No, el iPhone no es el móvil más difícil de reparar de este año

No, el iPhone no es el móvil más difícil de reparar de este año
El Nothing Phone (1) es el teléfono menos reparable del año

Cuando analizamos el Nothing Phone (1) nos encontramos ante un gama alta que sorprende, si bien era difícil comprender el concepto de revolución que su fabricante quería vender. No obstante, el teléfono no parece estar funcionando mal en materia de ventas a pesar de todo.

Hoy este particular terminal vuelve a la palestra. Según publican en Gizmochina este terminal alternativo a los grandes fabricantes es el dispositivo más difícil de reparar, más incluso que los últimos modelos del iPhone. Veamos cómo se ha producido este hallazgo.

Un honor muy dudoso

Después de que el youtuber Hugh Jeffreys procediese a "destripar" este terminal casi transparente, el creador de contenido ha concluido que es más difícil de reparar que un Android convencional. Por ejemplo, si se reemplaza la pantalla se descalibra el lector de huellas y es imposible reajustarlo después.

Es cierto que el propio Jeffreys hizo lo mismo con los iPhone 14 y 14 Pro Max, que ya de por sí ponen las cosas bastante complicadas a los usuarios que quieran repararlos por sí mismos. Y, sin embargo, los terminales de Apple quedan por detrás del Nothing Phone (1) en este apartado.

En el otro extremo del espectro tenemos a los Google Pixel 7 y a los Samsung Galaxy S22, que puntúan bastante alto en cuanto a reparabilidad una vez "destripados". Y, sin embargo, resulta curioso que a pesar de la pompa y el boato que se le dio al Nothing Phone (1) en el momento de su debut tenga el dudoso honor de ser muy poco reparable.

Hay voces que apuntan a que los hallazgos de Jeffreys no están del todo completos. Esto se debe a que 2022 aún no ha terminado y aún quedan algunos dispositivos por salir al mercado antes de final de año. Obviamente no entrarán en su análisis, pero con lo que tenemos hasta ahora las conclusiones son bastante definitivas.

Reproducir en YouTube

Para ti
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!