realme 7 Pro, análisis: un buen gama media que convence, pero no conquista

Probamos a fondo el último gama media de realme. Características, precio y opinión del nuevo realme 7 Pro.

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ni medio año ha pasado desde que el realme 6 Pro se hizo realidad, pero el nuevo realme 7 Pro ya está aquí.

La joven compañía china mantiene su filosofía de renovaciones tempranas, y en esta ocasión se saca de la manga la última edición de su modelo de referencia de la gama media. Un modelo que ya hemos podido probar, y que –perdón por el spoilerno solo incorpora mejoras con respecto al realme 6 Pro.

realme 7 Pro, imagen destacada

El realme 7 Pro llega en un llamativo color azul.

Índice de contenidos:

realme 7 Pro, ficha técnica de características

realme 7 Pro
Especificaciones
Dimensiones160,9 x 74,3 x 8,7 mm | 182 gramos
PantallaAMOLED de 6,4 pulgadas, resolución Full HD+ y tasa de refresco de 60 Hz.
ProcesadorQualcomm Snapdragon 720G
RAM8 GB
Sistema operativorealme UI sobre Android 10
Almacenamiento128 GB
CámarasTrasera 64 MP (principal) ƒ/1.8, OIS. 8 MP (gran angular) 119º ƒ/2.3. 2 MP (macro) , 2 MP (depth sensor).
Frontal 32 MP
Batería4.500 mAh con carga rápida de 65W
OtrosLector de huellas en pantalla, USB-C, Gorilla Glass 5

Lo mejor del realme 7 Pro

Una muy buena pantalla AMOLED

Este año, realme apuesta por la tecnología AMOLED en el modelo más top de su serie de dispositivos de gama media. Y es una decisión acertada… en parte.

Porque si bien se trata de una muy buena pantalla en términos de nitidez, niveles de brillo y ángulos de visión, nos toca regresar a la tasa de refresco de 60 Hz, una caída de 30 Hz con respecto al realme 6 Pro y al realme 7.

realme 7 Pro, pantalla encendida con fondo de pantalla azul

La pantalla AMOLED del realme 7 Pro.

Aquellos que aún no hayan tenido la oportunidad de probar un terminal cuyo panel se actualice a una frecuencia mayor a 60 hercios, probablemente no echarán de menos este extra de fluidez. No obstante, es sin duda una de las grandes carencias de este terminal.

El hecho de utilizar un panel AMOLED, además, trae consigo algunas ventajas como la posibilidad de utilizar el modo Always on Display –el cual, por cierto, es de los más personalizables que he probado hasta ahora–, o de contar con un lector de huellas dactilares bajo la pantalla que, eso sí, no es tan preciso ni rápido como el lector capacitivo presente en el modelo de la pasada generación.

Rendimiento excelente, autonomía de récord

realme 7 Pro, pantalla de inicio

El realme 7 Pro destaca por su rendimiento.

No hay cambios este año en lo relativo al procesador. De nuevo, el Snapdragon 720G es el cerebro que da vida al dispositivo, ahora dotado de 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento en ambos casos.

El desempeño general del dispositivo es excelente, y ni se inmuta a la hora de ejecutar algunos de los títulos más pesados del momento como el popular Genshin Impact.

Sí encontramos cierto lag en ocasiones muy puntuales, si bien me temo que el origen esta en el software que da vida al dispositivo más que en su apartado técnico: no es la primera vez que un software que no está a la altura penaliza a un dispositivo de la marca.

El gran avance de este año lo encontramos en la batería. No por su capacidad, pues con 4.500 mAh seguimos obteniendo unos resultados excelentes, alcanzando sin problemas los 6 o hasta 7 horas de pantalla encendida durante la jornada; sino en lo relativo a su velocidad de carga.

Y es que la tecnología SuperDart de 65 W es simplemente impresionante. En tan solo 20 minutos, el dispositivo llega desde 0 hasta superar el 50% de la batería, y en poco más de 35 minutos el terminal llega a estar cargado por completo. A día de hoy, ningún móvil de este segmento puede plantar cara al realme 7 Pro en ese sentido.

Cámara trasera versátil y potente

realme 7 pro azul

Cuatro cámaras lideran la parte trasera del realme 7 Pro.

Las diferencias con respecto al modelo anterior en el terreno fotográfico son notables. Y, desafortunadamente, no todos los cambios son a mejor.

El sensor principal de 64 megapíxeles es capaz de generar capturas muy luminosas, bien detalladas y nítidas, si bien el sistema de enfoque puede sufrir a la hora de mantener enfocados los sujetos en movimiento de la escena, y en más de una ocasión acaba generando imágenes borrosas.

También es bueno el ultra gran angular, que sin ser capaz de capturar imágenes de tan buena calidad, sí resulta conveniente en escenas diurnas con una buena cantidad de luz.

Pero, a diferencia del modelo anterior, realme apuesta este año por un doble sensor de 2 megapíxeles, macro y de retratos respectivamente, en lugar de por un telefoto como el modelo anterior.

En su defecto, el sensor macro ofrece, como en la mayoría de móviles que lo incorporan, un resultado mediocre. Y la cámara adicional destinada a capturar retratos tampoco resulta imprescindible si comparamos los retratos capturados con este móvil con los de otros que carecen de dicho sensor.

Lo peor del realme 7 Pro

Una cámara delantera que queda por debajo de lo esperado

La cámara trasera es buena, pero la cosa cambia en cuanto pasamos a utilizar el sensor delantero. Por alguna razón, la cámara tiende a sobreexponer en exceso los fondos claros, hasta el punto de acabar quemando las fotografías.

Este defecto es más notable al utilizar el modo retrato, y no tanto cuando se utiliza el modo “normal”. Y sin duda es una pena dado que, de no ser por ese problema, el modo retrato ofrece una buena calidad de desenfoque, y un recorte bastante preciso y natural.

realme UI aún tiene margen de mejora

Pantalla del realme 7 Pro

realme UI es uno de los –pocos– problemas del realme 7 Pro.

Tal y como decía en el apartado del rendimiento, me temo que realme UI es el gran lastre de este realme 7 Pro.

Dejando el apartado gráfico a un lado, la capa de personalización de realme puede hacerse bastante pesada, sobre todo para aquellos que prefieren interfaces más limpias y no tan recargadas de funciones.

Aunque realme UI ha mejorado en gran medida con respecto a las versiones iniciales de este software, sigue heredando algunos de los mayores inconvenientes de ColorOS, el software de OPPO en que se basa esta capa.

Funciones como el modo de “optimización en reposo”, activado por defecto, hacee que nos encontremos con problemas ya clásicos en los terminales de origen chino como lo son notificaciones que llegan con retraso, o que simplemente no llegan, o aplicaciones en segundo plano que se cierran pese a existir memoria RAM de sobra para mantenerlas abiertas.

También es mejorable la organización de los menús de ajustes. Un ejemplo es el de la opción para activar la navegación por gestos, que por algún motivo se encuentra escondida bajo una sección en los ajustes llamada “Herramientas prácticas”, pese a ser una función nativa del sistema y no una “herramienta” como tal.

Pero no todo es malo, ni mucho menos. En el día a día, realme UI ofrece un funcionamiento bastante rápido y fluido, y en la versión que ejecuta este modelo encontramos un menor número de apps preinstaladas que de costumbre. Además, el diseño –si bien no es de mis favoritos– es bastante coherente salvo por pequeños detalles que aún necesitan ser pulidos.

realme 7 Pro, opinión y reflexiones finales de Andro4all

Inicio del realme 7 Pro con realme UI

El realme 7 Pro es un buen móvil, que queda eclipsado por su antecesor.

El realme 7 Pro es una prueba que demuestra que las renovaciones tan tempranas son, casi siempre, prescindibles. Si este móvil hubiera llegado bajo el nombre de realme 6T Pro, o similar, el hecho de contar con un sistema de carga más veloz lo haría encajar mejor dentro del catálogo de realme.

Pero realme ha querido que este sea el modelo sobre el que recaiga el peso de superar a su antecesor, y la realidad es que en la mayoría de aspectos no solo no lo consigue, sino que estamos ante un terminal que queda por detrás del realme 6 pro en aspectos como la versatilidad fotográfica, la fluidez de la pantalla o un lector de huellas más lento y menos preciso.

No es que sea un mal móvil, ni mucho menos. Simplemente no está al nivel de lo esperado, teniendo en cuenta que la competencia aprieta más fuerte que nunca, y que el realme 6 Pro había dejado el listón muy alto.

Precio del realme 7 Pro y dónde comprar

El realme 7 Pro ya está en España. Se puede comprar a partir del día 13 de octubre, a través de la tienda oficial de la marca y de otros distribuidores autorizados.

Su precio parte desde 299 euros en su única configuración con 8 GB de memoria RAM.

realme 7 Pro, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el realme 7 Pro?
A favor
  • Diseño cuidado y buena pantalla AMOLED
  • Gran rendimiento gracias al Snapdragon 720G
  • Autonomía excelente y velocidad de carga simplemente absurda
  • Audio estéreo de buena calidad
En contra
  • Las cámaras adicionales no aportan demasiado valor a la experiencia fotográfica
  • La menor tasa de refresco de la pantalla es una carencia notable
Conclusiones Al renovar un móvil solo unos meses después presentar a su antecesor, corres el riesgo de acabar creando un móvil incapaz de justificar un cambio de generación tan temprano. Y ese es justo el caso del realme 7 Pro, un muy buen móvil de gama media, cuyas novedades resultan insuficientes cuando se compara con el modelo anterior.
Puntuación

7.8realme 7 Pro

Una actualización descafeinada.

Sigue a Andro4all en nuestro canal de Telegram oficial, ¡somos más de 50.000 miembros! Si te mola más Instagram, ¡también estamos ahí!

Sigue a Andro4all

Archivado en Móviles, Realme
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion