No, poner precios caros no está al alcance de todas las marcas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Notas en pantalla, Galaxy Note10

Da lo mismo que hablemos de móviles, coches o pantalones, en todos los mercados tenemos modelos baratos y modelos más caros, cada uno con sus virtudes y con sus defectos. No por ser un móvil caro merece la pena para todos los usuarios, y no porque tu móvil tenga una relación calidad precio muy buena es igual de bueno que un iPhone 11 Pro Max o que un Samsung Galaxy S20 Ultra de más de mil euros.

Estamos viviendo tiempos en los que muchas empresas están de capa caída, y alguna, como Essential, la empresa del fundador de Android, ha tenido que echar el cierre y abandonar el negocio. Y, por mucho que nos guste que haya competencia, ahora mismo poner precios caros no está al alcance de todas las marcas.

No, no todas las empresas pueden lanzar móviles caros

Durante estos últimos años hemos podido ver un patrón que se ha repetido en muchas ocasiones, y es que hay algunas compañías que no consiguen vender muchos de sus dispositivos de gama alta, pese a que sean buenos terminales, y puedan mirar de tú a tú a los móviles más top del mercado, y es algo que ha llevado a Essential a la ruina.

Essential Phone

Ahora mismo hay familias de terminales que despiertan mucha más popularidad que otros, y las cifras de la gama alta de Samsung, Apple o Huawei, son incomparables respecto a la gama alta de otras compañías como Sony, HTC o LG. ¿Son los dispositivos de estas marcas malos? En absoluto. Simplemente, a igualdad de precio, nos decantamos por lo que conocemos y nos inspira más confianza.

Lanzar un móvil de gama alta a precio de gama alta no es algo que esté al alcance de todos, ya que, en mi estricta opinión personal, tienes que contar con un valor añadido bastante grande para poder hacerlo y que te salga bien. Samsung, Huawei o Apple son compañías que tiene la confianza de sus usuarios y del gran público, y eso es algo que cuenta mucho.

Si ahora mismo quieres comprar un smartphone de 900 euros, obviamente vas a querer sacar el mejor rendimiento posible a tu dinero, y no vas a apostar por un smartphone que “puede estar bien” o que “tiene buena pinta”. Quieres resultados, y no tener la sensación de que has malgastado el dinero.

Pantalla del OnePlus 7T Pro

Hay empresas como Realme, Xiaomi o OnePlus que se han decantado por lanzar sus buques insignia a un precio notablemente bajo en comparación con los de las compañías tradicionales, una estrategia de lo más interesante. Y es que, si obtenemos un buen rendimiento de estos terminales, vamos a tener la satisfacción de que, por mucho menos dinero, tenemos una experiencia cercana –en mayor o menor medida– a la que tiene una persona que se ha comprado un móvil de 1.000 euros. Y, aunque haya cierta diferencia, puede no merecer la pena incrementar el gasto para muchos usuarios.

Y bajo mi punto de vista, intentar sacar un móvil de gama alta por 500 o 600 euros es una de las mejores cosas que pueden hacer los fabricantes, ya que es un rango de precios tentador, que puede desincentivar la compra de un móvil de 1.000 euros, no porque vaya a ser mejor, sino porque sólo va a ser un poco peor, pero va a costar la mitad.

No, la innovación no lo es todo a la hora de que nos gastemos el dinero

lg g8x thinq jugando

¿La innovación mejora los resultados el 100% de los casos? La respuesta es no. Durante estos años, ha habido empresas que han innovado mucho, como LG con su LG G5 modular, o Motorola con sus Moto Z que seguían la misma idea. Aunque también podemos citar los ZTE Axon M con su doble pantalla. O incluso el Essential Phone.

En cierta medida, da igual la innovación, lo importante es aportar algo que los usuarios vayamos a usar

Todos estos son dispositivos muy innovadores, pero, ¿han supuesto un cambio significativo en el mercado? No, y creo firmemente que es porque la innovación tiene que ir de la mano de los hábitos de uso de los usuarios, de nada sirve que el fabricante introduzca añadidos detrás de los cuales hay un proceso de I+D+i inmenso, si después no va a suponer una diferencia significativa.

ZTE Axon M

Por experiencia, pienso que la innovación es algo que debe ser cómodo, útil y simple para que lo podamos aprovechar de verdad. Y esa, por ejemplo es la diferencia que veo entre un móvil plegable como el Galaxy Z Flip —que probamos hace poco— y un móvil con doble pantalla como el ZTE Axon M. Ambos terminales son muy innovadores, no nos cabe duda, pero el Samsung no nos da esa sensación de fragilidad, cuenta con software adaptado para su uso y se adaptan las exigencias que tendríamos con un móvil normal a este tipo de formato.

Samsung hace ya bastantes años consiguió que el S-Pen de los Samsung Galaxy Note fuera percibido por los usuarios como su gran valor añadido, y a día de hoy hay gente que se compra estos terminales para poder utilizar el S-Pen. Sin embargo, los módulos no han sido percibidos como tal, y por ello, a día de hoy no vemos empresas que saquen terminales de este tipo.

Únete a nuestro canal de Telegram para estar al tanto de todas las últimas horas de Android. Si lo prefieres, también puedes segurinos en Instagram.

Sigue a Andro4all

Archivado en Innovación, Móviles
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios

Otras webs de Difoosion