El móvil con 100GB de almacenamiento que pudo dominar el mercado

El Nextbit Robin fue un móvil valiente al atreverse con el almacenamiento en la nube, sin embargo no tuvo éxito comercialmente ni entre los usuarios.

Última actualización el 01/08/2020 a las 23:11

Una de las principales quejas que tenemos los usuarios de dispositivos móviles es el espacio de almacenamiento de los dispositivos.

Con el paso del tiempo, los 8 GB que muchos terminales de hace años tenían se han quedado anticuados sobre todo porque las apps cada vez ocupan más y más almacenamiento.

Ahora bien, hubo un dispositivo que podría haber dominado el mercado gracias a su infinita –en el momento en el que se creó– capacidad de almacenamiento.

Un dispositivo que dejaba en ridículo el almacenamiento de la competencia pero que por ciertos motivos… fue un fracaso.

Hablamos del Nextbit Robin.

Recordando el Nextbit Robin, el dispositivo “basado” en la nube

Nextbit Robin

El Nextbit Robin tenía muchos argumentos para triunfar, aunque lo cierto es que fue un rotundo fracaso.

Teléfonos Android han existido muchísimos a lo largo de la historia. Pero este Nextbit Robin llegó con una curiosa premisa bajo el brazo, ser un dispositivo basado en la nube.

En un momento en el que la nube no estaba tan asentada como lo es a día de hoy, los usuarios utilizábamos tarjetas microSD para solventar el poco espacio de almacenamiento con que los smartphones contaban por lo que esta idea no era para nada descabellada.

Así además de los 32 GB de serie –algo bastante inusual allá por 2015–, el Nextbit Robin contaba con 100 GB de almacenamiento adicional en una nube propia, lo que permitiría ahorrar espacio dentro del dispositivo.

Visto así, parecía que dicho smartphone iba a ser un éxito de ventas pero la realidad fue muy distinta.

La campaña de crowfunding en Kickstarter fue un rotundo éxito y el dispositivo alcanzó su financiación mucho antes de lo esperado.

El dispositivo por tanto se puso a la venta a principios del año 2016, enviando un millar de unidades a los que pusieron dinero en Kickstarter y poco más de 2.000 unidades extras vendidas a través de su web oficial.

Sin embargo, en 2017 Nextbit fue adquirida por Razer y las ventas se detuvieron de manera inmediata, cerrando en 2018 de manera definitiva su servicio en la nube.

Nextbit Robin

El Nextbit Robin demostró que a pesar de tener buenas ideas, la ejecución no fue la más acertada

¿Por qué fracaso el Nextbit Robin? Problemas de rendimiento, una cámara desastrosa y una calidad de materiales terrible, todo ello por unos 400 euros.

En definitiva el Nextbit Robin tenía muchos argumentos para triunfar pero a la hora de la verdad no consiguió enamorar a los usuarios.

Fue bastante valiente atreviéndose con el espacio en la nube pero cierto es que se despreocupó por otros aspectos bastante importantes para los usuarios como el rendimiento y la app de su cámara.