¿Quién quiere un smartphone plegable?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pantalla Samsung plegable no tendrá protección

A nadie se le escapa ya que los smartphones plegables son el futuro de la industria, o al menos con total seguridad este tipo de dispositivos van a protagonizar la próxima revolución del mercado de smartphones. Y no, no será una revolución lejana o a largo plazo, porque todos los fabricantes quieren su smartphone plegable y la carrera hace tiempo que comenzó buscando democratizarlos a precios asequibles de cara al año 2020.

La caja de Pandora la abría ZTE con un inmaduro Axon M que ni siquiera sacaba partido a los paneles flexibles y no convenció a nadie, pero atendiendo al mercado y a sus movimientos parece que es Samsung quien más ha trabajado para encontrarles una utilidad real a los teléfonos plegables, y el fabricante que parece más cerca de lanzar uno ya en este mismo año 2018, del que se llame o no Galaxy X ya tenemos mucha información como el uso de dos paneles, uno de ellos flexible.

Sea como fuere, su funcionalidad no está demasiado clara más allá de sacrificar el grosor para integrar una pantalla más grande, desplegable y que ofrecerá una experiencia de tablet. A su vez, esta tableta podrá volver a encartarse para llevarla cómodamente en un bolsillo y poder utilizarla en modo smartphone.

¿Quién quiere un smartphone plegable?

Un sinfín de patentes para crear necesidades que realmente no están muy claras…

La pregunta obligada para aceptar un cambio tan radical en dispositivos a los que ya estamos tan habituados que son parte de nosotros es qué puede aportar para forzarnos a aceptar el cambio. ¿Tiene utilidad real un teléfono plegable más allá del pasajero ‘efecto WoW’?

Pues es una pregunta complicada, y es que la mayoría de aproximaciones que hemos visto hasta la fecha se han quedado a medias con dos paneles independientes unidos por bisagras que destrozan la experiencia, y una falta de utilidad acusada sobre todo en la parte del software, poco preparado todavía para este tipo de experiencias híbridas entre tableta y smartphone.

Sea como fuere, parece que Samsung, LG, Huawei u Oppo, entre otras firmas, trabajan con paneles flexibles y experiencias diferenciadoras al menos por las filtraciones y palabras que hemos podido leer y escuchar, así que el mayor problemas está en albergar esa pantalla con materiales y componentes resistentes y que permitan el plegado miles de veces en la vida útil del dispositivo.

Las ventajas son obvias, poder tener en el tamaño de un teléfono la experiencia de una tableta es algo increíble, que potenciará las capacidades productivas de un smartphone en entornos más business o corporativos y que además nos permitirá modos de multitarea más avanzados o casi de escritorio.

Este tipo de smartphones deberían ser además más resistentes, como hemos dicho, pues las pantallas flexibles pueden doblarse sin romperse y los materiales que permitan este plegado también deberían tener una mayor resistencia a torsiones y golpes. Serán además más versátiles, y las pantallas plásticas y la pérdida de los vidrios templados rebajarán costes de producción.

La pantalla del Samsung Galaxy plegable no tendrá protección

Y sabiendo todo esto, ¿quién está interesado en un teléfono plegable?

Pues muchos podrían pensar que los ‘early birds’ estarán comiéndose las uñas a la espera del dispositivo encartable de Samsung, aunque la realidad es que la mayoría de los usuarios han asumido con deportividad que las primeras aproximaciones serán limitadas y prohibitivas, esperando una madurez mayor de la tecnología que nos traiga necesidades nuevas con funcionalidades muy atractivas. La clave de su despegue está precisamente en crear necesidades.

Algunos usuarios en los foros de Android Central han declarado que un poco de flexibilidad que evite la delicadeza del vidrio sería recibida de buen agrado, y que esta tecnología sería increíble a corto plazo.

¿Quién quiere un smartphone plegable?

Otros se muestran más cautos, afirmando simplemente que de momento no están demasiado interesados en los teléfonos plegables para usarlos a diario, aunque sí se muestran entusiasmados a la hora de ver cómo evolucionarán estos terminales para evitar las bisagras, resolver todos los problemas de diseño y todos sus inconvenientes, e intentar convencernos de su utilidad.

Otros usuarios han reportado problemas mayúsculos a una interpretación de estos dispositivos, que serían incómodos por su grosor para usarse como teléfonos, más complicados de transportar por ello, y con partes móviles o mecánicas que sufrirían desgaste añadiendo puntos de fallo.

Sea como fuere, lo que está claro es que nadie quiere un teléfono plegable a cambio de otras opciones, así que los fabricantes van a tener que estrujarse los sesos para evitar perder funcionalidades sumando la experiencia de una pantalla gigante que puede doblarse en el tamaño de un teléfono de gama alta para facilitar su movilidad.

Y qué hay de vosotros, abramos el debate en Andro4all, ¿le veis utilidad a los teléfonos plegables? ¿Los esperáis ya como agua de mayo? ¿Qué tiene que tener un teléfono plegable para convenceros?

En Andro4all | Todo lo que necesitas saber sobre los móviles plegables

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram
Archivado en Mercado smartphones, Móviles plegables y flexibles, Smartphones Android, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion