Xiaomi Black Shark 3 Pro, análisis: la mejor videoconsola Android del mercado

El Black Shark 3 Pro es la mejor consola para disfrutar de juegos en Android pero como teléfono falla en lo más básico

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Tienen sentido los teléfonos gaming? Uno podría pensar que con la aparición de teléfonos cada vez más potentes y caros, un dispositivo orientado a los videojuegos para móvil no merece la pena. Porque es cierto que a día de hoy los videojuegos para móvil, aunque son cada vez más ambiciosos y con mejor carga gráfica, no requieren de unas especificaciones asombrosas para disfrutar de ellos.

Sin embargo a la hora de disfrutar de un buen videojuego no todo es hardware. Muchas veces la experiencia de usuario es lo que inclina la balanza y es que no es lo mismo jugar en un Samsung Galaxy S20 que un dispositivo gaming, sobre todo cuando este es un Xiaomi Black Shark 3 Pro, un smartphone con un nicho de mercado muy concreto: aquellos que se pasan horas y horas delante de su teléfono jugando. Así pues la pregunta es, ¿qué ofrece este Black Shark 3 Pro que no ofrezca un teléfono convencional? Vamos a averiguarlo.

Índice de contenidos:

Xiaomi Black Shark 3 Pro, características y especificaciones

Xiaomi Black Shark 3 Pro
Especificaciones
Dimensiones177,8 x 83,3 x 10,1 mm
Peso253 gramos
PantallaPantalla AMOLED de 7,1 pulgadas, 1440 x 3120 píxeles, 90 Hz
Densidad de píxeles484 ppi
ProcesadorQualcomm Snapdragon 865
RAM8/12 GB
Sistema operativoAndroid 10.0 Pie, Joyui
Almacenamiento256/512 GB
CámarasTriple cámara trasera de 64 MP f/1.8, 13 MP f/2.3 y 5 MP f/2.2 y delantera de 20 MP f/2.2
Batería5.000 mAh, carga rápida 65W
Otros5G, lector de huellas en pantalla, USB tipo C, bluetooth 5.0
Precio euros

Lo mejor del Xiaomi Black Shark 3 Pro

El mejor procesador para el mejor teléfono gaming

Black Shark 3 Pro

El procesador y pequeños detalles como estos gatillos que salen de dentro del dispositivo, hacen que el Black Shark 3 Pro sea el mejor smartphone gaming

Comenzamos diciendo que hace apenas unos días publicamos un completo análisis del modelo estándar, el Xiaomi Black Shark 3. ¿Qué quiere decir esto? Que todo lo que se dice en ese análisis sirve para este modelo ya que ambos salvo un par de pequeños detalles, son prácticamente idénticos. Por lo tanto este análisis será algo más breve, no por vagancia mía, sino por no reiterarnos más de la cuenta ya que lo que se dice de uno, se puede decir del otro.

Dicho lo anterior, comenzamos hablando del rendimiento del Black Shark 3 Pro y como no podía ser de otra manera en un teléfono gaming, es su principal punto fuerte. El Qualcomm Snapdragon 865 es el mejor procesador en la actualidad y con diferencia. Por lo tanto el rendimiento de este dispositivo es ejemplar y da absolutamente igual lo que le echemos encima. Cualquier tipo de app o de juego lo mueve sin problema alguno.

Le acompañan una configuración de 8 o 12 GB de memoria RAM, 256/612 GB de memoria de almacenamiento UFS 3.0 y una batería de 5.000 mAh con una carga rápida de 65 W. Y ojo cuidado porque de la autonomía queremos hablar. Los 5.000 mAh del Black Shark 3 Pro nos van a ser suficientes para aguantar un día, sobre todo teniendo en cuenta el tamaño de la pantalla, pero es que en el caso de que le hayamos dado mucha más caña al terminal y a los juegos no hay problema alguno porque gracias al cargador de 65W que viene incluido en la caja, vamos a poder cargar el 100% del dispositivo en apenas unos 35-40 minutos. Por esto mismo decíamos que es mejor una carga rápida que una buena batería.

