Close Button

Un chico pasea tranquilo por una ciudad canadiense en pleno invierno, saca unas fotos y... ¡Ups, móvil al agua! El caso es que no se lo pensó demasiado para recuperarlo.

Los iPhone de 2021 podrían ser como los Android de 2017

Los Apple fanboys ya tienen el iPhone que se merecen: 10 unidades y 6000 dólares

¡Qué no haríamos por nuestros smartphones! Y es que sí amigos, se trata del dispositivo que más utilizamos a diario y con el que hacemos prácticamente todo, desde comunicarnos hasta consumir contenido, jugar o navegar por Internet, además de llevar prácticamente la totalidad de nuestra vida digital (y no tan digital) incluyendo fotografías, historiales de chat, accesos bancarios y un largo etcétera.

En todo caso, hay que echarle muchos bemoles para hacer lo que hizo este ciudadano canadiense intentando rescatar su smartphone del agua helada, algo que os hará tiritar de frío desde vuestros sofás y que muchos de nosotros nos pensaríamos dos o tres veces a buen seguro… ¿Lo vemos juntos?

Un hombre salta al agua helada para rescatar su iPhone

El momento del salto para rescatar su iPhone del agua… ¡Sólo de verlo se me congelan las ideas!

La historia es tan curiosa que no hemos podido resistir el traérosla de la mano de Gadgets Now, y es que este chico estaba celebrando feliz el día de San Valentín haciendo fotos en el entorno del Hotel Fairmont Empress, en la preciosa ciudad de Victoria en la Columbia Británica, en Canadá, cuando su flamante iPhone XS se fue al agua con su propietario saltando detrás para rescatarlo.

Un ingeniero de Google te cuenta cómo hackear un iPhone… ¡Sin tocarlo!

Ten cuidado por dónde andas con tu móvil sacando fotos y agárralo bien, porque puede caerse en el momento menos pensado obligándote a una machada de tamaña envergadura… ¿Tú te meterías en el agua helada?

Obviamente, el protagonista de nuestra historia también se lo pensó un poquito, pues el agua en esas latitudes está tan fría que la operación de rescate merecía un estudio previo, buscando primero el lugar donde reposaba el iPhone XS en el fondo del mar, desvistiéndose ni corto ni perezoso en pleno invierno canadiense, y saltando en calzoncillos para recuperar su preciado dispositivo de las garras del hielo:

Esos segundos de natación hasta la escalerilla de salida se merecen casi una medalla olímpica en los Juegos de Invierno, pero en su defecto tienen el reconocimiento mayúsculo de todos los que hemos disfrutado su hazaña, que el propio chico explicaba con la convicción de que “tenía la sensación de que funcionaría perfectamente, por eso salté para recuperarlo”.

Y es que a pesar de que efectivamente el iPhone XS es un smartphone con certificación IP68, nadie había probado que resistiese a condiciones extremas de temperatura, algo que corrobora este hombre afirmando que “no estaba realmente seguro mientras me calentaba, pero el hombre que grabó los vídeos me los envió y sentí el teléfono sonando en mi bolsillo”.

Un caso curioso, ciertamente, que seguro dejará de ser tan curioso si sacamos aquí la gran pregunta… ¿Qué estaríais dispuestos a hacer vosotros por vuestros smartphones? Yo otra cosa no sé, ¡pero al agua helada no salto ni loco!

Así es el móvil de edición limitada de Elon Musk: un iPhone con zapatillas incluidas

Temas relacionados: iPhone, Móviles

Comentarios
Facebook
Twitter
Whatsapp
Pinterest
Telegram
COMPARTIR