Close Button
Compartir

Cualquier cosa vale para vender.

Para vender un smartphone no solo vale hacer un buen terminal de altas prestaciones, buen diseño, gran apartado fotográfico y precio interesante, sino que también hay que saber venderlo.

En un momento en el que los smartphones son casi todos iguales es vital saber diferenciarse a través del marketing y la publicidad. Firmas como Apple son expertas en esto y es que las técnicas para vender sus terminales por encima del resto no son pocas.

¿Queréis saber cuáles son las tácticas de marketing más habituales? Nosotros os las contamos.

Poner a la venta unidades limitadas

Xiaomi

No sería la primera vez que Xiaomi saca al mercado un "número limitado" de smartphones

Una de las tácticas más comunes. Antes del lanzamiento del terminal se dice que únicamente se pondrá a la venta un número limitado de unidades, de esta manera se crea una necesidad al consumidor y este acude raudo y veloz a comprar el dispositivo móvil.

Por supuesto existen unidades de sobra para vender pero nosotros al creer que podemos quedarnos sin nuestra preciada unidad, lo adquirimos el mismo día de su lanzamiento. Luego la marca anuncia que se ha quedado sin reservas y que el lanzamiento ha sido todo un éxito.

Rebaja el mismo día del lanzamiento

Otra táctica común -sobre todo en móviles chinos- es anunciar que el dispositivo saldrá a precio rebajado. De esta manera si lo adquirimos el día uno pensaremos que hemos comprado un completo chollo.

Sin embargo no es así. El precio rebajado es realmente el precio oficial del terminal. Lo que hacen las compañías es subir la cifra para que parezca que realmente existe una rebaja cuando no es así, consiguiendo engañarnos y vendernos el teléfono. Y sinceramente, funciona.

Centrarse en una especificación que no merece la pena

Xiaomi Mi 11 junto a objetivos de cámaras profesionales

El zoom 100x es un claro ejemplo de publicidad

Como hemos dicho anteriormente la diferenciación es clave para vender un teléfono y dado que los smartphones actuales son casi un calco, los pequeños detalles cuentan. El problema viene cuando esos pequeños detalles no son realmente útiles.

Pongamos el caso del típico smartphone con zoom x100, algo de lo que muchas firmas sacan pecho y que sinceramente no sirve para nada. O como las marcas que prometen velocidades de carga de 100 o 120W. ¿Para qué? Pues para diferenciarse del resto de la competencia, aunque sea un poco.

Benchmarks amañados

A pesar del paso del tiempo, todavía hay gente que tiene fe en los benchmarks. Aunque sinceramente nos debería dar igual la puntuación que saca un terminal en AuTuTu o qué tipo de procesador lleva un smartphone, lo cierto es que sacar la máxima puntuación en este tipo de test siempre es una buena publicidad para una marca.

Por esta razón algunas firmas hacen trampa amañando los resultados. Una táctica que sirve a plazo corto pero que siempre acaba siendo descubierta y dejando en evidencia a las compañías. Por todo ello, mejor hacer caso omiso a este tipo de apps y herramientas.

Inventarse nombres de tecnología

Transferir fotos de Google Photos a iCloud en iPhone

Apple es la mejor inventándose nombres

Aquí Apple es la maestra. Pantallas retina, tecnología pro-motion, Deep Fusion, Slofie, QuickTake... no dejan de ser tecnologías que ya existen pero a las que Apple les da un nuevo nombre, pareciendo que son ellos sus creadores.

Lo que se consigue con esto es crear hype entre los consumidores y adquirir sus productos porque piensan que la competencia no cuenta con todas estas características. Nada más lejos de la realidad.

Estas son algunas de las tácticas de marketing más usadas pero no las únicas. Muchas firmas también hacen publicidad con fotos falsas o retocadas e incluso ridiculizando a la competencia. Todo vale con el objetivo de vender.

Temas relacionados: Móviles, Tecnología

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!