Close Button
Compartir

Qualcomm enseña su látigo en el mercado de procesadores móviles, pero es Samsung quien sorprende demostrando que sus Exynos no han funcionado en los últimos tiempos.

La batalla por los procesadores móviles es casi como la canción del verano, cada año asistimos a las discusiones y nunca tenemos un veredicto claro, aunque lo cierto es que en los últimos cursos Qualcomm nos lo ha puesto bastante fácil a la hora de elegir cuál es el mejor.

De hecho, es que Qualcomm Technologies lidera con mano de hierro la industria de los system-on-chips para dispositivos móviles, pues su familia Snapdragon puede presumir de un 31% de cuota de mercado muy por encima del segundo clasificado.

Xiaomi Mi 8 Explorer Edition, con Qualcomm protagonizando su trasera.

Casi de forma insultante, Qualcomm sigue dominando el mercado de procesadores móviles.

¿Que quién es este segundo en discordia? Pues no es otro que la mismísima Apple, que con sus chipsets Apple A Bionic se queda con un 23% de share demostrando que sus iPhone y las tabletas iPad siguen vendiéndose a buen ritmo.

El último escalón del podio lo ocupa una sorprendente Huawei con sus HiSilicon Kirin, que a pesar del veto de Donald Trump se mantiene en tercera posición con un 18% de cuota, y eso contando con una caída de más del 20% de sus ventas según los expertos de Strategy Analytics.

Lo curioso, sin embargo, lo veréis a la hora de completar el 'top5', y es que en cuarta posición encontramos a la taiwanesa MediaTek con otro 18%, dejando al mayor fabricante de móviles a nivel global, Samsung, en quinto lugar con sus Exynos con tan sólo un 9% de share... Interesante, ¿no? ¡Analicemos pues los motivos!

Los procesadores más potentes para móviles

Samsung sigue apuntando al crecimiento, pero sus Exynos no terminan de arrancar

Si bien es cierto que el Samsung Exynos 2100 de nueva generación les ha devuelto a los surcoreanos un poco de credibilidad, también lo es que sus chipsets de altas prestaciones siguen palideciendo respecto a las opciones de Qualcomm, que además se integran en ciertas versiones de los Galaxy S21 para permitir una comparativa directa que a Samsung no le hace ningún bien año tras año.

Especialmente sangrante fue el caso del 2020 y del infame Exynos 990, mucho más glotón y ciertamente menos potente que los Snapdragon 865, pero a un precio igualmente elevado que ha provocado que prácticamente todos los fabricantes hayan optado por Qualcomm o por los chipsets de otras compañías.

Además, este 9% de share se explica también en esta extraña estrategia de optar por versionar modelos idénticos con Snapdragon y Exynos para lanzarlos en mercados diferenciados, impidiendo que las cifras se acerquen a una Apple que vende todos sus dispositivos con sus chipsets propietarios.

En todo caso, Samsung sigue apuntando hacia arriba con sus chipsets, quizás ahora empujado por la mejora de críticas cosechadas por el Exynos 2100, y es que tal y como nos contaban desde Korea Herald parece que ya a finales de 2020 el acuerdo con Vivo empezaba a cambiar la tendencia iniciando una mejorara de sus cifras:

Samsung tiene un muy bajo rendimiento con clientes de la compañía que limita su crecimiento. En 2020, sí tuvo éxito su relación con Vivo para algunos de sus smartphones 5G.

Obviamente habrá que comprobar cómo respira el mercado y la propia Samsung en 2021, pero por ahora podemos confirmar que el mercado mundial de chipsets móviles creció más de un 25%, sobre todo aumentando la demanda de los nuevos modelos de 5 y 7 nanómetros.

Chipset

La arquitectura de un chipset, el corazón electrónico de vuestros dispositivos móviles.

Las tabletas vuelven a crecer por primera vez en años

De este análisis de Strategy Analytics se desprende también otro detalle más que interesante, y es que las tabletas han vuelto a crecer en 2020 quizás por los cambios que nos trajo la pandemia a nivel global: teletrabajo, estudios a distancia, etcétera...

De hecho, el crecimiento interanual es tan meritorio que se han vendido un 36% más de tabletas en 2020 respecto al curso anterior, 2019, sin sorpresas en quien domina aquí.

No hay competencia para los iPad fuera de las Galaxy Tab S de Samsung, que cuentan con Android como lastre y confían en su experiencia de continuidad DeX, así que a nadie les extrañarán las cifras que ahora os contamos.

Sí amigos, si hablamos de chipsets para tabletas, Apple es dueña y señora del mercado con un 48% de cuota, seguida en este caso por Intel con un 16% de share y Qualcomm con un 14%, potenciando este último a la práctica totalidad de las tabletas Android.

MediaTek y Samsung vuelven a repetir posiciones, cuarta y quinta respectivamente con un 8% y un 7% de cuota de mercado entre las olvidadas tabletas.

Todo concuerda con lo que vosotros pensabais también, ¿no? Nada extraño bajo el sol de los procesadores móviles...

Estos son los móviles Android más potentes del momento

Temas relacionados: Procesadores móviles, Tecnología

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!