Close Button
Compartir

Parece que sí, que 2022 por fin será el año de los móviles plegables, aunque la gran pregunta sigue siendo sin son realmente útiles o no... ¿Cómo puedes sacarle partido?

Llevamos ya mucho tiempo dando vueltas a los smartphones plegables, aunque en realidad nadie sabe demasiado bien por qué estamos tan interesados en estos diseños novedosos pero a veces poco aprovechables, que la mayoría del tiempo tan sólo aportan soluciones a problemas que no teníamos y la promesa de un futuro que no termina de llegar.

No en vano, la invasión esperada está siendo más lenta de lo esperado, valga la redundancia en este caso, y en menos de 2 años los analistas pronostican 10 veces más móviles plegables en el mercado gracias al interés del público y a que por fin Google ha puesto su granito de arena presentando Android 12L y su interfaz específica para terminales de gran formato.

Samsung Flex S, en el CES 2022

Samsung reinventó sus plegables en el CES 2022, aunque por ahora sólo serán prototipos.

Sea como fuere, tengo la sensación de que los fabricantes van a tener que darle la vuelta todavía a estos móviles, pues a pesar de que prometen una mayor versatilidad o un enfoque más centrado en la productividad, a los usuarios aún tienen que convencernos de que es interesante perder calidad constructiva y durabilidad en nuestros smartphones a cambio de una pantalla que se dobla y ofrece más espacio cuando lo necesitamos.

Yo mismo he utilizado móviles plegables en los últimos meses y además en los dos formatos más populares, los Flip y Fold de Samsung, así que antes de que los fabricantes nos "obliguen" a pasarnos a los plegables voy a intentar explicaros dónde he encontrado utilidad a estos smartphones y por qué merecería la pena gastarse la enorme cantidad de dinero que cuestan a día de hoy... ¿Repasamos esas razones y vemos las vuestras?

Así está siendo la lenta pero firme invasión de los móviles plegables

Estas son las 5 situaciones en que un móvil plegable sí parece útil

1. Modo 'Flex'

Seguramente no sea la parte que Samsung más ha desarrollado todavía para sus Galaxy Z, pero lo cierto es que al mismo tiempo el modo flex que integran en One UI los plegables del gigante surcoreano es precisamente el rasgo de software que los define y que más potencial tiene.

Este modo de funcionamiento permite "dividir" la pantalla cuando doblamos el smartphone para que las aplicaciones se ajusten automáticamente, ofreciéndonos controles útiles sobre todo en videojuegos o apps multimedia, como en YouTube donde veremos el vídeo en una parte y los comentarios en otra o en la Cámara donde veremos la interfaz de enfoque arriba y la galería debajo.

Es obvio que Samsung ha explorado poco todavía en el modo flexible, pero las posibilidades parecen infinitas y además, gracias a las opciones de Labs también podremos forzar a cualquier aplicación para que se ajuste al formato 'flex' y muestre controles de reproducción y brillo en la otra parte del panel.

Samsung Galaxy Z Fold3

Úsalo en cualquier ángulo, no hay límites gracias al 'Flex Mode' de Samsung.

2. La mejor multitarea para consumir multimedia mientras trabajamos o leemos

Siguiendo con esa posibilidad de que las apps se ajusten al formato flexible, y entendiendo estos smartphones como dispositivos orientados a la productividad, es cierto que seguramente la mayor ventaja de sus pantallas grandes sea que podremos mantener YouTube u otro reproductor abierto en segundo plano o en una esquina de la interfaz mientras hacemos otras cosas con el móvil.

La funcionalidad picture-in-picture tiene más sentido que nunca, y mientras consultamos un documento o navegamos por nuestro correo electrónico podremos tener nuestra música a mano o nuestros vídeos favoritos también funcionando y sin afectación a la cantidad de información que podemos visualizar.

De hecho, es que hacer dos o más cosas a la vez con un móvil nunca será más sencillo que al utilizar un plegable.

3. Copiar, pegar, arrastrar y/o soltar texto

Aunque hace tiempo que los móviles nos permiten tomar notas y copiar o pegar texto con cierta facilidad, hemos de reconocer que las pequeñas pantallas complican a veces una tarea que los plegables y su gran formato también facilitan sobremanera.

Y es que la productividad está al poder en estos teléfonos, con los que puedes tener dos aplicaciones abiertas a la vez para arrastrar contenido de un lado al otro con total comodidad, pudiendo copiar de forma intuitiva, rápida y con total sencillez un código de descuento de un correo electrónico a una tienda online, por ejemplo, o un número de teléfono desde un mensaje de WhatsApp a la aplicación de teléfono con sólo seleccionar el texto y arrastrarlo.

videos plegables Samsung Google-2

Así se pueden tener tres aplicaciones abiertas a la vez en el Samsung Galaxy Z Fold3.

4. No sin mi S-Pen

Este fue quizás el mayor problema de las primeras generaciones de los Galaxy Z, y es que los usuarios de Samsung estábamos acostumbrados a un S-Pen que con semejantes diagonales de pantalla es más útil y necesario que nunca.

Con este tamaño, escribir sobre la pantalla es mucho más fácil y Air Command os facilitará la tarea de tomar notas por ejemplo sobre un mapa de Google Maps al invocar la "escritura en pantalla", para poder planificar una ruta de fin de semana o realizar tareas similares.

Samsung Calendar permite escribir y garabatear como lo haríamos en cualquier calendario físico, y con una pantalla de mayor diagonal es una gozada crear y visualizar nuestras planificaciones u otros ficheros. También podremos retocar imágenes con facilidad gracias al lápiz, e incluso firmar documentos o dibujar, bien sea para temas profesionales o simplemente por ocio con apps como PenUp.

5. Érase un móvil a un dock de escritorio pegado

Puede parecer mentira pero es cierto que uno de los momentos es que más he aprovechado la bisagra es a la hora de reproducir contenidos con el móvil posado sobre una mesa, mientras estoy trabajando o simplemente estando en cama con el smartphone en la mesita.

No es baladí el poder ver vídeos musicales, series o simplemente la TV o nuestros contenidos favoritos de las plataformas de streaming sin necesidad de tener el móvil en la mano, y estos plegables son realmente smartphones con una base de escritorio pegada, que es sinceramente mucho más útil de lo que siempre pensé en un principio. Esto incluso funciona muy bien a la hora de hacer videollamadas o reuniones con las manos libres.

Samsung Galaxy Z Fold 3, pantalla interior

El Samsung Galaxy Z Fold 3 puede posarse sobre cualquier superficie para ver contenidos.

Y entonces, ¿merece la pena un móvil plegable?

Responder a esta pregunta no es algo que pueda hacer yo mismo, que sólo puedo contaros mi experiencia, pero he de reconocer que para ciertas situaciones sí son útiles este tipo de móviles y sí merecen la pena para determinados tipos de usuarios.

No son smartphones para todos, por ahora, pues son realmente delicados y cuesta adaptarse, teniendo además que hacer sacrificios como el de llevar un móvil mucho más grueso y pesado para utilizar luego la pantalla de gran formato sólo en algunas situaciones. Eso sin hablar obviamente de su elevado precio.

Y aún así, la verdad es que sí debo decir que estos móviles nos permiten ser algo más productivos, pues con una pantalla mayor podremos usarlos como lectores electrónicos con una comodidad sin igual, pudiendo además usar multitarea real e incluso manejar sus aplicaciones o ver contenidos mientras están posados sobre una mesa sin complicaciones y con las manos libres.

Veremos qué otras funcionalidades y opciones les encuentra la industria, sobre todo cuando más fabricantes se atrevan a desarrollar yéndose más lejos de las ideas de una Samsung que ha sido la que más ha avanzado por ahora en este sentido, pues lo queramos o no, antes o después la mayoría de los teléfonos serán plegables... ¿Estaremos preparados?

Android 12L es la nueva versión de Android con mejoras específicas para móviles plegables

Temas relacionados: Móviles

Compartir
Disney+ logo
¡Estamos en Google News! Seguir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!