Close Button
Compartir

El mercado de los dispositivos móviles está sufriendo como nunca dentro de una especie de tormenta perfecta: crisis global de suministros, confinamientos en China, inflación desmedida y la saturación de mercados emergentes.

Aunque a Apple y Samsung les va mejor que nunca en esto de los teléfonos móviles, sobre todo a una firma surcoreana que brilla a ritmo de récords, lo cierto es que el mercado cae con fuerza desde hace ya varios trimestres debido al repunte de la pandemia en Asia, a la inflación y a las tensiones geopolíticas.

Y además, parece que el segundo semestre de 2022 no pinta mucho mejor en realidad, puesto que tal y como nos contaban los compañeros de GSMArena siguiendo datos de la consultora Trendforce, la mayoría de los estudios confirman que el mercado de smartphone seguirá encogiéndose en lo que queda de curso, siendo China el gran protagonista y motivador principal de las caídas.

Precio de moviles segunda

La recesión llega a la 'industria smartphone', que ya prevé caídas masivas en este 2022.

Las previsiones apuntan a una producción total para todo este año 2022 de 1.333 millones de dispositivos, bastantes menos que en 2021, dejándose margen incluso para revisiones negativas en los próximos meses si no mejoran las perspectivas de abastecimiento y los problemas globales de suministros.

Todos los estudios coinciden, el mercado de los dispositivos móviles está ralentizándose a pasos agigantados debido al repunte de Covid en China, a los problemas de suministros y a las tensiones globales que han puesto la inflación de los precios y el coste de la vida por las nubes.

Las ventas de móviles caen con fuerza y los beneficiados son los mismos de siempre

Se presenta un panorama muy desafiante para los próximos meses, así que tendremos que esperar para ver cómo responde un mercado excesivamente tensionado y en una especie de tormenta perfecta que no sólo terminará afectando a China sino también a otros países, y que obviamente sufrirá la saturación de un gigante emergente como India que empieza a mostrar signos precisamente de esto mismo.

En todo caso, por ahora los principales problemas que se deberán capear son otros, empezando por la política de "cero Covid" aplicada en China, que ha vuelto a confinar ciudades enteras paralizando la producción de importantes manufacturas, dejando así sin componentes a muchos fabricantes y ralentizando el ensamblado y los envíos de smartphones de muchas otras firmas que encargan sus dispositivos a sus empresas locales.

Otro gran quebradero de cabeza la enorme espiral inflacionista en que se ha sumido medio mundo, algo que está repercutiendo negativamente en el poder adquisitivo de la gente y por tanto en la adquisición de nuevos dispositivos.

El mercado de China seguirá siendo el más grande del mundo para los fabricantes de móviles, y se prevé que pierda nada menos que un 13% de ventas durante este año 2022.

Por último, es importante ver cómo evoluciona la crisis de los suministros, puesto que aunque China logre doblegar sus curvas pandémicas las fábricas tendrán que redoblar esfuerzos para recuperar el tiempo perdido y volver a abastecer un mercado voraz que está sufriendo como nunca.

En cuanto a números concretos, se espera que China pierda un 13% de ventas durante este año respecto al 2021, siendo todavía el mercado más importante a nivel global entregando más o menos unos 21 teléfonos de cada 100 que se vendan en el mundo. India estará en segundo lugar con un 13,1% de los envíos y Estados Unidos será el tercer mercado en peso con el 11%.

Quizás ayuden las nuevas estrategias de ventas como la suscripción a smartphones que ya prepara Apple, y es que ciertamente en esta situación... ¿Quién está pensando en gastarse más de 1.000 euros en un teléfono nuevo?

¿Pagarías 30 euros al mes por tener siempre el último iPhone?

Temas relacionados: Móviles

Compartir
Disney+ logo
¡Estamos en Google News! Seguir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!