En cuanto a su apartado exterior, se trata de un dispositivo muy grande. Con unas medidas de 177,8 x 83,3 x 10,1 mm y un peso de 253 gramos lo reiteramos, el terminal es muy grande, no en vano estamos hablando de un dispositivo con una pantalla de 7,1 pulgadas. Por supuesto para jugar y ver contenido multimedia es un producto perfecto pero como teléfono falla en lo más básico, comodidad, aunque eso lo trataremos más adelante.

En definitiva, estamos ante un terminal que brilla gracias a su potencia y rendimiento. Posiblemente estemos ante uno de los smartphones más potentes y sin duda alguna es teléfono perfecto para disfrutar de cualquier videojuego. Hemos probado Fornite, Call of Duty, Final Fantasy, Asphalt y alguno más y la experiencia ha sido sobresaliente. Por lo tanto si lo que estáis buscando es un gadget con el que jugar, sin duda estamos ante el terminal indicado para ello.

7,1 pulgadas y 90 Hz para no perderse ningún detalle

Black Shark 3 Pro

La pantalla de este Black Shark 3 Pro además de grande es de una calidad sobresaliente

Y además del gran rendimiento, otro de los puntos más importantes de este terminal es su pedazo de pantalla. Ya no solo en términos de calidad, ya que nos encontramos con un panel AMOLED de 1440 x 3120 píxeles con una tasa de refresco de 90 Hz, sino también por su tamaño, de 7,1 pulgadas, una cifra que hace años solo la tenían las tablets.

La pantalla de este dispositivo es fabulosa. No importa que estemos viendo un vídeo en YouTube o jugando a un videojuego. El brillo, los colores, los detalles, todo es fantástico. Por supuesto un panel de 7,1 pulgadas no es para todo el mundo, ya lo veremos luego, pero sin duda alguna nos encontramos ante un smartphone bárbaro para consumir contenido multimedia.

En definitiva, realizar cualquier actividad con este terminal es una auténtica gozada. La mezcla de su rendimiento, su gran pantalla y la tasa de refresco de 90 Hz hacen una mezcla irrepetible.

Un apartado fotográfico por encima del resto de teléfonos gaming

Por normal general, cuando uno analiza un teléfono gaming sabe que por muy potente que sea y por muy buen rendimiento que tenga, al final flaqueará en el apartado fotográfico. Es algo que ha sucedido en casi todos los smartphones de este estilo que han pasado en nuestras manos como el ASUS ROG Phone 2. Sin embargo y por suerte no sucede lo mismo con este Black Shark 3 Pro.

Con una configuración de triple cámara trasera de 64 MP f/1.8, 13 MP f/2.3 y 5 MP f/2.2 el apartado fotográfico de este terminal sobresale respecto de sus principales competidores, siempre hablando de teléfonos destinados a los videojuegos. Al igual que en el modelo “normal”, cuando la iluminación acompaña la calidad es bastante buena, de notable o sobresaliente. Las fotografías las captura rápido, se logran buenas composiciones gracias a que los sensores miden la profundidad de los objetos muy correctamente y la nitidez es excelente. Es decir, en término generales la calidad de este terminal si bien está lejos de la excelencia, cumple y con muy buena nota por lo que además de poder jugar, no nos dará vergüenza sacar fotografías.

Por la noche… pues sorprende para bien y ojo, que esto no lo podemos decir de muchos dispositivos. Evidentemente la calidad de las fotografías es mucho menor que con buenas condiciones de luz pero el modo nocturno del Black Shark 3 Pro compensa muy bien la falta de luminosidad. En cuantos a los selfies, su cámara delantera de 20 megapíxeles cumple con buena nota.

Lo menos bueno del Xiaomi Black Shark 3 Pro

¿Es una tablet o un teléfono móvil?

No hay duda de que estamos ante un increíble smartphone… o no. ¿Por qué es realmente esto un smartphone? Efectivamente el Xiaomi Black Shark 3 Pro tiene un gran rendimiento, una pantalla sublime y una cámara bastante correcta pero como ya hemos dicho antes, falla en lo más básico, en ser un teléfono.

Es demasiado grande, 177,8 x 83,3 x 10,1 mm, tiene una pantalla enorme y no es nada cómodo. Que sí, estar tumbado en la cama y jugar al Fornite con este bicho es una gozada pero para hacer un uso normal es muy incómodo, de verdad. Y cuando hablamos de uso normal nos referimos a llamar por teléfono, enviar mensajes por WhatsApp o consultar nuestras redes sociales. Y ya no hablemos de introducirlo en el bolsillo del pantalón algo prácticamente imposible para quienes utilizamos pantalones estrechos.

Black Shark 3 Pro

El Black Shark 3 Pro es muy grande, tanto que no cabrá en los pantalones de muchos usuarios

Por lo tanto si vuestra idea era usar este terminal como smartphone principal y dar uso esporádico de videojuegos, no lo hagáis. Salvo que tengáis las manos muy pero que muy grandes, este Blackshark 3 Pro no está pensado para usarlo como si fuese un teléfono normal y corriente. Su uso es el de consumir contenidos multimedia como series y películas y sobre todo disfrutar de los cientos de juegos que hay en Play Store. Sí, se puede llamar por teléfono con él pero su tamaño es tan grande, que es un gran lastre.

JOYUI no termina de convencer

JoyUI es la interfaz de este terminal. Una mezcla de MIUI con elementos gaming que sinceramente no convence mucho. Ojo, que el software de este Black Shark 3 Pro es bastante fluido pero todo es un absoluto descontrol. Los menús son un completo lío y cuesta mucho adaptarse a ellos. Todas las opciones están cambiadas, para ir a un ajuste no sabemos donde debemos acudir y así con todo. Un despropósito.

JoyUI es realmente intrusivo y poco o nada se parece a Android. Tampoco podemos olvidarnos de la cantidad de aplicaciones preinstaladas con las que este smartphone cuenta, algunas tan inútiles como apps de limpieza. En términos generales un software bastante recargado muy al estilo chino. Sí que es verdad que cuenta con opciones para sacar todo el provecho a los videojuegos pero lo dicho, todas estas opciones se podrían haber integrado en una capa de personalización mucho más limpia y sencilla de usar.

Xiaomi Black Shark 3 Pro: opinión y reflexiones finales de Andro4all

Black Shark 3 Pro

Más que un teléfono parece una videoconsola, pero jugar con este Black Shark 3 Pro es una gozada

En definitiva el Xiaomi Black Shark 3 es un teléfono peculiar. Su rendimiento es sobresaliente igual que su pantalla pero su enorme tamaño y sobre todo su caótica capa de personalización puede echar atrás a más de uno. Seguramente el que busque un buen dispositivo con el que estar sentado o tumbado en la cama y jugando a sus títulos favoritos no vaya a encontrar un terminal mejor. Ahora bien, el que además de querer una videoconsola para echar partidas al Fortnite o al Call of Duty, busque un teléfono para el día a día, mejor que se lo piense porque no es nada cómodo ni de usar –en términos de teléfono– ni de transportar.

Por lo tanto, ¿qué nota se le pondría? Como videoconsola para disfrutar de los cada vez mejores juegos de Play Store mínimo un 9,5. Como teléfono por desgracia un 8 u 8,5.

Precio y dónde comprar el Xiaomi Black Shark 3 Pro

El Black Shark 3 Pro tiene un precio oficial de 899 dólares y puede ser adquirido desde su propia página web oficial

Xiaomi Black Shark 3 Pro, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Samsung Galaxy M21?
A favor
  • Rendimiento: de lo mejor que hemos probado este 2002
  • Pantalla: calidad excelsa
  • Cámara: sin ser lo mejor del mercado, por encima de la del resto de dispositivos gaming
En contra
  • Tamaño: muy incómodo de usar como teléfono
  • Software: capa de personalización muy intrusiva y muy poco intuitiva
Conclusiones Un teléfono peculiar. Como teléfono es bastante grande e incómodo pero como videoconsola no tiene rival. Así que si sois apasionados de los videojuegos este Black Shark 3 Pro no tiene rival gracias a su procesador de gama alta y a una pantalla sobresaliente.
Puntuación

8,5 Xiaomi Black Shark 3 Pro

Únete a nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todas las últimas horas de Android. Si lo prefieres, también puedes segurinos en Instagram.

Sigue a Andro4all

Archivado en Análisis de móviles, Xiaomi
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion