por un teléfono móvil convencional, sino por la cámara digital de Philippe Kahn que luego pasaría el fichero a su ordenador portátil con el que ya había ideado la forma de enviarla.

Al no disponer de conectividad inalámbrica en el portátil -por entonces ni siquiera existían las redes Wi-Fi-, el empresario francés decidió utilizar la señal de su teléfono móvil para enviar la foto desde el ordenador portátil a su ordenador personal en casa, pues éste sí estaba conectado a Internet de forma permanente.

Una vez en su PC en casa, ésta se reenvió por correo electrónico de forma automática en tiempo real a los contactos elegidos por Philippe Kahn, en un proceso ni sencillo ni mucho menos intuitivo que arrancaba en 1997 con la era de la comunicación visual instantánea, o lo que lo mismo, en algo así como un Instagram prehistórico.

Todo surgió de una idea loca ya en el hospital, tras haber recibido una llamada preguntando por la situación de su mujer y su hija, y haberse dado cuenta de que quería enviar una foto al instante como quien envía la voz por el móvil. 18 horas de trabajo bajo presión, según el propio Kahn, que lo tenía todo ya preparado cuando los doctores le comunicaron que podía pasar para ver a su hija recién nacida.

Kyocera Visual Phone VP-210

Kyocera Visual Phone VP-210, el primer móvil con cámara de fotos integrada

Kyocera Visual Phone VP-210, el primer móvil con cámara integrada data de 1999

El trabajo de Philippe Kahn le llevó a Motorola para producir el primer móvil con cámara integrada, pero el germen ya estaba puesto y fue Kyocera quien se anticiparía en 1999 con el Visual Phone VP-210, que comenzó a venderse en Japón con una cámara de 110.000 píxeles integrada en su frontal.

Como comprenderéis, este dispostiivo no era para nada lo que acostumbramos a ver hoy, pues sólo era capaz de almacenar hasta 20 imágenes JPEG en su memoria, pero por descontado sí estaba preparado para enviar estas fotos por correo electrónico de forma directa o a través de la red móvil PHS japonesa.

Una historia similar a la del Siemens SL45 y la música mp3, un dispositivo que tuve la ocasión de disfrutar en su día pero que sólo permitía almacenar hasta 12 canciones, más o menos un CD, digitalizado en un mp3 recién llegado para escuchar nuestras canciones favoritas en cualquier parte.

La explosión de la fotografía móvil llegaría obviamente más tarde, con la llegada del iPhone 3G y la popularización de los smartphones con Android de corte más económico, que puso en el bolsillo de todo el mundo una cámara, o varias en la actualidad, cada vez con mejores características y mayor calidad.

En 2020 las cámaras compactas están casi desaparecidas de una industria que evoluciona ya, como comentábamos al inicio, los módulos periscópicos o los sensores de altas prestaciones para que los smartphones actuales sean casi teléfonos móviles pegados a cámaras fotográficas, permitiendo comunidades de miles de fotógrafos profesionales que utilizan iPhone para sus trabajos.

Sin duda una historia curiosa, que seguramente no conocíais pero que está bien conocer, y es que todo tiempo pasado no fue mejor sino sólo anterior, y el futuro se presenta siempre lleno de oportunidades de mejora… ¿No os parece?

En Andro4all | La mejor app de cámara para Android y 9 alternativas
Más información | Philippe Kahn (en Wikipedia)

Únete a nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todas las últimas horas de Android. Si lo prefieres, también puedes segurinos en Instagram.

Sigue a Andro4all

Archivado en Fotografía y edición en Android, Móviles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion