Por qué el nuevo Xiaomi Redmi A1 no es igual que el viejo Xiaomi Mi A1

A simple vista puede parecer que los Xiaomi con Android One y este Redmi A1 se parecen mucho, pero en realidad son dos conceptos muy diferentes.

Por qué el nuevo Xiaomi Redmi A1 no es igual que el viejo Xiaomi Mi A1
El Xiaomi Redmi A1 es un móvil barato con buenas características.

La serie A de Xiaomi fue una de las más exitosas de la firma china, con el Xiaomi Mi A3 siendo el último dispositivo que salió bajo el paraguas de los terminales con Android One de la firma china. Se trataba de terminales baratos, con especificaciones comedidas, encuadrados en la gama media-baja.

Ahora parecería que la serie ha "renacido" de la mano del Xiaomi Redmi A1, pero lo cierto es que no se trata de los mismos dispositivos, ni mucho menos. De hecho, cuando echamos una mirada bajo el capó nos damos cuenta de que son algo muy diferente.

Android Go: la principal diferencia

Para quienes no lo sepan, el número de dispositivos que hacen gala de tener Android One como sistema operativo cada vez es menor. De hecho, tan sólo los móviles de Nokia hacen gala de esta versión de Android puro para teléfonos no Pixel.

Android Go, si bien en un primer vistazo puede parecerse mucho a Android One, en realidad es una edición especial del sistema operativo pensada para funcionar en los terminales más humildes. No en vano, los nuevos Redmi A1 cuestan menos de 100 euros y eso ya debería darnos una idea sobre sus especificaciones.

Android Go se fundamenta en tres pilares básicos:

  • Un sistema operativo "adelgazado", con rendimiento y almacenamiento optimizados para el mismo.
  • Un conjunto de GAPPS diseñadas para ser más ligeras y que atiendan más a las necesidades del usuario.
  • Una versión especial de Google Play que, si bien permite descargar cualquier app, enfatiza aquellas que están diseñadas para Android Go.
  • Se prioriza la actividad de las aplicaciones importantes para reducir el consumo de batería a largo plazo.

Además, Android Go anula los permisos de las aplicaciones que no abramos durante un tiempo, impidiendo que recojan datos sobre nosotros y reduciendo también el drenaje de batería.

Una experiencia que depende 100% de Google

Pantalla del Redmi A1

El Redmi A1 es un gran móvil para lo que es, pero no esperes un Android One o un Pixel.

Vale la pena mencionar que quienes se decidan a adquirir un Xiaomi Redmi A1 tendrán al menos dos actualizaciones de Android como mínimo. Estas dependen íntegramente de Google, con lo que la experiencia en este aspecto será similar a la de los Pixel.

Pero ojo, que la experiencia sea similar en ese sentido no implica que lo sea en lo demás. No está de más recordar que los Pixel 7 (cuyo análisis ya puedes leer) son dispostivos de gama alta que cuentan con especificaciones que superan con mucho al Redmi A1, además de contar con soporte garantizado durante más tiempo.

También conviene pensar que se trata de un dispositivo de gama de entrada que viene con una versión de Android "capada", por lo que algunas opciones estarán más limitadas que en un Nokia con Android One (y ya no digamos un Pixel).

Quede claro, por tanto, que el Redmi A1 no es como aquellos Xiaomi con Android One ni de lejos. Para aquellos que quieran algo muy barato que les permita ejecutar tareas básicas (mandar mensajes, consultar el correo electrónico, navegar por Internet, etc) será perfecto. Si tu perfil de usuario no es ese, se te quedará pequeño enseguida.

Reproducir en YouTube

Para ti
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!