Cuánto cuesta una página web y cómo saber cuánto hay que gastar

Hacer una web para tu negocio tiene un coste variable y que depende de factores bastante diversos. ¿Cuánto estás dispuesto a desembolsar?

Cuánto cuesta una página web y cómo saber cuánto hay que gastar

No se entiende que una empresa o negocio no tenga su propia página web. Nuestro mundo digitalizado requiere que cualquier comercio se muestre al resto del mundo mediante su propio espacio. No hacerlo supone cerrarse las puertas a muchas oportunidades de negocio. A la hora de plantear la construcción de una web siempre surge la misma pregunta: ¿Cuánto me va a costar? Y la respuesta es variable. Pues dependerá de lo que desees hacer, tu presupuesto y lo que necesitas para funcionar. Sí, puedes hacer una web tú mismo, pero si no cuentas con los conocimientos necesarios, los resultados no serán brillantes y el empleo de tiempo será alto. Dejarlo en manos de profesionales es la mejor opción. ¿Cuánto de he de pagar por tener una web?

Cómo proteger tu empresa del secuestro de datos

¿Necesito una web?

Es evidente que cualquier negocio, y más si desarrolla su actividad de forma online, necesita una web, Por presencia y por tener un espacio. Una web se perfila como algo obligatorio. No tenerla te pone en posición de desventaja con respecto a los competidores. Además, ya no hay excusas para no tenerla, porque hacer una web es un proceso que se ha simplificado mucho. Por una inversión razonable se puede tener una web que cumpla con todos los requisitos actuales.

¿Qué debe tener mi web?

Esto es como el famoso refrán, «cuánta más azúcar, más dulce». Puedes llegar a completarla tanto como desees, pero si ponemos los pies en el suelo, hay que adaptar tu web a tus necesidades reales. No necesita la misma página quien tenga un e-commerce, que quien desee solo una página tipo landing para decir que tiene presencia. De ahí se derivarán las diferencias de precios. Tal y como veremos ahora, hay quien puede pagar 1000 euros por una web y otro el triple. Y ambos estarían pagando un precio justo.

¿Cuánto me va a costar que me hagan la web?

El precio de una web varía dependiendo de muchos factores. Cuanto más compleja sea, más hemos de pagar por ella. Si ha de tener una pasarela de pago y registro por parte de los usuarios, será mucho más cara que una web que únicamente muestre información. Lo que se ha de tener presente es que hay que pagarlo el trabajo de quien se encargue de diseñarla y ponerla en marcha.

Si nuestros requerimientos son pocos o mínimos, siempre tienes la posibilidad de utilizar WordPress, un CMS que ofrece muchísimas plantillas gratuitas y que dan un buen resultado. Incluso cuentas con otras de pago y que por un precio razonable pueden servir. Pero ya se sabe, hacerlo por sí mismo es una gran satisfacción personal, pero nos va a llevar mucho tiempo si lo vamos complicando todo. A la hora de crear una web es normal que se nos vayan apeteciendo plug-ins y funcionalidades. Y no saber emplearlas o implementarlas siempre es frustrante.

Si cuentas con una web ya hecha, siempre puedes solicitar a un diseñador web que le dé un buen repaso y la ponga al día. Ten presente que en Internet todo ocurre muy rápido y lo que hasta hace un par de años era un diseño espectacular, puede haber pasado de moda con el tiempo. El único problema de contar con alguien externo es que hay que pagarle. Y ya se sabe, eso siempre duele. Pero, y nos ponemos serios, es necesario para poder estar al día y nunca se trata de un dinero perdido.

4 cosas que no deberías hacer en LinkedIn de cara a conseguir ventas

Es posible encontrar un precio razonable a nuestras necesidades reales. No se necesita una web espectacular, tu objetivo es el de tener una web que cumpla con lo que necesitas y que ofrezca una buena experiencia a quien te visite, nada más. No va a tener el mismo precio una web desarrollada a partir de una plantilla, será económica, que algo totalmente personalizado. Aquí podemos hablar de precios superiores y que pueden ser de más de 2 o 3 mil euros. Es tu decisión saber qué quieres hacer y los medios con los que cuentas.

En todo caso, el gobierno ha puesto en marcha el 15 de marzo de 2022 el denominado Kit Digital para pymes y autónomos. Es una gran ayuda a la hora de tener una web o actualizarla. Se trata de un bono de hasta 12.000 euros y que tiene como objetivo favorecer la digitalización de las empresas. Estos bonos van a cargo de los fondos NextGenerationEU dela Unión Europea. Puedes inscribirte en la página acelera pyme y entrar en la convocatoria para conseguir el bono. Una vez que lo tienes, una empresa adscrita se encargará de atender tus necesidades y emplear ese dinero en hacer o reformas la web. La cuantía mínima son 2000 euros y la máxima, 12.000.

¿Y luego qué?

Una vez que la web está hecha y funciona, toca ir actualizándola y manteniéndola. Quizás necesites un creador de contenido, si tienes un blog o que quien te la ha diseñado se encargue de tenerla al día, hacer que los plug-ins, funcionen, las copias de seguridad... Quedar fuera de juego es sencillo a medida que pase el tiempo, por lo que a inversión ha de ser constante. Pero no cabe duda que se trata de un dinero bien empleado. Que en pleno siglo XXI, el 70% de las pymes españolas no tenga una web, es una cifra que invita a ala reflexión.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti