Close Button
Compartir

El fundador de uno de los benchmarks más famosos ha acusado a Xiaomi de manipular los resultados conseguidos por sus móviles.

Tras descubrirse que Samsung estaba limitando de forma deliberada el rendimiento de sus móviles al ejecutar miles de aplicaciones, exceptuando tests de rendimiento --o benchmarks, ahora surgen nuevas acusaciones hacia Xiaomi, que al parecer también estaría llevando a cabo técnicas parecidas, con el objetivo de conseguir mejores resultados en este tipo de pruebas.

La acusación proviene del propio John Poole, fundador de Primate Labs, la empresa encargada del desarrollo de la popular herramienta GeekBench. Indica que Xiaomi también está "tomando decisiones de rendimiento basadas en identificadores de aplicaciones".

Frontal del Xiaomi 11 Lite NE 5G

Xiaomi estaría manipulando los resultados de benchmarkas para obtener mayores puntuaciones.

Xiaomi también estaría "trucando" el resultado de los benchmarks

Xiaomi es una de las firmas que, en ocasiones, han utilizado los impresionantes resultados conseguidos en benchmarks por algunos de sus móviles para promocionarlos, sobre todo en China. Recientemente, incluso se ha conseguido obtener una captura de pantalla que muestra cómo uno de los próximos móviles de Xiaomi consigue superar el millón de puntos en AnTuTu.

Pero John Poole no parece estar del todo conforme con estos resultados. El fundador de Primate Labs ha llevado a cabo varias pruebas, con las que intentar demostrar que Xiaomi estaría manipulando los resultados de los tests de rendimiento, "desatando" la potencia máxima de los dispositivos cuando se ejecutan este tipo de aplicaciones.

Mejores 8 aplicaciones de benchmark de Android: averigua la potencia de tu móvil

Los resultados son bastante esclarecedores: ejecutando la app de GeekBench "camuflada" como si de un juego se tratas* --Fortnite, para ser exactos-- en un Xiaomi Mi 11, el resultado del test multinúcleo cae en un 15%, y en el mononúcleo, en un 30%.

El desarrollador obtuvo resultados similares al ocultar el test de rendimiento tras otras aplicaciones, como Genshin Impact. Por tanto, parece claro que Xiaomi estaría manipulando el rendimiento de sus dispositivos en base al tipo de aplicación que se ejecuta.

Xiaomi no es la primera, ni va a ser la última marca acusada de llevar a cabo técnicas como esta. Pocos meses atrás, desde GeekBench también decidieron "banear" al OnePlus 9 Pro, tras descubrirse que la marca china estaba manipulando los resultados de los tests. Y lo mismo con Samsung, que incluso tuvo que emitir un comunicado formal donde explicaba los motivos detrás de su decisión de limitar el rendimiento de sus dispositivos.

Temas relacionados: Xiaomi

Compartir
Disney+ logo
¡Estamos en Google News! Seguir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!