Motorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburrida

Probamos el móvil con 5G más ligero y delgado del mercado en 2022: análisis a fondo del Motorola Edge 30.

Motorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburrida

En un momento del mercado en el que el grueso de los móviles de gama media parecen ser distintas variantes de un mismo modelo, Motorola ha decidido desmarcarse del resto y crear un teléfono que, para variar, se aleja de lo común con el objetivo de intentar atraer a aquellos que buscan algo diferente.

Solo por eso, el Edge 30 se merece toda nuestra atención. Y Motorola, nuestro respeto por atreverse a traer algo diferente al segmento de la gama media en un momento como este.

La cuestión está en si el Edge 30 realmente es capaz de convencer al público e busca de un dispositivo dentro del rango de los 400 euros. Sobre el papel, tiene lo nuecesario para conquistar, pero, ¿lo logra?

Hemos podido probar el nuevo Motorola Edge 30 a lo largo de varias semanas para comprobarlo por nosotros mismos. En este análisis, te vamos a ayudar a decidir si realmente es el teléfono para ti.

La pantalla del Motorola Edge 30

Una pantalla de 144 hercios destaca del resto de rasgos en la ficha técnica del Motorola Edge 30 / Imagen: Christian Collado

Motorola Edge 30, opinión y puntuación

Motorola Edge 30, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Motorola Edge 30?
A favor
  • Diseño: refinado, elegante y diferente
  • Extremadamente ligero y cómdo
  • Pantalla de buena calidad con 144 Hz
  • Buen rendimiento
  • Buena autonomía y carga rápida
En contra
  • Política de actualizaciones cuestionable
  • Lector de huellas lento
  • Selfis de mala calidad
ConclusionesUn móvil para quienes no se conforman con lo de siempre. El Motorola Edge 30 lo apuesta todo a un diseño elegante, una pantalla que brilla por su suavidad y un software que imita la experiencia Pixel. Por 399 euros, es una excelente opción.
Puntuación
85Sobre 100

Motorola Edge 30

Precio del Motorola Edge 30 y dónde comprar

El Motorola Edge 30 tiene un precio oficial en España de 499 euros en su única configuración de 8 GB de RAM con 256 GB de almacenamiento.

Sin embargo, desde su lanzamiento, se puede comprar con una rebaja de 100 euros, que lo coloca en399 euros y lo convierte en una opción tremendamente más atractiva.

Motorola Edge 30

Es posible comprarlo en un único color: Meteor Grey. Se puede adquirir tanto en la tienda online oficial de la marca como en otros distribuidores autorizados incuyendo Amazon o El Corte Inglés, entre otros.

¿Dónde se sitúa el Motorola Edge 30?

La familia de dispositivos "Edge" de Motorola se sitúa en lo más alto del catálogo de la compañía perteneciente a Lenovo. Dentro de ella, el Edge 30 es el modelo más asequible de la serie, posicionado por debajo del Motorola Edge 30 Pro.

Pero, a pesar de lagran diferencia en cuanto a precio, el Motorola Edge 30 hereda algunos rasgos de la variante "Pro", como la configuración de sus cámaras, los rasgos de su pantalla o las cualidades de su software, incluyendo el soporte para el servicio "Ready For" que permite transmitir las aplicaciones y funciones del dispositivo a una pantalla externa, como un televisor o un monitor.

Por esa razón, puede llegar a ser una opción mucho más atractiva que el Motorola Edge 30 Pro, al contar con detalles dignos de un dispositivo de una gama superior, a un precio que, con oferta, no alcanza los 400 euros. El Edge 30 Pro, en cambio, lo tenía más difícil para despuntar entre sus rivales.

Dado su concepto de smartphone de gama media con rasgos de gama alta, no resulta complicado encontrarle rivales dentro del mercado. Modelos como el reciente OnePlus Nord 2T o el Samsung Galaxy A53 podrían ser considerados sus principales rivales, pues ambos apuestan por una filosofía de diseños cuidados, buenas cámaras y rasgos heredados de los móviles más caros de cada respectiva marca.

Samsung Galaxy A53

OnePlus Nord 2T

A favor del modelo de Motorola hay que decir que se trata de un dispositivo con un software más limpio que el de los dos modelos mencionados, además de ser el único de los tres dotado de una pantalla con frecuencia de refresco de 144 hercios. Su diseño también es un rasgo a destacar, con una delgadez difícil de encontrar en otros móviles, y un frontal que aspira a la simetría casi total.

Ficha técnica de características

Motorola Edge 30, ficha técnica
Características
Dimensiones159,38 x 74,23 x 6,79 mm
155 gramos
PantallaAMOLED 6,5 pulgadas
Full HD+ (2.400 x 1.080 píxeles)
144 hercios
HDR10+
ProcesadorQualcomm Snapdragon 778+ 5G
RAM8 GB
Sistema operativoAndroid 12
Almacenamiento256 GB UFS 3.1
CámarasTrasera:
50 MP f/1.8, Quad Pixel, PDAF, OIS
50 MP Ultra Gran Angular f/2.2, Macro Vision
2 MP Sensor de profundidad f/2.4
Frontal:
32 MP
Batería4020 mAh
Carga rápida "Turbo Power" de 33W
Conectividad5G
Dual nano SIM
WiFi 6E
Bluetooth 5.2
NFC
USB-C
OtrosLector de huellas en pantalla
Dolby Atmos
Ready For (modo escritorio)

Diseño

En 2016, Motorola sorprendió al mundo lanzado al mercado uno de los móviles más delgados de la historia: el Moto Z. Seis años más tarde, Motorola parece haber decidido tomar nota del pasado para hacer del Motorola Edge 30 uno de los móviles más finos y ligeros de su categoría.

Con solo 6,79 milímetros de grosor y 155 gramos de peso, el Edge 30 es un verdadero peso pluma que llama la atención desde el minuto uno. La sensación recuerda a aquellos momentos del pasado en los que, al sacar un nuevo móvil de la caja, llamaba la atención su reducido peso por el simple hecho de no tener, aún, la batería instalada en su interior.

Parte lateral del Motorola Edge 30

El Motorola Edge 30 es es el smartphone con 5G más delgado del mercado a día de hoy / Imagen: Christian Collado

Su extrema delgadez y ligereza se complementa con un cuerpo de dimensiones relativamente compactas para el tamaño de su pantalla, con menos de 16 centímetros de altura. Su cuerpo, fabricado en plástico, tiene un agradable acabado mate en la trasera y los laterales, y se olvida por completo de las curvas para apostar por un frontal y una trasera completamente planas.

Dato curioso: la trasera del Edge 30 está fabricada en polimetilmetacrilato, material también conocido como PMMA. Es un polímero termoplástico más resistente a arañazos que el policarbonato, con una mayor transparencia y más resistente a rayos UV. Por eso, se considera una alternativa más ligera al cristal.

En la trasera está presente en módulo de cámaras, que sobresale varios milímetros de la espaldad del teléfono, y que cuenta con un sutil patrón geométrico que otorga personalidad al diseño. Su acabado en color gris, con reflejos azules que varían dependiendo de la incidencia de la luz, también es un acierto a nivel de diseño en mi opinión.

Parte trasera del Motorola Edge 30

El acabado mate suave otorga una sensación más premium al tacto del dispositivo / Imagen: Christian Collado

Pantalla

La parte frontal del dispositivo alberga uno de los rasgos más importantes de este dispositivo: un panel de 6,5 pulgadas de diagonal basado en tecnología AMOLED, con resolución Full HD+ y rodeado de unos márgenes ajustados, que llaman la atención, sobre todo, por casi ofrecer la tan ansiada simetría que solo móviles como el Samsung Galaxy S22 o elGoogle Pixel 5 han conseguido.

La pantalla también tiene rasgos dignos de un smartphone de gam aalta, como compatibilidad con el estándar HDR10+ o soporte para el espacio de color DCI-P3. Sin embargo, su gran virtud está en la frecuencia de refresco de 144 hercios, la más alta que se haya visto hasta hora en un móvil de este precio.

Aunque la diferencia entre 120 y 144 hercios es casi imperceptible a simple vista, la sensación de fluidez y suavidad es evidente, y combina a la perfección con el cuidado software de Motorola basado en Android 12. A la hora de jugar, además, es un añadido que probablemente convencerá a los más gamers.

Hablando del software, Motorola ofrece un buen puñado de opciones con las que poder configurar la pantalla del teléfono a gusto del consumidor. Además de poder cambiar la frecuencia de refresco para fijarla en 60 o 120 Hz, o bien dejar que varíe de manera automática entre ambos valores, también es posible cambiar el tono de los colores y la temperatura de color, o activar vfunciones como la "Pantalla Atenta", que la mantiene encendida siempre y cuando se esté mirando, o la "Pantalla Inteligente", una especie de función "ambient display" vitaminada que permite interatuar con las notificaciones cuando la pantalla está apagada.

Pantalla encendida del Motorola Edge 30

La pantalla cumple su función a las mil maravillas, aunque se echa en falta un poco más de brillo máximo / Imagen: Christian Collado

En general, la del Motorola Edge 30 es una muy buena pantalla en términos de representación de color, fluidez, contraste o nitidez. Tan solo el brillo máximo se antoja algo corto si se compara con otros modelos de la competencia, pero para nada es un problema, y de hecho la mayoría de usuarios quedarán más que satisfechos con la iluminación máxima del panel, incluso en exteriores.

Otro valor añadido a la experiencia que complementa a la perfección a la pantalla es el sistema de doble altavoz estéreo con soporte para Dolby Atmos, capaz de producir un sonido equilibrado y de buena calidad.

Quizá no tan positiva sea la experiencia con el lector de huellas integrado en la pantalla. No llega al nivel de velocidad ni de precisión del de otros modelos de su categoría. Su rendimiento se asemeja, curiosamente, al del --polémico-- lector de huellas del Pixel 6.

Hardware y rendimiento

En el interior del Motorola Edge 30 se esconde uno de los cerebros más potentes construidos por Qualcomm dentro de su segmento de chips orientados a la gama media-alta: el Snapdragon 778G+.

Se trata de un chip no demasiado conocido, que a día de hoy solo se encuentra en el Motorola Edge 3 y en los modelos de la familia Honor 60. Como bien sugiere su nombre, se trata de una variante mejorada del napdragon 778G, fabricado en proceso de seis nanómetros, con ocho núceos que incluyen un clúster Cortex-A78 de ato rendmiento capaz de correr a 2,5 GHz como máximo.

En este caso viene asociado a 8 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento, sin posibilidad de adquirir una configuración diferente.

La combinación de procesador y memorias, con un software bien optimizado, resulta en un rendimiento excelente bajo cualquier circunstancia, que acerca la experiencia con el Motrola Edge 30 a la de cualquier gama alta moderno en la mayoría de situaciones.

Motorola Edge 30 en la mano

El cerebro Snapdragon 778G+ se esconde en el interior del Motorola Edge 30 / Imagen: Christian Collado

Todo se mueve con suavidad y fluidez, y en ningún momento se echa en falta más potencia ni capacidad de memoria.

Además, la GPU Adreno 642L que acompaña al Snapdragon 778G+ también ha sufrido mejoras con respecto al cerebroi gráfico del modelo anterior, siendo capaz de brindar una experiencia de juego de primer nivel con titulos recientes que requieren de una alta potencia gráfica, como Apex Legends Mobile o Ni no Kuni: Cross Worlds.

Por si eso no fuera suficiente, el Snapdragon 778G+ parece no tener tantos problemas de throttling como el Snapdragon 8 Gen 1 que equipan modelos como, precisamente, el Motorola Edge 30 Pro. Tampoco alcanza unas temperaturas tan altas, o al menos no con tanta facilidad como el procesador que, sobre el papel, debería ser el mejor de la familia.

Puede que su único problema en este sentido sea una gestón algo pobre de la multitarea, probablemente debido a un sistema un tanto agresivo de la memoria RAM. En más de una ocasión, me he encontrado con aplicaciones en segundo plao que se cierran a pesar de haber memoria libre más que suficiente, o de notificaciones que llegan con cierto retraso. La situación, eso sí, no es ni de lejos tan grave como en otros modelos venidos desde china.

Batería y carga

Una de las razones que hicieron fallar al Moto Z del que antes hablaba, era el gran hándicap que suponía su delgado cuerpo de cara a su autonomía. Por suerte, Motorola también parece haber tomado nota de los errores del pasado, y en este nuevo modelo, se ha conseguido un mayor equilibrio en este sentido.

Los 4020 mAh de capacidad de batería no resultan del todo prometedores. Sin embargo, los resultados son correctos, y es posible obtener una autonomía correcta con el dispositivo.

Resulta sencillo alcanzar la jornada de uso --y puede que un poco más-- sin problemas, llegando a superar las seis horas de pantalla encendida. Como de costumbre, todo depende de los hábitos de uso de cada uno.

En cuanto al sistema de carga, los 33 W de la tecnología TurboPower resultan más que suficientes para una batería de esta capacidad, permitiendo recargar la batería por completo en unos 55 minutos, y pudiendo alcanzar un 60% en poco más de media hora.

Software

La situación de Motorola con el software es un tanto confusa. Por un lado, la compañía ha sido capaz de construir una capa de personalización limpia, con un aspecto que asemeja al del software de los Google Pixel como ninguna otra capa, y con un buen puñado de añadidos verdaderamente útiles que aportan valor a la experiencia con sus dispositivos.

Pero, por otro lado, la compañía cuenta con una de las peores políticas en cuanto a actualizaciones, hasta el punto de ver cómo sus anteriores flagships fueron de los últimos modelos de su categoría en actualizar a la versión de Android más reciente.

En este sentido, hay que mencionar que el dispositivo tiene aseguradas un mínimo de dos actualizaciones de Android, de modo que se actualizará tanto a Android 13 como a Android 14, si bien probablemente no vaya a ser de los primeros en hacerlo. Asimismo, la marca se compromete a actualizar el dispositivo cada dos meses durante un tercer año, para incluir los últimos parches de seguridad de Android.

Estos dos años de actualizaciones de Android más uno extra de actualizaciones de seguridad situan al dispositivo por detrás de modelos comparables como el Samsung Galaxy A53 5G, con tres y cuatro años de actualizaciones del sistema y de seguridad respectivamente. Sin duda, el soporte es uno de los aspectos a mejorar para Motorola a lo largo de todo su catálogo,

Del software como tal, al menos en su edición actual, hay muy pocas cosas malas que decir. De hecho, todo lo contrario.

La capa MyUX de Motorola es una de las más limpias, estéticas y mejor optimizadas que podemos encontrar a día de hoy, con añadidos útiles como la fantástica pantalla inteligente que permite interactuar con las notificaciones sin tener que desbloquear el dispositivo, o los ingeniosos --y míticos-- gestos rápidos, con los que abrir la cámara o activar la linterna con un simple giro de muñeca.

Motorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburrida
Motorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburrida

A eso hay que sumar otras novedades introducidas junto con Android 12, como el gestor de temas que lleva un paso más allá el diseño Material You, añadiendo la posibilidad de usar tipografías personalizadas, elegir los colores de acento del sistema de forma manual, y mucho más.

A grandes rasgos, MyUX toma como base el software de los Pixel, y añade complementos útiles con los que los usuarios de dispositivos Motorola llevan conviviendo desde hace años. Y lo hace de una manera tan coherente y bien integrada, que da como resultado una excelente experiencia de usuario, de las mejores que se pueden obtener en un dispositivo de este precio a día de hoy.

Motorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburrida
Motorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburrida

Cámaras

El sistema de cámaras del Motorola Edge 30 viene heredado del Edge 30 Pro. Y eso, teniendo en cuenta que hablamos de un dispositivo varios cientos de euros más barato, sin duda son buenas noticias.

Sobre el papel, el conjunto de sensores no difiere demasiado de lo que podríamos encontrar en otro terminal de precio parecido:

  • Cámara principal: 50 MP y tamaño de píxel de 1,0 µm, tecnología Quad Pixel (2,0 µm), OIS, PDAF omnidireccional, formato óptico de 1/1,5”, apertura f/1,8
  • Cámara ultra gran angular: 50 MP (FOV de 118 grados), función Macro Vision, apertura f/1,5 , tamaño de píxel de 1,28 µm
  • Cámara de profundidad: 2 MP, apertura f/2,4 , tamaño de píxel de 1,75 µm
  • Cámara delantera: 32 MP, apertura f/2.25, tamaño de píxel de 0,7 µm, tecnología Quad Pixel (1,4 µm)
Cámaras del Motorola Edge 30

El sistema de cámaras del Motorola Edge 30 ofrece unos resultados más que correctos / Imagen: Christian Collado

Lo más llamativo del sistema es el uso de un sensor de 50 megapíxeles para la cámara ultra gran angular. Por lo demás, no hay sorpresas.

Con este sistema de cámaras se pueden obtener resultados muy correctos en la mayoría de escenas. Destaca, sobre todo, el buen manejo del rango dinámico, la preservación de detalle sin necesidad de añadir nitidez de forma artificial, y el buen equilibrio de los colores.

Motorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburrida
Motorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburridaMotorola Edge 30, análisis: un soplo de aire fresco para una gama media cada vez más aburrida

Gracias a su elevada resolución, los resultados de la cámara con lente ultra gran angular no palidecen con respecto al sensor principal como suele ser habitual en dispositivos de este rango de precio --e incluso de modelos más caros--.

Galería de fotos y vídeos con Motorola Edge 30

También son buenos los retratos, así como las capturas nocturnas cuando nos apoyamos del modo noche integrado en la app de cámara. App que, por cierto, ofrece multitud de opciones diferentes y que, sin duda, es una de las más completas que se pueden encontrar hoy por hoy.

Al Motorola Edge 30 solo le pondría dos pegas en el apartado fotográfico --dejando al margen la ausencia de un telefoto, aunque personalmente ya he tirado la toalla al respecto dentro de este rango de precios--: el primero es la cámara para selfis, cuya calidad no alcanza, ni de lejos, la de los sensores principales; y por otro, la calidad de los vídeos. Ninguno de los dos aspectos son precisamente puntos fuertes de este dispositivo.

Este dispositivo ha sido analizado de forma independiente gracias a una cesión por parte de la marca. El artículo contiene enlaces de compra por los que Andro4all podría percibir una comisión. Únete al canal de chollos de Andro4all para enterarte de las mejores ofertas antes que nadie.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti