Una imagen vale más que mil palabras: por qué no deberías quitarle (o sí) el plástico a los plegables Samsung

El popular 'leaker' @UniverseIce ha probado a quitar el protector de su Galaxy Z Fold4 y ha eliminado la arruga casi por completo, pero Samsung dice que el plástico es parte de la estructura de la pantalla y no debe retirarse.

Una imagen vale más que mil palabras: por qué no deberías quitarle (o sí) el plástico a los plegables Samsung

Los nuevos Galaxy Z Flip4 y Galaxy Z Fold4 ya están entre nosotros, con precios similares a la anterior generación y una iteración centrada esta vez en refinar el diseño y la construcción de ambos plegables de referencia, que cuentan ahora con chasis y bisagras más finos además de una mejora en materiales y durabilidad.

En todo caso, lo que Samsung no ha conseguido eliminar es el molesto pliegue o arruga de sus móviles flexibles, algo que en lo que OPPO parece tomarle ventaja a los surcoreanos pero que al parecer en los Galaxy Z es indispensable, pues como veréis esa arruga está muy relacionada con el polímero plástico que protege al panel Dynamic AMOLED flexible y le otorga resistencia.

Samsung Galaxy Z Fold 3, arruga de la pantalla

La arruga de su pantalla es probablemente el gran lunar de los Galaxy Z de Samsung.

Nos lo contaba PhoneArena siguiendo la pista del popular leaker @UniverseIce en la red social Twitter, y es que el experto filtrador se ha aventurado a explorar con la pantalla de 7,6 pulgadas de su carísimo Galaxy Z Fold4, proponiéndonos una solución intermedia para eliminar en parte esta arruga que sólo deberéis seguir bajo vuestra propia cuenta y riesgo.

Samsung Galaxy Z Flip4, análisis: la fórmula del éxito ahora más refinada

Ice Universe explica en el anterior tweet que ha retirado la película plástica protectora de su Galaxy Z Fold4, mostrándonos una interesante imagen en la que puede verse cómo el pliegue se mitiga bastante al quitar este film de polímero plástico dejando expuesto y al aire el vidrio Ultra Thin Glass de forma directa.

No es algo nuevo esto de retirarle el plástico protector a los Galaxy Z, y es que en anteriores generaciones muchos usuarios habían descubierto que los móviles plegables de Samsung funcionaban igualmente sin el protector, mejorando el tacto del panel y las sensaciones a simple vista usando la pantalla interna de gran formato.

Incluso a algunos usuarios se les comenzaron a despegar estos plásticos, por lo que los retiraron completamente comprobando que se mantenía la funcionalidad aunque asumiendo la obvia mayor fragilidad de la pantalla flexible.

Que los Galaxy Z Fold4 y Flip4 funcionan sin el plástico protector es una realidad, además con un pliegue menos visible, pero también lo es la advertencia de Samsung, que dice claramente que retirar este protector puede dañar los dispositivos.

Sin embargo, esto es una imprudencia que no deberéis hacer con vuestros Galaxy Z Fold4 si queréis que su durabilidad y resistencia no se vea comprometida, y es que el protector de pantalla pre-aplicado de fábrica se ha diseñado como parte de la estructura de la propia pantalla, algo que Samsung confirmaba advirtiendo claramente de que su eliminación puede dañar los dispositivos.

De hecho, es que Samsung incluso había mejorado los adhesivos que mantenían pegado este film, para evitar precisamente que se despegase de forma fortuita como pasó en anteriores generaciones.

Queda claro pues que sigue pudiéndose eliminar el protector de pantalla de fábrica de los Galaxy Z, esta vez con mucho más cuidado ya que el pegamento es más resistente, aunque si queréis hacerlo tened en cuenta que la durabilidad del panel se verá comprometida y que Samsung podría negarse a mantener las garantías.

Samsung Galaxy Z Flip, arruga en la pantalla

Los Samsung Galaxy Z Flip también muestran, desde siempre, una arruga muy notable.

La pregunta que queda en el aire es por qué el plástico protector hace que el pliegue sea mucho mayor o se vea mucho más, aunque seguramente esto se explique en que al tener pegado el polímero plástico el grosor del conjunto es mayor, además la "memoria" que suele tener el plástico tomando formas y haciendo así la arruga más ostensible a medida que el dispositivo pase tiempo plegado.

El 'pliegue' de móviles flexibles y la duda razonable, ¿es este el gran reto del futuro de la industria?
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti