Google Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamiento

El análisis del mejor Pixel de 2022: esta es nuestra opinión del Google Pixel 7 Pro.

Google Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamiento
El Google Pixel 7 Pro introduce una estética ligeramente renovada con respecto al 6 Pro del año pasado / Imagen: Christian Collado

Soy de los que cree que los Pixel 6 y Pixel 6 Pro lanzados el año pasado eran (y son) fantásticos smartphones. Con margen de mejora, sí, pero no inferiores al resto de modelos de su misma categoría.

Quizá sea por eso que no me sorprende demasiado que tanto el Pixel 7 que pude probar hace unas semanas, como el Pixel 7 Pro que ahora pasa por mis manos, sean productos prácticamente redondos. Para mi, ya lo fue la generación anterior (sobre todo, tras la llegada de Android 13), y esta nueva entrega llega para brindar una experiencia ligeramente más refinada.

El Pixel 7 Pro es el modelo más avanzado de esta familia. El sucesor directo del Google Pixel 6 Pro y modelo dirigido a competir en el segmento de la gama alta por debajo de los 1000 euros. Un segmento que, por otro lado, cada vez más marcas han decidido abandonar, lo cual deja a Google con cierta ventaja.

Esa es, precisamente, una de las grandes virtudes del Pixel 7 Pro. Cuenta con una mejor pantalla que el modelo del año pasado, un procesador ligeramente más capaz, un sistema de cámaras con cambios relevantes y algún que otro cambio dirigido a justificar el salto de generación. Sin embargo, en un año en el que la tecnologia se ha vuelto más cara, Google ha decidido mantener intacto el precio de sus Pixel, y comprar el 7 Pro cuesta lo mismo que comprar el 6 Pro el año pasado.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, a estas alturas es razonable decir que el Pixel 7 Pro es el mejor Pixel hasta la fecha. Y vamos a repasar las razones de ello en este análisis a fondo.

Google Pixel 7 Pro

+ Pros

  • Pantalla más brillante y de buena calidad
  • Mismo diseño reconocible, ahora más refinado
  • Mejoras en recepción de red
  • Excelente sistema de cámaras
  • Software limpio, actualizado y repleto de añadidos útiles
  • Mismo precio que el modelo anterior
  • Gran autonomía

- Contras

  • Solo 3 años de actualizaciones de Android
  • Sobrecalentamiento de Tensor G2
  • El procesado de la cámara puede mejorar
96Sobre 100

Precio del Google Pixel 7 Pro y dónde comprar

Como he comentado en la introducción de este análisis, el Google Pixel 7 Pro cuesta lo mismo que el modelo anterior. En España, esta cifra se mantiene en los 899 euros para el modelo de 128 GB de almacenamiento interno.

Existe una versión superior, con 256 GB de almacenamiento interno, a un precio de 999 euros, 100 más.

Google Pixel 7 Pro

Es posible comprar el Pixel 7 Pro a través de la tienda online oficial de Google, así como en otros distribuidores autorizados, como Amazon.

Ficha técnica de características

Comparativa Google Pixel 7 y Pixel 7 Pro
EspecificacionesGoogle Pixel 7Google Pixel 7 Pro
Dimensiones155,64 x 73,16 x 8,7 mm
197 gramos
162,9 x 76,55 x 8,9 mm
212 gramos
PantallaOLED de 6,32 pulgadas
Full HD+ (2400 x 1080 píxeles)
Tasa de refresco de 90 Hz
Brillo hasta 1400 nits
Cristal Gorilla Glass Victus
pOLED LTPO de 6,7 pulgadas
Quad HD+ (3120 x 1440 píxeles)
Tasa de refresco 10-120 Hz
Brillo hasta 1500 nits
Cristal Gorilla Glass Victus
ProcesadorGoogle Tensor G2
Octa-core
5 nm
Co-procesador de seguridad Titan M2
Google Tensor G2
Octa-core
5 nm
Co-procesador de seguridad Titan M2
RAM8 GB LPDDR512 GB LPDDR5
Sistema operativoAndroid 13
Tres años de actualizaciones del sistema
Cinco años de actualizaciones de seguridad
Android 13
Tres años de actualizaciones del sistema
Cinco años de actualizaciones de seguridad
Almacenamiento128/256 GB128/256 GB
CámarasTrasera:
Sensor Samsung GN1 de 50 MP, OIS, f/1.85. 1/1.3", OIS, autofocus
12 MP Ultra gran angular f/2.2, 106º, 1/2.9"
Frontal:
10,8 MP f/2.2, 97°, 1/3.1"
Trasera:
Sensor Samsung GN1 de 50 MP, OIS
12 MP Ultra gran angular f/2.2, 1/2.9", auto focus 125 FOV
48 megapíxeles telefoto, zoom óptico 4,8x, f/3.5, 1/2.55", OIS, 30x Super Resolution Zoom
Frontal:
10,8 MP f/2.2, 97°, 1/3.1"
Batería4355 mAh
Carga rápida de 30 W USB-PD
Carga inalámbrica
Carga inalámbrica inversa
5000 mAh
Carga rápida de 30 W USB-PD
Carga inalámbrica
Carga inalámbrica inversa
OtrosLector de huellas en pantalla
Desbloqueo por reconocimiento facial
Protección IP68
USB Tipo C
nanoSIM + eSIM
Altavoces estéreo
Lector de huellas en pantalla
Desbloqueo por reconocimiento facial
Protección IP68
USB Tipo C
nanoSIM + eSIM
Altavoces estéreo
ConectividadBluetooth 5.2
2G, 3G, 4G, 5G
NFC
WiFi 6E
Bluetooth 5.2
2G, 3G, 4G, 5G
NFC
WiFi 6E
Precio de sallida649 euros899 euros

Diseño

Con la serie Pixel 6, Google buscó la forma de crear una línea estética reconocible y que le diera la posibilidad de iterar en las generaciones posteriores manteniendo unos pilares básicos. De entre todos ellos, la "Camera Bar" que atraviesa la parte trasera es el más diferenciador, y el que hace que sea mucho más sencillo identificar un Pixel entre otros smartphones.

El 7 Pro, aun conservando este lenguaje visual casi intacto, introduce algunos cambios importantes con respecto al 6 Pro del año pasado. Y no todos son a mejor.

En general, el diseño se siente más refinado y moderno. Continuamos con vidrio y aluminio, ambos con acabado brillante, como materiales de construcción. Las esquinas del dispositivo son ahora ligeramente más redondeadas, lo cual ayuda a que el dispositivo se sienta más cómodo a la mano. Además, gracias a una reducción en el tamaño de los márgenes que rodean el panel, es ligeramente más compacto que el 6 Pro, y el radio de las esquinas de la pantalla es idéntico al de la esquina del propio chasis.

Google Pixel 7 Pro blanco

Los colores también cambian ligeramente. Se dice adiós al acabado en doble tono, y el modelo de color blanco tiene un toque que recuerda a la cerámica / Imagen: Christian Collado

Aunque los materiales no han cambiado, sí lo ha hecho la forma de utilizarlos. La Camera Bar deja de estar construida en vidrio para pasar a formar parte del chasis de aluminio. A diferencia del Pixel 7, además, se utiliza aluminio pulido con acabado brillante, según Google, con el objetivo de hacer que el Pixel 7 Pro parezca una pieza de decoración o joyería de lujo más que un dispositivo electrónico.

El uso del aluminio en lugar del vidrio para dar forma a la barra que atraviesa toda la parte trasera del teléfono tiene una desventaja clara: la durabilidad. El aluminio es un material menos resistente a arañazos que el vidrio, al situarse entre 2,5 y 3 en la escala de dureza Mohs, frente al nivel 6 del vidrio.

En la práctica, es un cambio notable. A lo largo de estas semanas de uso del dispositivo, me he encontrado alguna que otra marca o arañazo en la Camera Bar, y mucho me temo que irá a peor con el paso del tiempo. Por esa razón (y porque es un dispositivo grande y resbaladizo), resulta prácticamente obligatorio utilizar una funda protectora.

Hay otros pequeños cambios presentes en el Pixel 7 Pro, como el hecho de que los botones laterales estén posicionados ligeramente más bajos que en el modelo anterior, haciéndolos más accesibles al usar el móvil con una sola mano. Y más importante aún: la curva lateral de la pantalla es ligeramente menos pronunciada que en el 6 Pro, si bien todavía está lejos de ser una pantalla completamente plana como la del iPhone 14 y otros modelos de la competencia.

Pantalla

Software del Google Pixel 7 Pro

El panel del Pixel 7 Pro tiene 6,7 pulgadas de diagonal, resolución Quad HD+ y tasa de refresco variable entre 10 y 120 Hz / Imagen: Christian Collado

Antes de que los Pixel 7 fueran anunciados, surgieron rumores que apuntaban a que el Pixel 7 Pro utilizaría el mismo panel que el 6 Pro. Finalmente, la compañía optó por una generación más moderna del tipo de pantalla OLED E4 fabricada por Samsung Display. No alcanza, por tanto, los niveles de eficiencia de los nuevos paneles E5 y E6 que ya hemos visto en otros modelos de gama alta recientes.

La diferencia más importante es, precisamente, la más notable. Google aseguró que el nivel de brillo máximo de la pantalla aumenta hasta un 25% con respecto a la generación previa hasta alcanzar los 1200 nits de pico, y lo cierto es que, como usuario de un Pixel 6 Pro durante el último año, he de decir que la mejora es muy apreciable.

No es la pantalla más brillante del mercado, pero la mejora con respecto a la generación anterior es más que bienvenida.

La del Pixel 7 Pro también es la primera pantalla en un Android con integración de contenido HDR a nivel de sistema. De este modo, el sistema puede aumentar el rango dinámico del contenido de la pantalla para mejorar la experiencia de visualización, sin necesidad de subir el nivel de brillo al máximo.

Y menos mal que puede hacerlo, pues según diversas pruebas independientes, se ha podido determinar que la pantalla del Pixel 7 Pro puede alcanzar niveles de consumo de energía excesivamente altos cuando se utiliza un nivel de brillo elevado. Un problema que no sucede en otros dispositivos de precio similar, y que confiamos Google pueda acabar solucionando con futuras actualizaciones de software.

Vale la pena mencionar que, para poder aprovechar la máxima luminosidad de la pantalla, habrá que recurrir al brillo automático (o "adaptativo", como a Google le gusta llamarlo), o bien reproducir vídeos que saquen partido al soporte para HDR de este panel. Usando el deslizador de brillo manual, no es posible alcanzar los 1500 nits de brillo que refleja la ficha técnica del dispositivo. Además, el punch de brillo solo dura unos pocos segundos antes de regresar a un nivel inferior, con el objetivo de evitar el sobrecalentamiento.

Por lo demás, la del Pixel 7 Pro es una pantalla de excelente calidad, con 120 hercios que aportan una suavidad extrema, una calibración de colores de primer nivel, y una nitidez idónea para su tamaño. En ese sentido, hay que mencionar que Google ha añadido la posibilidad de reducir la resolución de la pantalla de manera virtual a Full HD para ahorrar energía.

Otro aspecto mejorado es el lector de huellas dactilares. El de los Pixel 6 no era el sensor más rápido del mercado, aunque poco a poco fue mejorando hasta alcanzar un nivel de velocidad aceptable. En esta generación, se ha utilizado un sensor mejorado, que ahora sí, ofrece un funcionamiento óptimo en cuanto a precisión y tiempo de respuesta.

Este año, además, contamos con un método de desbloqueo por biometría adicional al lector de huellas: el reconocimiento facial.

Google aprovecha la tecnología Dual Pixel de la nueva cámara delantera de 10,8 megapíxeles y de sus modelos de machine learning para crear un mapa de profundidad del rostro del usuario sin necesidad de hardware dedicado, y permitir así desbloquear el móvil reconociendo los rasgos faciales.

Google considera el desbloqueo facial un método de verificación menos seguro que el lector de huellas, y por ello no es posible usarlo para verificar compras.

El funcionamiento de este sistema es rápido y preciso, pero no está exento de fallos. El hecho de haber desarrollado una solución que no requiere de hardware específico, implica que el sistema no es efectivo en entornos oscuros. Google lo considera un sistema biométrico de "Clase 1", no tan seguro como los métodos de "Clase 2 o Clase 3", y por tanto solo se puede usar para desbloquear el móvil, pero no para identificarse en aplicaciones o verificar pagos y compras.

Camaras del Google Pixel 7 Pro

El sistema de desbloqueo facial no es tan seguro como el lector de huellas / Imagen: Christian Collado

Por tanto, el reconocimiento facial del Pixel 7 no es tan avanzado como Face ID, ni tampoco como el sistema biométrico que ya montaban los Google Pixel 4 en 2019. Más bien, se trata de un añadido de conveniencia que facilita el proceso de desbloquear el móvil, y no tanto de una capa de seguridad extra como sí puede serlo el lector de huellas dactilares.

Por su parte, el motor háptico escondido tras la pantalla sigue siendo una referencia en el mundo Android, al ofrecer efectos de vibración firmes y agradables al interactuar con la interfaz. Es un aspecto que continúa mejorando año tras año en los dispositivos Pixel, y que poco a poco va reduciendo la brecha existente respecto a los últimos modelos de iPhone.

Hardware y rendimiento

Google Pixel 7 Pro por detras

El procesador Tensor G2 es equivalente a un chip Qualcomm de hace un par de generaciones en cuanto a potencia bruta / Imagen: Christian Collado

Tanto el Pixel 7 como el 7 Pro montan la segunda generación del procesador Tensor, conocido como Tensor G2.

Se trata de un chip que introduce algunos cambios importantes con respecto a la generación anterior, pese a estar fabricado en el mismo proceso de 4 nm de Samsung.

La principal novedad a nivel de arquitectura se encuentra en el uso de dos núcleos Cortex-A78 capaces de correr a un máximo de 2.35 GHz, frente a los dos núcleos Cortex-A76 de la primera edición de Tensor. El cambio es a mejor, pero en ningún caso hablamos de que Google esté utilizando las tecnologías más recientes en el campo de los microprocesadores.

Claro que, esa tampoco es su intención.

Tensor G2 es un procesador cuya potencia se acerca más a la de un procesador Snapdragon de la serie 8 de hace varias generaciones, que a la de un Apple A16 o un Snapdragon 8+ Gen 1. Donde Google realmente ha puesto empeño, es en aquellas mejoras que van a traducirse en un mejor rendimiento a la hora de llevar a cabo tareas de reconocimiento de voz, procesado de imagen, y básicamente cualquier acción que requiera de cálculos complejos más que de potencia bruta.

Lo que nos encontramos en el día a día es una experiencia cien por cien satisfactoria a la hora de llevar a cabo cualquier actividad cotidiana. Como en todo Pixel hasta la fecha, todo se mueve con soltura y suavidad, debido en parte a un software bien afinado y a las mejoras que, aunque sutiles, trae consigo la segunda generación de Tensor.

La GPU también ha mejorado, y ahora nos encontramos con una generación mucho más potente que la anterior. Eso se nota a la hora de ejecutar juegos pesados, si bien los Pixel siguen sin ser los móviles más indicados para jugar.

Pero un año más, el mayor problema de Tensor vuelve a estar en la temperatura. Es fácil que el Pixel 7 Pro aumente su temperatura de manera considerable al hacer un uso ligeramente más intenso de lo habitual, si bien he de decir que, durante estos días de prueba, he tenido la sensación de que el Pixel 7 Pro, como el Pixel 7, hace un mejor trabajo que mi Pixel 6 Pro a la hora de mantener un rendimiento sostenido independientemente del aumento de la temperatura.

Software y experiencia

Como lleva sucediendo desde los inicios de la familia Pixel, e incluso desde antes, con los Nexus, el software vuelve a ser el gran aspecto diferenciador de los dispositivos de Google frente a sus principales rivales.

El Google Pixel 7 Pro incorpora Android 13, la versión más reciente del sistema operativo, con varias novedades específicas de Pixel que no estarán en ningún otro smartphone actualizado a dicha versión.

Ya repasamos los cambios más importantes de Android 13 en su análisis. No obstante, vale la pena detenerse cobre algunas funciones nuevas que llegan junto a los dispositivos de la serie Pixel 7.

La primera es la llegada de la escritura por voz potenciada por el Asistente de Google, ahora disponible en Español, Francés e Italiano. Es posible escribir textos, enviar mensajes y dictar otro tipo de órdenes usando la voz, empleando un sistema de reconocimiento mucho más rápido y preciso, que se aprovecha de los avances de Tensor para transcribir e interpretar todo lo que decimos sin necesidad de recurrir a Internet. Todo sucede dentro del dispositivo, en una pieza de software llamada Private Compute Core.

Google Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamiento
Google Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamiento

El widget "De un Vistazo" de la pantalla de bloqueo también ha recibido nuevos trucos, y ahora es capaz de mostrar un pronóstico del tiempo para el día en curso, avisar con alertas de precipitaciones o mostrar información relevante sobre nuestros vuelos y equipaje.

Existen otras novedades anunciadas por Google para el Pixel 7 Pro, como Direct My Call o mejoras en la app de grabadora, pero por desgracia solo estarán disponibles en Inglés en un principio. Otras ni siquiera están disponibles en la versión del software que ejecuta la unidad de prueba que hemos podido analizar.

# Las 3 nuevas funciones de los Google Pixel 7 que llegarán a los modelos anteriores

Google también ha mejorado otros apartados relacionados con la experiencia de usuario, y en corregir errores presentes en la generación previa.

Una mejora apreciable, aunque sutilmente, está en el sistema de altavoces estéreo del dispositivo, ligeramente más potente y capaz de producir un audio más nítido que en el caso del Pixel 6 Pro, además de ofrecer un mayor equilibrio entre los dos altavoces.

La gran mejora, sin embargo, se encuentra en la recepción de red. Los Pixel 6 sufren de problemas de pérdida de cobertura y un alcance de red comparable al de smartphones de gama media. Con el Pixel 7 y el nuevo modem Exynos 5300 asociado al procesador Tensor G2, estos problemas parecen ser cosa del pasado, y según mis pruebas, la recepción de red del Pixel 7 es claramente superior a la de mi Pixel 6 Pro.

A pesar de lo anterior, he de decir que todavía existen fallos en el software del Pixel 7 Pro, aun habiendo pasado ya dos meses desde su salida al mercado. Los dos que yo me he encontrado están relacionados con cortes en las llamadas y fallos de conexión con Android Auto. Ambos errores han sido reportados por un buen número de poseedores del dispositivo en los foros de Google, y la compañía parece estar buscando una solución.

Sorprendentemente, el único punto negativo sobre el software del Pixel 7 Pro (más allá de los defectos mencionados) está relacionado con su soporte en cuanto a actualizaciones. Pues mientras Samsung ya asegura cuatro años de actualizaciones para sus smartphones más recientes de la familia Galaxy, y cada año demuestra estar más comprometida en este sentido, Google sigue sin avanzar en materia de actualizaciones y únicamente asegura tres grandes actualizaciones de Android, además de cinco años de actualizaciones de seguridad.

La que un día fue la gran virtud de los smartphones de Google frente a los de otras compañías, poco a poco va disipándose. Y sorprende, más aun ahora que Google diseña sus propios procesadores y cuenta con un mayor control sobre el hardware de sus dispositivos.

Batería y carga

Google Pixel 7 Pro en la mano, trasera

Un año más, Google se resiste a aumentar la potencia de carga máxima más allá de los 23 W / Imagen: Christian Collado

Con el Pixel 7, Google decidió incluir una batería de menor capacidad que en el caso del modelo del año pasado. No sucede lo mismo con el Pixel 7 Pro, cuya capacidad de batería es idéntica a la del 6 Pro.

Pero ya sea por el uso de núcleos Cortex-A78 más eficientes en su procesador, un modem capaz de mejorar notablemente la recepción de señal, una mejor optimización del software, o una combinación de todo lo anterior, la autonomía es notablemente superior, si bien todavía no alcanza el nivel de las referencias del mercado en este sentido.

Es posible llegar al final del día con batería restante sin preocupaciones, aún habiendo hecho un uso intenso del dispositivo (fotografía, vídeo, aplicaciones de mapas y navegación, edición de imágenes...) y llegando a superar las cinco horas de pantalla encendida.

En lo relativo a la carga, Google continúa limitando la potencia máxima admitida a 23 W, a pesar de que el cargador oficial que Google vende en su tienda puede proporcionar 30 W.

La tecnología de carga rápida se basa en el estándar USB Power Delivery, y permite cargar la mitad de la batería en una media hora. A partir de ahí, la velocidad de carga decrece, y será necesario mantener el dispositivo conectado durante una hora y media al cargador para que se cargue por completo.

Al margen de eso, contamos con soporte para carga inalámbrica rápida, si bien la potencia máxima únicamente se puede conseguir utilizando la base Pixel Stand vendida por separado. Otros cargadores compatibles con el estándar Qi no podrán brindar el máximo de potencia que el sistema de carga del Pixel 7 puede admitir.

Cámaras

Fotografia con Google Pixel 7 Pro

Hay tres cámaras a la espalda del Pixel 7 Pro / Imagen: Christian Collado

La "experiencia Pixel" no se entiende sin un apartado fotográfico a la altura. Al hablar de las cámaras del Pixel 7 Pro, volvemos a hablar de un proceso de refinamiento con respecto al modelo anterior. Pues pese a utilizar una configuración de sensores muy similar, se han dado algunos pasos hacia adelante en algunos apartados.

Sobre el papel, las cámaras utilizadas en este modelo son muy parecidas a las de la anterior edición, y las diferencias más importantes las encontramos en el uso de un nuevo sensor telefoto, y en las técnicas que Google utiliza al combinar hardware y software para ofrecer la mejor calidad de imagen posible a lo largo de todo el rango focal.

Pero antes, hablemos de números:

  • Cámara principal: Samsung GN1 de 50 Mpx, tamaño de sensor de 1/1,31", píxeles de 1,2 μm de ancho, distancia focal equivalente a 24 mm, apertura ƒ/1.85, OIS, PDAF, Laser-AF, campo de visión de 82°
  • Ultra-wide: 12 Mpx, tamaño de sensor de 1/2,86", píxeles de 1,25 μm de ancho, distancia focal equivalente a 13,4 mm, apertura ƒ/2.2, PDAF
  • Telefoto: 48 Mpx, tamaño de sensor de 1/2,55", píxeles de 1,4 μm de ancho con binning, distancia focal equivalente a 116,2 mm, apertura ƒ/3.5, OIS, PDAF
  • Frontal: 10,8 Mpx, píxeles de 1,22 μm de ancho, apertura ƒ/2.2, campo de visión de 92,8°, enfoque fijo

Google lleva años apostando por una estrategia consistente en mantener cierto enfoque conservador en lo relativo al hardware, y dedicar la mayor parte de sus esfuerzos a exprimir al máximo los sensores a través de técnicas de fotografía computacional. Los Pixel 6 del año pasado fueron los primeros en introducir un conjunto de sensores completamente nuevo, y esta nueva entrega sigue construyendo sobre esos cimientos, con mejoras iterativas que prometen ofrecer la mejor experiencia fotográfica vista hasta ahora en un Pixel.

Todo comienza con la aplicación de cámara, ligeramente renovada con algunos cambios pequeños, pero importantes.

Uno de ellos consiste en la posibilidad de "fijar" un nivel de ampliación específico en el tercer "salto" del deslizador de zoom digital, que sustituye al acceso directo a "2x" que se ofrece por defecto. De este modo, es más fácil regresar al nivel de zoom deseado con solo un toque.

Foto 2X Pixel 7 Pro

Imagen tomada con modo 2X en el Pixel 7 Pro.

También se ha mejorado la "visión nocturna", que gracias a las mejoras que incorpora Tensor G2 y a los avances en los modelos de machine learning ahora actúa mucho más rápido, y además permite al usuario elegir el tiempo de exposición deseado que se desea utilizar en cada escena.

Los modos de movimiento que debutaron junto a la edición anterior ahora también se pueden utilizar con la cámara delantera, y el zoom de dos aumentos aprovecha la parte central del sensor de 50 megapíxeles para generar imágenes de 12,5 megapíxeles que, apoyadas del sistema Super Res Zoom entrenado con las técnicas de inteligencia artificial de Google, permite obtener capturas ampliadas de mayor calidad.

En general, todos los cambios aportan una mayor versatilidad al sistema de cámaras que, pese a contar con únicamente dos sensores traseros y carecer de telefoto como el del Pixel 7 Pro, es capaz de brindar una experiencia completa en prácticamente todos los sentidos.

El vídeo también ha mejorado, incluyendo soporte para captura 4K a 60 FPS con cualquiera de las tres cámaras del dispositivo, opción de grabación en formato HDR de 10 bits (compatible, por cierto, con apps de terceros como TikTok, Snapchat o Facebook) y un nuevo modo cinemático que permite aplicar un efecto de desenfoque de fondo a los vídeos. La calidad de imagen es otro de los aspectos donde Google ha puesto énfasis, asegurando que se trata de la generación de smartphones Pixel con mejor apartado de vídeo hasta la fecha.

Dentro del apartado del vídeo hay un cambio interesante. Se trata de una de esas funciones que solo Google puede hacer realidad gracias, en parte, a la ingente cantidad de datos que la compañía ha ido recopilando con el paso de los años y que ahora dan vida a sus modelos de inteligencia artificial y machine learning.

Está relacionada con la función de "Sonido mejorado", que permite reducir los ruidos no deseados al grabar vídeo para centrarse solo en la voz de la persona que habla. Y es que en esta nueva generación, los modelos de machine learning han sido entrenados para interpretar la imagen capturada en tiempo real para analizar los movimientos de la boca de la persona que habla, centrando la captura de sonido sobre ella mientras se disminuye la intensidad del resto de sonidos para obtener un audio más nítido.

Mención aparte se merece la función de "Enfoque", integrada en Google Fotos y, de momento, solo compatible con los Pixel 7 y 7 Pro. Como ya mencioné en mi análisis del Pixel7, esta herramienta permite aumentar la nitidez de las fotos movidas o borrosas en las que aparezcan personas, incluso si han sido tomadas hace años y con una cámara completamente distinta a la del Pixel.

Dejando a un lado los nuevos trucos que este sistema de cámaras esconde bajo la manga, y centrándonos en la experiencia pura, básicamente no hay sorpresas. Las fotos son justo lo que podríamos esperar de la cámara de un Pixel: imágenes con una personalidad muy marcada a base de técnicas ya conocidas como un aumento drástico del contraste y la nitidez (puede que excediéndose en según qué situaciones), y un perfil de color que apuesta por la naturalidad a costa de generar fotografías no tan llamativas como las que producen otros equipos.

Foto ultra gran angular Pixel 7 Pro

Foto en interior con la cámara ultra gran angular.

La cámara principal nos ofrece los mejores resultados, además de aportar un extra de versatilidad gracias a la nueva técnica que permite capturar imágenes con zoom de hasta dos aumentos con una mayor calidad. El sensor ultra gran angular apenas ha variado con respecto a la generación anterior, y sigue sin ser capaz de igualar el nivel de detalle de la cámara principal. Por suerte, Google sí ha sido capaz de mantener un perfil de color consistente entre ambos sensores, y como "truco" nuevo se incluye la opción de capturar imágenes macro usando la lente ultra gran angular, con unos resultados bastante convincentes.

El telefoto ofrece una experiencia ligeramente distinta a la que encontrábamos en el Pixel 6 Pro. El zoom óptico en esta ocasión es de 4,8 aumentos y hace un buen trabajo a la hora de capturar escenas lejanas, gracias al combinar sus capacidades ópticas con el aumento de resolución digital del sistema Super Res Zoom para permitir capturar buenas imágenes hasta alcanzar los 30 aumentos. En ese sentido, se incluye la opción de mantener el encuadre estabilizado al usar el zoom, para evitar que las fotografías salgan movidas.

Google Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamiento
Google Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamientoGoogle Pixel 7 Pro, análisis: la culminación del refinamiento

Además de eso, el Pixel 7 Pro es capaz de utilizar técnicas de fusión de imagen que permiten combinar la cámara principal con el teleobjetivo en las capturas ampliadas hasta 2,5 aumentos, para así conseguir un nivel de detalle superior que si se utilizase solo la cámara principal de 50 megapíxeles. Esta función es idónea para capturar retratos con una distancia focal equivalente a unos 50 milímetros.

El Super Res Zoom utiliza el recorte interno del sensor de 50 megapíxeles, el remosaicing y el HDR+ con Bracketing para crear fotos de 12,5 MP a 2x tanto en el Pixel 7 como en el Pixel 7 Pro. Las fotos a 2x son nítidas, con poco ruido y alta resolución, similar a lo que capturaría una cámara de teleobjetivo dedicada a 2x.

Cuando la luz cae, el Pixel 7 saca sus armas en forma de Visión Nocturna y permite aumentar el tiempo de exposición a la luz de manera inteligente para mejorar la iluminación de las escenas. En algunas ocasiones, los resultados son excelentes, aunque en otras se pasa a la hora de actuar y acaba sobreexponiendo las escenas más de lo necesario.

Esto, sumado al abuso del contraste y la nitidez artificial que antes mencionaba, me lleva a recordar lo que el año pasado ya dije sobre las cámaras de los Pixel 6 y 6 Pro: el procesado de imágenes de Google llamó la atención en su día por ser capaz de exprimir al máximo unos sensores de gama baja (literalmente: la cámara que Google ha usado en los Pixel hasta el 5, incluyendo el Pixel 6a, es la misma que incluía el Redmi 8A, un móvil de poco más de 100 euros).

Pero, ahora que los smartphones de Google equipan un hardware cercano al primer nivel, el software puede llegar a suponer un lastre en ciertas situaciones y no permite a los sensores "brillar" como deberían.

Aunque, como dije el año pasado, existe una forma de sobrellevar estas limitaciones, y es tan "simple" como disparar en formato RAW y procesando los archivos resultantes con algunos ajustes de color e iluminación. No es la solución más adecuada, sobre todo de cara al usuario medio que quiera preocuparse únicamente por hacer fotos y que salgan bien en modo automático, pero sí la única forma que existe a día de hoy de sacar todo el partido que pueden ofrecer las cámaras del Pixel 7.

La cámara para selfis, con su sensor renovado, no solo mejora en calidad de imagen, sino que ahora habilita la que hasta hace poco era una de las funciones exclusivas de la versión "Pro": los selfis grupales gracias a la lente ultra gran angular. En general, la experiencia con esta cámara es muy positiva, y se agradece que Google haya decidido habilitar los modos de movimiento para poder utilizarlos con este sensor.

La calidad de los vídeos capturados con el Pixel 7 también es excelente, al nivel de los principales exponentes en este sentido. Si bien se da la opción de capturar vídeo 4K a 60 FPS con todos los sensores, pienso que el equilibrio perfecto se da en la grabación 4K a 30 FPS, dado que es el modo de mayor resolución compatible con la grabación HDR de 10 bits y el modo de sonido mejorado.

Galería de fotos y vídeos con Google Pixel 7 Prro

Mejores alternativas al Google Pixel 7 Pro

El Google Pixel 7 Pro no es un móvil de gama "súper alta" que llegue para competir con los iPhone 14 Pro Max o Samsung Galaxy S22 Ultra, a pesar de ofrecer resultados comparables, o superiores en determinados aspectos.

Su precio, de 899 euros, lo posiciona en el segmento de la gama alta, donde debe enfrentarse a algunos rivales bastante duros.

De hecho, por sus grandes parecidos con la generación anterior, el Pixel 6 Pro es, probablemente, uno de sus mayores rivales. A día de hoy, el anterior modelo estrella de la marca ha solucionado muchos de sus problemas iniciales, y dado que se puede encontrar a un precio notablemente inferior al de su lanzamiento, es una gran opción a tener en cuenta. Y, por supuesto, si ya tienes un Pixel 6 Pro, me temo que no hay razones de peso para dar el salto al nuevo modelo.

Google Pixel 6 Pro

Echando un vistazo a otras marcas, es posible encontrar grandes alternativas como el OPPO Find X5, un excelente producto que destaca por sus capacidades fotográficas, que pese a estar ligeramente por detrás de las del Pixel 7 Pro, serán capaces de convencer a la gran mayoría.

OPPO Find X5

Asimismo, Samsung cuenta con una buena alternativa al Pixel 7 Pro dentro de su catálogo. Es el Samsung Galaxy S22+, uno de los últimos modelos estrella de la firma surcoreana, y una gran opción pese a haber pasado desapercibida debido al afán de protagonismo de la versión "Ultra".

Samsung Galaxy S22+

Conclusión

Google Pixel 7 Pro camaras

El Pixel 7 Pro es un smartphone casi redondo. Probablemente, el mejor móvil Android del mercado en 2022 / Imagen: Christian Collado

Tanto el Pixel 7 como el Pixel 7 Pro se pueden definir con solo una palabra: refinamiento. Google parece haber dado con la tecla a la hora de construir smartphones, y su misión ahora es lograr convencer a un mayor público de que sus dispositivos pueden competir con los mejores del mercado.

Por 899 euros, no exsite un Android mejor que el Pixel 7 Pro.

En el caso de la versión "Pro", estamos ante el mejor smartphone Android de gama alta de la actualidad, llegando incluso a rozar el cielo de la gama "súper alta" en algunos aspectos. Su procesador no es tan potente ni eficiente como los Snapdragon 8+ Gen 1 o Apple A16 que dan vida a modelos de la competencia, pero supone un importante paso hacia adelante y, sobre todo, cumple en aquellos apartados donde se espera que cumpla, como a la hora de ejecutar las tareas de machine learning que se esconden tras las funciones de software y cámara del dispositivo.

A eso hay que sumar mejoras en batería, cámara y pantalla, además de un diseño más refinado pero igual de reconocible. Por 899 euros, no exsite un Android mejor que el Pixel 7 Pro.

Este dispositivo ha sido analizado de forma independiente gracias a una cesión por parte de la marca. El artículo contiene enlaces de compra por los que Andro4all podría percibir una comisión. Únete al canal de chollos de Andro4all para enterarte de las mejores ofertas antes que nadie.

Para ti
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!